Pagina principal > Series > BLACK MIRROR: espejito, espejito ¿quién tiene más seguidores?

BLACK MIRROR: espejito, espejito ¿quién tiene más seguidores?

black-mirror-portadaHablar de Black Mirror es hablar de una serie que, desde el mismo momento de su estreno, allá por el 2011, se ha convertido en una obra de culto.

La ficción propuesta por un tal Charlie Brooker nos dejó a todos medio traumatizados con aquel primer capítulo en el que el primer ministro del Reino Unido era chantajeado para tener relaciones sexuales con un cerdo en la televisión pública. Y no es que no estuviéramos acostumbrados a los shows televisivos de contenido adulto y explícito (Los soprano, The Wire y Breaking Bad ya eran bastante conocidas) pero la extraña mezcla de ciencia ficción, distopía tecnológica y crítica social que Black Mirror ofrecía nos pilló completamente desprevenidos.

Seguramente habrá alguno de vosotros que os estaréis preguntando qué demonios es Black Mirror, pero tranquilos, que si sois de los que no tenían ni idea de la existencia de la serie hasta este mismo momento podéis leer esta reseña sin miedo, que no contiene spoilers.

La serie funciona de manera similar a como suelen hacerlo las miniseries, teniendo tan solo tres capítulos por temporada los cuales, si bien no están relacionados entre sí (al menos de forma directa) sí que giran en torno a un mismo tema central de manera constante: la tecnología y la influencia que tiene sobre los seres humanos.

#BlackMirror explora la influencia de la tecnología en el hombre Clic para tuitear

Cada capítulo sigue una trama completamente independiente y funciona casi como un corto, con su planteamiento, su desarrollo y una conclusión que casi siempre suele contar con algún giro de guión o alguna sorpresa que nos deja alucinados.

No voy a entrar en detalles en cuanto al argumento de los capítulos se refiere, ya que descubrir de que trata cada uno y la manera en la que se desarrollan los acontecimientos del mismo es parte de la gracia de la serie y vale la pena descubrirlo por uno mismo.

black-mirror-generacion-friki-texto-1
Redes sociales, almacenamiento de recuerdos, videojuegos… la serie se atreve con todo tipo de temas, ya sean actuales o ficticios.

La ambientación de los capítulos es variada y nos podemos encontrar con algunos ambientados en la época actual y con otros que transcurren en unos cuantos años en el futuro, desde solo unas décadas a lo que parecen ser muchos más. Este apartado resulta ser uno de los más creíbles de la serie que, al girar en torno a la tecnología, es capaz de hacer unas predicciones tan fantasiosas como creíbles, y a ninguno nos parecería demasiado extraño ninguno de los escenarios futuros que se nos plantean.

Sátira y sensacionalismo

A la hora de hablar del tono de la serie, hay que decir que nos encontramos ante un producto que a primera vista parece terriblemente serio y crítico, pero que en ocasiones se atreve a salir de sus propios límites, coqueteando con la sátira y divirtiéndonos con un sentido del humor (negro) muy particular (algo que varía dependiendo del capítulo), cosa que se agradece y que hace ciertos episodios mucho más divertidos y llevaderos.

Uno de los puntos más llamativos de la serie es el tono de crítica social con el que están impregnados todos los capítulos. Ya he dicho que esta crítica se centra principalmente en la relación tecnología-hombre (aunque también se atreve con otros temas) pero llama mucho la atención que no se caiga en lo fácil y se demonicen sin más las nuevas tecnologías.

Y es que Black Mirror es una serie plagada de matices donde en ningún momento se puede dar nada por sentado. Aquí no hay buenos ni malos, las cosas no son tan sencillas, y las acciones de los personajes no se limitan a ser blancas o negras sino que se mueven en una gran variedad de tonos grises, por lo que es el propio espectador el que decide si lo que está viendo lo parece bien o no. La tecnología no se nos presenta como algo maligno y decadente, sino como una herramienta increíblemente versátil al servicio de seres que son capaces tanto de lo mejor como de lo peor. ¿Saca la tecnología lo peor de nosotros mismos o es simplemente una medio que nos permite mostrarnos como realmente somos?.

black-mirror-generacion-friki-texto-3
La famosa escena del cerdo es lo que llamó la atención de muchos en primer lugar y, si bien no muestran nada de forma explícita (y menos mal) es algo que no resulta nada fácil de olvidar, muy desagradable.

Quizás porque el espectador se está insensibilizando con cada obra que se presenta por televisión que las productoras apuesten por mostrar escenas sensacionalistas en sus series y programas. Con Black Mirrow no se podría negar que también fuese el objetivo, pero sería igual de injusto decir que la serie busca desde el minuto uno de su primer capítulo el sensacionalismo. En este caso se trata de un sensacionalismo al servicio de la serie, no tanto (que también) de un intento de los guionistas por captar audiencias. En este caso debemos contar con que es un elemento más de la serie y encaja perfectamente con lo que ésta desea transmitir.

Interpretaciones y Aspectos técnicos

Nos encontramos ante un producto que está a la altura de lo que se espera de algo de esta categoría, pero que tampoco destaca por encima de la media de manera especialmente llamativa. Todos los actores cumplen (veremos en pantalla a Jerome Flynn, Rory Kinnear, Toby Kebbell, Michael Kelly) y algunos, como Daniel Kaluuya, cuentan con actuaciones realmente destacables que, si bien no son de 10, sí que son todo un ejemplo de cómo se puede conseguir empatizar con el espectador con apenas una hora de tiempo en pantalla.

black-mirror-generacion-friki-texto-2
Black Mirror no se corta ni un pelo a la hora de mostrar escenas perturbadoras o violentas. Atentos al episodio “oso blanco” que es una movida impresionante.

En lo técnico nos encontramos ante una serie sobresaliente, con planos muy inspirados y con una calidad de fotografía absolutamente genial, con un buen uso de la música y de los escenarios en cada toma. En este sentido, destaca la omnipresencia de la alegoría del “espejo negro” (black mirror en ingles) en lo que es una referencia más que evidente a las pantallas de los dispositivos multimedia (televisiones, ordenadores, smartphones…) y que, pese a su sutileza, llega a dar un poco de mal rollo en algunas ocasiones.

Objetivo y Resumen

Black Mirror es una de esas series que se convierten en clásicos desde el mismo momento de su aparición. Es un producto trascendente, muy bien pensado y que invita a la reflexión como pocos lo consiguen a la vez que pretenden causar impacto. Éste es el verdadero doble objetivo de la serie y a ello ayuda que cada capítulo dé vueltas hasta dejar con una sensación incómoda y extraña que sí, funciona, y acaba siendo su seña de identidad.

Todo está increíblemente cuidado y se encuentra a un gran nivel, por lo que se me ocurren muy pocas razones para no recomendarla, apenas hemos comenzado la tercera temporada y se mantiene en su estilo. Es una serie que todo el mundo disfrutará y que, gracias a contar con capítulos independientes y autoconclusivos, se puede ver en cualquier orden, muy recomendable.

Black Mirror

Black Mirror
90

NOTA

9/10

    Destaca en:

    • Que cada capítulo sea único y diferente
    • La forma en la que se critica la relación hombre-tecnología, sin caer en clichés e invitando a la reflexión
    • El apartado técnico es una maravilla

    Podría mejorar:

    • Si bien todos los capítulos son de gran calidad es más que evidente que algunos son mejores que otros y puedo variar el interés que despierten en el espectador
    • ¿La recordaremos como

    About Mr. Thanos

    Mr. Thanos nació con un sable láser en una mano y el guantelete del infinito en la otra, adora el cine, los libros, comics , videojuegos, mangas y animes, si son gore mejor. Es recomendable no darle de comer a partir de las 12

    También te puede interesar:

    STAR TREK DISCOVERY: ¿has pensado alguna vez en aprender Klingon?

    Star Trek Discovery nos descubre el universo de Gene Roddenberry adaptado al siglo XXI con el conflicto Klingon en ebullición.

    LA CARTA 44: un misterio más allá de nuestro alcance.

    Stephen Blades, el nuevo presidente de estados unidos, tendrá que lidiar con un acontecimiento nunca antes visto por la especie humana, la confirmación de vida inteligente más allá de nuestro planeta. Con este descubrimiento un grupo de científicos se adentrará en el basto universo para desentrañar los misterios que encierran estas nuevas formas de vida inteligente.

    Deja un comentario