Pagina principal > Libros > EL COLOR DE LA MAGIA: y así comienza la historia de MundoDisco

EL COLOR DE LA MAGIA: y así comienza la historia de MundoDisco

El-color-de-la-magia-PORTADAAdmitamos que esperaba algo más glorioso del primer libro con el que Terry Pratchett dio comienzo a su saga de MundoDisco. Digamos que “El color de la magia” sencillamente no me ha impresionado. Y no es que yo sea difícil de impresionar; en lo que toca a libros de fantasía puedo leer lo que caiga en mis manos. Sin duda es infinitamente mejor que libros que ahora están de moda como “El gremio de los magos” de Trudi Canavan o “El nombre del viento” de Patrick Rothfuss, pero quizás el hype me ha jugado una mala pasada y me esperaba una destornillante historia (no en vano hablan de Terry Pratchett como un mago del humor) y me he encontrado con un denso cuento con una estructura demasiado confusa y una historia demasiado superficial como para ser considerada una obra maestra.

Quizás pasa un poco como con esas películas que admitimos que son malas, pero que conservamos en el recuerdo con mucho cariño. Me paro a pensar en “El color de la magia” y pienso que fue el primer intento de Terry Pratchett y, que sin duda, le salió bien la jugada.  Los libros que intentan parodiar otras historias (en este caso “Dungeons and Dragons“) y homenajear a otros autores (también en este caso, a Tolkien, Lovecraft, Leiber, etc), no suelen salir bien parados, pero es posible que si eres inglés rápidamente captes la ironía o el sarcasmo. Aquí en España la cosa no funciona igual.

Aviso, si no has leído mucho sobre fantasía y ciencia ficción no pillarás ni un chiste.

Libros (o sus películas) como “La historia interminable” mantienen nuestro nivel de fantasía y locura lo suficientemente bien atada para que puedas soñar sin pensar que te están tomando el pelo. Libros como “La guía del autoestopista galáctico” o “El tocador de señoras” hacen uso del humor absurdo de manera brillante mientras cuentan una historia que, por su buen hacer, podría ser plausible y que transcurre de forma fluida. “El color de la magia” falla tanto a nivel de fantasía por su estructura de historias cortas poco hiladas que nos dificultan la inmersión en el libro, como a nivel de humor, haciendo que su ya sobada idea me resulte aún más sosa.

Y es que la idea es muy simple: una “road movie” en la que un pseudo-mago, Rincewind, hace de niñera por MundoDisco de DosFlores, un turista de un país privilegiado decidido a correr aventuras y que empieza por la ciudad con peor reputación de todo MundoDisco: Ankh-Morpork. Todo le parece pintoresco, y todo le parece a la vez normal, por lo que el pobre Rincewind, encarnación del típico asustadizo personaje de novela, va dando brincos de escenario en escenario intentando que su cliente no le meta en demasiados fregados.

El-color-de-la-magia-MundoDisco-Texto-1
Sí, es una tarta, pero aquí tenéis a la Gran Tortuga A´Tuin con los 4 elefantes (Berilia, Tubul, Gran T´Phon y Jerakeen) sosteniendo el peso del MundoDisco.

A estas alturas del artículo ya siento las oleadas de fans de MundoDisco echándose sobre mí, pero aprendí hace tiempo que cuando se toca algo perteneciente a la cultura friki, amado por todos, vilipendiarlo no es una buena idea. Pero yo lo considero justo. No nos metemos con “Star Wars“, tampoco con “El señor de los anillos” (oh, espera, con las pelis de “El hobbit” nos hemos cebado, y mucho), pero yo opino que al César, lo que es del César, y a mí, “El color de la magia” me ha decepcionado un poco.

Por supuesto, sólo es el principio de mi andadura por este planeta plano sostenido por una tortuga gigante y cuatro elefantes (sí, no sé quienes quisieron, con semejante comienzo, llamarlo “ciencia ficción”) así que estoy segura de que Terry Pratchett conseguirá emocionarme (ya digo que no es taaan difícil) y engancharme a las estrafalarias aventuras en las que, ciertamente, hay una gran profusión de personajes con características muy interesantes. El troll de agua, los dragones de imaginación, la existencia del octarino como color básico, esa Muerte tan personalizada…son personajes que merece la pena conocer dándole, a nuestra propia imaginación, alas.

Y el que no la tenga se puede ver la miniserie de 2008. Estaba claro que hacer una película era una buena idea puesto el libro parece hecho para ello.

Por supuesto, no se puede negar que “El color de la magia” tiene cosas buenas. Ese mismo detalle de parodia que dificulta nuestra lectura es el mismo que se usa para dar pie a las situaciones que ya conocemos (ladrones de guante blanco, espadas mágicas, dragones, magia por todas partes, la Muerte como elemento cómico…) y darles una vuelta de tuerca, haciendo que resulten muy originales. Un mago que sólo se sabe un hechizo, el cual ni siquiera recuerda, es algo muy vistoso, y un héroe como Hrun el Bárbaro que ofrece sus servicios a cambio de fotos hace gracia sí o sí.

En fin, “El color de la magia” vaticina una saga (mis pobres bolsillos, 30 volúmenes…) que sin duda merecerá que la leamos y disfrutemos con ella. MundoDisco es raro, original, absurdo, divertido, y seguro que tendremos de todo ello cuando ataquemos la segunda parte, “La luz fantástica“.

6 Stars (6 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

SOMBRAS DE GUERRA: La guerra contra Sauron… y las microtransacciones

Sombras de Guerra destaca como uno de los lanzamientos de acción más interesantes del año y que, a pesar de contar con una historia casi anecdótica y un gameplay centrado casi por completo en la acción, ofrece al jugador una experiencia dinámica y adictiva llena de cosas por hacer.

EL MEJOR HUMOR DEL MES: memes y tontunas (LXIII)

El Mejor Humor del Mes llega con muchos chistes con temática friki con El Señor de los Anillos, Power Rangers, Harry Potter, Leónidas y sus 300, Juego de Tronos y Batman como platos fuertes.

Deja un comentario