Pagina principal > Cine > MALÉFICA MAESTRA DEL MAL: los cuentos requieren tener algo que contar.

MALÉFICA MAESTRA DEL MAL: los cuentos requieren tener algo que contar.

Como hacemos muchos, antes de ir al cine a ver Maléfica 2 Maestra del Mal (sí, sí, Disney casi presumiendo de títulos grandilocuentes y casposos), me visioné la primera parte, del año 2014, en busca de refrescar la memoria, no tanto del argumento, sino de mis impresiones generales. Para mi sorpresa, una película que recordaba como mediocre, pero entretenida, me resultó insípida, infantiloide, sin nada que contar y…no, la actuación de Angelina Jolie me siguió pareciendo tan afectada e insufrible como recordaba.

Menos CGI y más historia, por favor.

Con estas impresiones sobre Maléfica, y con esa tonadilla de «segundas partes nunca fueron buenas» en la cabeza, Maléfica Maestra del Mal, a la que a partir de ahora me referiré como Maléfica 2, para no entrar en conato de vómito, se presentaba más como un mal trámite a pasar que como a película a disfrutar en el cine. Y pese a que esta secuela no puede arreglar los desastres de la primera parte, tuve la grata sorpresa de descubrir que Maléfica 2 sí que ofrecía una historia que, aun con sus agujeros argumentales y su fantasía propia de las películas de hace 40 años, era entretenida, tenía buen ritmo y, en general, tenía algo («algo») que contar.

Malefica-2-Maestra-del-Mal-Generacion-Friki-Texto-1
Nuestro lugar en el mundo también parte por encontrar una familia.

Maléfica 2 se sitúa 5 años después de los hechos acaecidos en la primera parte. Aquellos que conocen la historia de La Bella Durmiente (que seremos casi todos, ya sea la de los hermanos Grimm o la de la propia Disney) más o menos se pueden imaginar por dónde van los tiros: todo terminó bien y Aurora goza del afecto de cuantos la rodean.

Sin embargo, desligándose de la historia que todos conocemos, Aurora y Maléfica han cultivado una estrecha amistad como ahijada y madrina, siendo la primera Reina de las Ciénagas y la segunda viviendo como de costumbre apartada del mundo con la única compañía de su cuervo Diaval (Sam Riley).

Todo esto cambia cuando Aurora (Elle Fanning) y Phillip (Harris Dickinson) se prometen en matrimonio y toca conocer a las familias políticas. El rey Josephref de Ulstead (Robert Lindsay) resulta ser un bondadoso padre, encantado de que su hijo sea feliz y que, de paso, los reinos se junten por fin, mientras que la reina Ingrith (Michelle Pfeiffer), en una actuación que, de tan sobreactuada y plana no engaña a nadie, desea la guerra con las Ciénagas para apoderarse de ellas e intenta separar a Aurora de Maléfica, malmetiendo entre ambas.

Dado que esto es un cuento fácil, pronto la reina consigue sus propósitos y Maléfica, humillada, es gravemente herida, siendo salvada en deux ex machina por ¡sorpresa! Conall (Chiwetel Ejiofor), un hada macho, las criaturas llamadas Dark Fae, para descubrir que hay muchos como ella en la clandestinidad (entre los que destaca el belicoso Borra, interpretado por Ed Skrein). Hora de analizar nuestras alianzas y nuestro verdadero lugar en el mundo.

Malefica-2-Maestra-del-Mal-Generacion-Friki-Texto-2
Esto es una agradable comida familiar.

Este extenso e inusual resumen por mi parte no es exactamente un spoiler de un film cuyo atractivo no reside en las sorpresas del guion (no sé en qué reside, pero seguro que en el guion no), sino una forma de haceros llegar por dónde quiere ir Maléfica 2 con su argumento.

Si en la primera parte nos contaba una historia alternativa en la que Maléfica no era la mala de la película (ahí residía el atractivo del film, en olvidarnos de los villanos de Disney como seres simple y llanamente malvados, para mostrar seres de carne y hueso con su humanidad, pecados y virtudes), en esta segunda parte inciden en temas como el encontrar nuestro lugar, dónde residen nuestras lealtades y el valor de la amistad y el amor fraternal. 

Lo cierto es que, para contarnos todas estas ideas, se utilizan recursos fáciles, se acuden a emociones básicas y a actuaciones muy planas. Y aunque la sensación de película facilona no deja de estar ahí, no dejan de ser efectivas, puesto que la cinta goza de buen ritmo, suple los diálogos insustanciales con escenas de acción y, cuando todo falla, muestra unos efectos especiales nada desdeñables, aunque algo artificiales, llegando a saturarnos de CGI.

En este sentido, el universo mágico creado en la primera parte, de gran belleza visual, se siente aumentado en la secuela con la creación de nuevos escenarios, vestuario, criaturas fantásticas y, ¡oh, sorpresa! una batalla donde las incongruencias narrativas se ven suplidas por un despliegue de color, sonido y acción bastante agradables.

Malefica-2-Maestra-del-Mal-Generacion-Friki-Texto-3
En esta segunda parte se amplian dos cosas: el CGI y el vestuario de Maléfica.

Quizás ya me estoy haciendo mayor para encontrarme con películas como Maléfica Maestra del Maluna película con un tono adulto, pero que indudablemente está dirigida a niños en cuanto a ejecución, trama y guion se refiere. Me indigna bastante que Disney siga queriendo tomar el pelo a sus espectadores con películas de este calibre, usando a actores de prestigio como reclamo y olvidándose de que los efectos especiales no lo son todo. Es cierto que tiene su mérito querer mostrar una historia diferente con un villano clásico, dándole pasado, trasfondo y emociones complejas, pero no se trata de nada que su «homólogo oriental», el estudio Ghibli, no lleve haciendo desde hace eones. Disney ya dio su pasito con Frozen en animación y puede que ahora lo esté haciendo con Maléfica, pero se olvida de que no sólo hay que tener una buena idea, sino que hay que saber cómo ejecutarla.

Maestra del Mal

5.5

NOTA GLOBAL

5.5/10

Destaca en:

  • Es entretenida y con buen ritmo
  • Efectos especiales decentes
  • Un bello mundo de fantasía

Podría mejorar:

  • Actuaciones planas y sin gracia
  • Deux ex machina, errores argumentales y contradicciones
  • La historia no cuenta nada
  • Se basa demasiado en el CGI
  • Repite los errores de la primera entrega.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

ZOMBIELAND 2: valió la pena la espera.

Zombieland 2 ha demostrado que 10 años después sigue funcionando la misma fórmula inofensiva y simpática de humor + gore + personajes disfuncionales cuando los juntas para hacer frente a los zombies.

PREDICADOR: hay que revisar ese sueño americano.

Preacher es un cómic que puedes ver entonces con una doble intencionalidad: simplemente disfrutar de la locura de masacre y surrealismo con algunos toques de amor y amistad, o buscar un sentido algo más profundo (el que expongo en el artículo). Si tienes suerte, podrás hacer ambas a la vez y seguir siendo ser humano feliz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.