Pagina principal > Juegos > WILDSTAR: Otro clon de World Of Warcraft… ¿o algo más?

WILDSTAR: Otro clon de World Of Warcraft… ¿o algo más?

Wildstar

Como ya decíamos el otro día, el género del MMO está sobrecargado, lleno de morralla free-to-play y de un montón de intentos (unos con más éxito que otros), de suplantar al rey de reyes del género, “World Of Warcraft“. Para engrosar la lista a aspirante al trono llega “Wildstar“, la nueva apuesta de Carbine Studios, con la gigantesca NCsoft como mecenas.

Wildstar” no sorprende en nada, salvo quizás en su sistema de combate, ya que podemos encontrar juegos del mismo género que mejoran a “Wildstar” en muchos aspectos, pero que fallan estrepitosamente en otros. Sin embargo, la grandeza de “Wildstar“, como la de WOW en su tiempo, no se encuentra en las cosas que hace bien, que son muchas, sino en que no hace nada mal.

Los chicos de Carbine no se han calentado mucho la cabeza; han cogido el estilo cartoon de WOW y lo han adaptado a los tiempos que corren dándole un toque futurista e interplanetario. El resultado es muy efectivo, consiguiendo un juego bonito que en sus niveles de detalle bajo corre en casi cualquier equipo y que en su modalidad de detalle alto y ultra ofrece un espectáculo visual muy resultón. Sin embargo sus hermanos “Guild Wars 2” y  “Tera” (también de NCsoft) gráficamente le pasan la mano por la cara sin despeinarse. Cierto es que el estilo artístico de los títulos no tiene nada que ver, pero si hablamos puramente de efectos gráficos, shaders y demás tecnicismos “Wildstar” se queda bastante por detrás. Suponemos, como hemos dicho antes, que es una cuestión de rendimiento intentando abarcar a la mayor cantidad de usuarios posibles.

Para ser justos, donde “Wildstar” destaca, debutando de una manera impecable, es en su contenido. Pocos o ningún MMO pueden presumir en su lanzamiento de ofrecer tanto como ofrece “Wildstar“, tan pulido, tan variado y tan bien presentado. De hecho, juegos que hoy cuentan en su haber con varias expansiones no alcanzan el contenido de “Wildstar” el día de su lanzamiento.

PVP, Battlegrounds, mazmorras, raids… todo lo que se puede pedir a un juego de estas características y mucho más lo tenemos en “Wildstar“, siendo este el único juego de su categoría que de lanzamiento ofrece lujos como el Housing: la posibilidad de tener nuestra propia casa y adornarla a nuestro antojo, recibiendo además bonificaciones en las estadísticas de nuestro personaje. O Battleplots, una suerte de Battlegrounds en los que tendremos un tiempo extra antes de cada ronda para fabricar y fortificar nuestra propia base colocando trampas, empalizadas, torretas y un montón de artilugios.

WildStar
Los que hayáis jugado a WOW encontrareis similitudes…

Subir de nivel en “Wildstar” no es fácil, podemos hacerlo hasta el nivel 50 y para que os hagáis una idea subir hasta el 15 no nos costará menos de 25 horas. Las quest son las típicas del género; mata x bichos, tráeme esto, habla con aquel, recolecta x cosas… sin embargo el juego logra hacerse entretenido gracias al sobresaliente sistema de combate.

Cada vez que ejecutamos una habilidad con nuestro personaje en el suelo se imprimirá una plantilla con su radio de alcance; igual para nuestros enemigos, de tal manera que el juego nos fuerza a movernos para salir de las plantillas de nuestros atacantes si queremos evitar el golpe y a apuntar bien si queremos alcanzar al objetivo con el nuestro. Esta mecánica le da muchísima alegría al juego, haciendo de cada combate algo interesante y dándonos la posibilidad de tumbar enemigos de mucho más nivel que el nuestro si somos lo suficientemente hábiles. También abre un nuevo abanico de posibilidades en cuanto a la variedad de ataques y de rutinas con las que nos enfrentaremos en los jefes de las mazmorras y raids, haciéndolo todo más difícil y divertido.

Wildstar” es un juego redondo, no adolece de bugs graves ni de horribles colas para acceder a sus servidores, ofrece una cantidad inmensa de contenido y tiene un sistema de combate muy divertido, de los mejores. Sin embargo huele demasiado a “World of Warcraft“; las mecánicas de quest, mazmorras, planteamiento de los escenarios, interface… todo nos resulta demasiado familiar. No es que “Wildstar” se inspire en Wow, es que hay cosas que directamente las copia.

Y aquí viene la gran tara: Si has estado jugando a WOW durante años y quieres algo diferente en “Wildstar” no lo vas a encontrar, es demasiado más de lo mismo en todos sus apartados como para no resultar demasiado familiar. Como hijos del mismo padre pero de distinta madre, “Wildstar” y WOW tienen demasiadas cosas en común como para negar que de un modo u otro son familia.

Si disfrutaste con “World Of Warcraft” y lo que quieres es una puesta al día del juego que te ha robado la vida durante años quizás “Wildstar” sea tu sitio,; eso sí, asegúrate antes de partir de que llevas un diccionario de inglés en la maleta, pues el juego de Carbine está totalmente en inglés.

Como tercera e improbable opción, si nunca has jugado a “World of Warcraft” y tus conocimientos de inglés son aceptables puede que encuentres en “Wildstar” un sitio ideal en el que pasar las calurosas tardes de verano.

7 Stars (7 / 10)

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

LA DEBACLE DE SONIC: Let it go, Sega, let it go…  

Fueron unos años llenos de gloria, en los que Sega y Sonic, por un momento, tocaron el cielo. Las peleas de patio de colegio sobre quién era más fuerte, si Superman o Spiderman, cambiaron a Mario y Sonic, si a tu vecino le regalaban una Súper Nintendo por su primera comunión y tú tenias una Megadrive, automáticamente quedaba expulsado de tu círculo de amistades, por hereje y por fan de Mario. Por supuesto, él pensaba lo mismo de ti, como no podía ser de otra forma.

PERSONA 5: cómo robar un corazón

Persona 5 es una obra cumbre en su género, un ejemplo de cómo debe de ser un buen videojuego y de cómo de bien pueden salir las cosas incluso con un apartado técnico discreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *