Pagina principal > Juegos > TRAVIS STRIKES AGAIN: NO MORE HEROES. El Deadpool de los videojuegos golpea de nuevo

TRAVIS STRIKES AGAIN: NO MORE HEROES. El Deadpool de los videojuegos golpea de nuevo

9 años ha esperado el bueno de Goichi Suda para retomar el mundo de No More Heroes. Creador de juegos de culto como Killer 7 o Lollipop Chainsaw entre otros, el apodado SUDA51 nos entrega una nueva iteración de la saga. Sin embargo, esta no es una secuela al uso, y tampoco lo intenta (de ahí la falta de numeración y la diferencia de título) ¿Pero logra este juego saciar nuestras ansias de No More Heroes? ¿Hay algo para el jugador que entra de nuevas?

La excusa

La historia nos sitúa 7 años después de los hechos acontecidos en No More Heroes 2: Desperate Struggle. Travis Touchdown, ex asesino profesional algo pervertido, otaku, fan de la lucha libre y experto en el manejo de katanas de luz (por nombrar algunas de sus aficiones), disfruta de un merecido retiro espiritual apartado de la sociedad. Pero no por mucho tiempo: Badman entra en escena dispuesto a vengar a su hija Bad Girl, asesinada por Travis en su ascenso al puesto número uno dentro de la “United Assassins Association”. Pero no sólo eso: trae consigo un cartucho de la legendaria consola “Death Drive MK-II”, con tan mala fortuna que, en el intercambio de golpes, la consola se activa y absorbe a los dos contendientes. Atrapados en un mundo de videojuegos y forzados a colaborar, los dos tendrán que encontrar una manera de escapar y volver al mundo real…

Travis-Strikes-Again-Generacion-Friki-Texto-1
La trama se narra en interminables conversaciones de texto como esta. Avisados quedáis…

Sí, el argumento es un disparate, un mero pretexto para colarnos las 7 fases en las que se divide el juego. Además, no se prodigan demasiado en explicaciones del pasado de Travis y se da por sentado que estamos familiarizados con la trama hasta ahora. No es necesario conocerla para entender el “argumento”, pero sí nos perderemos más de una referencia. Y es que, si existe algún juego autorreferencial y plagado de guiños a la cultura pop, es este. No revelaremos más, puesto que ya os adelantamos que descubrirlos es lo más disfrutable del título.

El juego

El “beat em up” es aquí la base jugable, como en el resto de juegos protagonizados por Travis. En esta ocasión, se han simplificado los controles para que pueda jugarse con sólo un joy-con (permitiendo así el modo cooperativo con dos de ellos). Por el camino perdemos combos, finishers y llaves de lucha libre que en juegos anteriores daban variedad al sistema, y se queda cierto tufillo a “machaca-botones”. Para paliar esto, cada fase introduce (con mayor o menor éxito) una mecánica jugable que aporta algo de variedad. Por ejemplo, en una debemos girar piezas del escenario hasta que formemos un camino que nos permita llegar a la salida, y en otra participamos en una carrera de motos al estilo Tron. Sin embargo, esto no evita del todo que el juego se haga algo repetitivo, y los jefes no son tan carismáticos y divertidos como en ocasiones anteriores.

Travis-Strikes-Again-Generacion-Friki-Texto-2
Este cartucho no estaba dentro de un cofre…

El Unreal Engine le sienta bien al juego, aunque sin grandes alardes técnicos. Los personajes están bien representados, aunque la vista cenital no permite mucho detalle. Los escenarios a veces también pecan de demasiada sencillez (aunque se lo podemos achacar a que la mayoría de la acción transcurre en juegos que emulan la estética de hace años). El apartado sonoro es correcto, con algunas melodías francamente memorables.

El alma

En general, el juego tiene grandes altibajos y transmite la sensación de que no está pulido, ya sea por falta de dinero, tiempo, o los dos. Pero entonces, ¿qué es lo que hace a este juego merecedor de tu dinero? Si existe algo como el “videojuego de autor”, este es uno de ellos. El sello de SUDA51 está por todos lados. Pese a que se echa en falta la ultra violencia de las dos primeras partes (ya que aquí no matamos humanos, si no “bugs” de juegos), sí que vamos a encontrar el resto de señas de identidad. Los personajes rompen la cuarta pared constantemente, Travis sigue tan canalla y socarrón como siempre, situaciones de humor absurdo que rozan el surrealismo, discursos metafísicos sobre la naturaleza del ser humano y la muerte antes de enfrentarnos al jefe de turno…

Travis-Strikes-Again-Generacion-Friki-Texto-3
¿Eres tú, Agente Cooper?

Es un juego al que odias por esa sección plataformera tan mal implementada y plagada de bugs (de los de verdad, no de los enemigos del juego), y minutos después amas debido a esa fase que consiste en un gigantesco tributo a tu juego “indie” preferido. Así hasta que lo has terminado y recuerdas por qué necesitas una secuela numerada cuanto antes.

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles entre 3 y 8 días antes del lanzamiento del juego.

Travis Strikes Again: No More Heroes tiene un promedio de 6.7 en Metacritic otorgado por la prensa y un 7.8 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 8.0

3DJuegos: 6.5

Vandal: 6.8

Prensa internacional:

IGN: 6.0

Edge Magazine: 5.0

Destructoid: 7.0

¿Qué dice Generación Friki?

Puede que Travis Strikes Again: No More Heroes no sea la tercera parte que estabas esperando. Es, eso sí, una carta de amor a los juegos indies, a la cultura basura y a Travis Touchdown. Algo irregular pero disfrutable si sabes perdonar sus fallos, y un buen aperitivo para una nueva entrega de pleno derecho. Si eres nuevo en No More Heroes y tienes una Nintendo Switch, dale una oportunidad y prepárate para un mundo extraño.

Travis Strikes Again: No More Heroes

7.5

NOTA

7.5/10

Destaca en:

  • Las continuas referencias, parodias, etc.
  • El carisma de Travis.

Podría mejorar:

  • No está todo lo pulido que debería.
  • Se hace repetitivo

About Juan Belmonte Lorenzo

Juan Belmonte AKA "Snufkin", hombre de intereses extravagantes y gustos adquiridos. Le gusta todo lo nerd, pero hay varias líneas que no piensa cruzar: el rol en vivo, los bailes del Fortnite y ver otra película de Jafar Panahi.

También te puede interesar:

DO NOT FEED THE MONKEYS: el simulador de la vieja del visillo

Lo más interesante de Do not feed the monkeys es la toma de decisiones constante a la que te somete. Y es que en tu posición de Dios-boyeaur influyes de manera pasiva (a través de las herramientas que te ofrece el juego) en las decisiones de los personajes, pudiendo elegir entre el Bien y el Mal de manera muy clara.

GRIS: la belleza sí está en el exterior

GRIS, en sus 3 horas de juego, es toda una experiencia para los sentidos. Evocador, triste y hermoso, disfrutaréis recorriendo este mundo diseñado y animado a mano con delicadeza y meticulosidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.