Pagina principal > Juegos > THE DIVISION: del downgrade al hype hay una línea muy delgada

THE DIVISION: del downgrade al hype hay una línea muy delgada

The-Division-portada

Hace ya más de un año, cuando “Destiny“, la obra de Bungie, hacía su aparición en el mercado, que dije que marcaría un antes y un después en el mundo de los shooters, y que después de ese juego vendrían muchos más siguiendo su estela (que de por sí no era única, sino una adaptación del RPG estilo “Diablo” al shooter contemporáneo). Pues bien, como muchos en la prensa han dicho ya,The Division“es un juego “estilo Destiny”.

El juego de Ubisoft nos transporta a una Nueva York Pre navideña en la que se ha sucedido una terrible pandemia que ha acabado con casi toda la población de la isla, que ha sido puesta en cuarentena. Para resolver todo este desaguisado se han enviado agentes de “The Division” a la isla de Manhattan que deberán esclarecer lo sucedido, buscar culpables y hacer de la isla, ahora un lugar sin ley dominado por las bandas, otra vez un sitio en el que se pueda vivir.

Con esta premisa “The Division” se presenta como un juego de acción de mundo abierto (aunque en esta generación lo raro sería que no lo fuese) con fuertes influencias de RPG online, de esos en los que hay que repetir muchas veces una misión, “farmear” y tener al menos un par de amigos con los que jugar habitualmente si queremos sacar partido de todo lo que el juego tiene que ofrecer.

Fulminado por el hype

Todos los que sigáis más o menos al día los lances de la industria del videojuego conoceréis a “The Division” por aquella impresionante demostración que vimos en el E3 del 2013 y que nos dejó a todos ojipláticos con su increíble calidad gráfica. Pues chicos, tengo malas noticias para vosotros; The Division” no se ve como en aquella presentación ni de lejos. Esta afirmación tan rotunda tampoco viene a decir que “The Division” sea un truño a nivel técnico, ni mucho menos, pero sí que es cierto que no alcanza las cotas de aquel vídeo de presentación, cosa que duele especialmente después de que Ubisoft ya nos la colase años antes con la misma estrategia con el finalmente mediocre “Watch Dogs“.

The-Division-texto-1
Las comparativas son odiosas
pero inevitablemente útiles

Afortunadamente “The Division” sabe hacerse valer en el apartado técnico, y sin ser el flamante león que prometía, sí se queda en un precioso gatito con un par de trucos muy resultones. Incluso podríamos estar hablando de uno de los juegos con mejor tecnología gráfica en lo que llevamos de generación, si no fuera porque hay un elemento que le impide a “The Division” sacar todo el musculo gráfico del que es capaz: el apartado artístico.

Tecnológicamente puntero, pero muy feo

Sí, “The Division” es feo, una feura que va intrínsecamente ligada a su esperpéntico apartado artístico, que es sin duda el contrapunto a una tecnología en la cresta de la ola; es como una modelo muy guapa vestida con una bolsa de basura y pantalones de pana.

El videojuego ya nos ha enseñado en múltiples ocasiones que no todos los escenarios post-apocalípticos deben ser grises y deprimentes, y que además pueden mostrar una variedad de escenarios y tonalidades cromáticas sorprendentes. Sin embargo todo lo que vais a ver en “The Division” son calles alargadas con coches a los lados y nieve, una bella y muy bien recreada nieve que hace que cada puñetera calle, cada esquina y cada cruce nos parezcan los mismos y por lo tanto nos resulte completamente imposible guiarnos por el mapa a través de referencias visuales, tal y como hacemos en la vida real o en otros juegos, obligándonos a depender constantemente del GPS.

Downgrades aparte, #TheDivision es tan tecnológicamente puntero, como feo Clic para tuitear

Para empeorar todo esto se suma la excesiva horizontalidad de todo el mapa, que casi podría estar recreado en el clásico Mode7 de Súper Nintendo (que Dios la tenga en su gloria), y es que tiene gracia que un juego ambientado en la ciudad de los rascacielos tenga tan poca verticalidad como “The Division“, que se contenta con hacernos subir o bajar tres o cuatro plantas a lo sumo, o tirar de ascensores para meternos en instancias (en una ciudad sin apenas suministro eléctrico…bravo). También podemos entrar a hablar del equipamiento de nuestro personaje, con una escasísima variedad visual en cuanto a ropa, pues lo que a primera vista pueden parecer cientos de prendas en donde escoger nuestra apariencia, en la realidad son cuatro piezas de cada tipo de ropa con cientos de variantes de colores.

The-Division-texto-3
Olvidaos de downgrades; el juego se ve tal que así

Y sin embargo, tal y como pasa en la realidad, hasta en el rincón más triste y gris se puede encontrar una bella planta floreciendo. y en “The Division” este punto de color lo pone sin duda su tecnología de iluminación. Y es que la iluminación volumétrica de la que hace gala el “Snowdrop Engine” de The Division” nos deleitará con algunos momentos fascinantes de luz bañando superficies y estas tiñéndose de maravillosos colores, de humo cambiando de color cuando pasa cerca de una fuente lumínica, de amaneceres reflejándose en charcos de agua y de fogatas en las calles cuyos fuegos titilan en los grises muros de los callejones. Sin duda bellos momentos que brillan especialmente cuando se dan de manera tan aislada y rodeados de tanto gris, de tanto asfalto y de tanto cristal.

Realista por fuera, RPG por dentro

Y es que una de las primeras cosas que chirrían a nivel jugable en “The Division” es el hecho de que los enemigos no se mueran del clásico “cholazo” (tiro en la cabeza), necesitando, dependiendo del nivel que nos saquen, entre medio cargador y dos cargadores (o más) para darle matarile a un pandillero vestido con vaqueros y sudadera. Esto se debe a la naturaleza RPG del juego y cómo éste cuantifica los impactos por puntos, los cuales sufren determinados cálculos (blindaje, daño del arma, munición equipada…) hasta restarse del montante de puntos de vida del pandillero malote en cuestión, cosa que sin duda en primera instancia choca mucho y queda verdaderamente anti climático.

Esto, que en juegos como “Destiny” o “Gears of War” nos resultaba de lo más normal, en “The Division” nos provoca una irremediable sensación de rechazo, y la culpa de nuevo se debe a decisiones artísticas y contextuales; a nadie le resulta raro que un alienígena de “la colmena” necesite cientos de balas para morir, ni que un “Locust” de las profundidades de Serah aguante una granada y varias ráfagas de Lancer… Pero que un pandillero de Manhattan no se muera después de meterle entre pecho y espalda medio kilo de plomo es tentar demasiado el concepto de la lógica de cualquier jugador.

Quizá hubiera sido buena idea utilizar algún resquicio argumental para justificar de alguna manera este hecho, como que los sobrevivientes a la pandemia habían desarrollado una resistencia física extrema o yo que sé… pero bueno, lo cierto es que cuando llevas varias horas a los mandos de “The Division” terminas por acostumbrarte a los maleantes de acero y empiezas a disfrutar del juego… porque aunque no lo creáis, el juego mola.

Una fórmula infalible

The Division” se divide en 2X misiones principales, muchas más misiones secundarias, y un enorme puñado de mini misiones llamados encuentros. Así mismo también tenemos en el mapa desperdigados un buen montón de elementos coleccionables que nos ayudan a rellenar todos los agujeros argumentales que se van quedando sueltos, todo esto esta bastante bien montado y queda muy en la línea de otros juegos de mundo abierto de Ubisoft. Sí que es cierto que se echa de menos alguna que otra misión principal, y es que aunque las que hay son de número más que aceptable, en general son tan buenas y están tan bien diseñadas que nos quedamos con más ganas de esto y menos de todo el relleno con el que cuenta el juego.

Tom Clancy's The Division™_20160307194143
La creación de personajes es demasiado
parca en opciones

Como todo buen juego Online que se precie, una vez que llegamos al nivel máximo se nos propondrá diariamente completar determinadas misiones con un nivel de dificultad extraordinario, otorgándonos equipación de mayor calidad si las superamos, lo que en principio nos irá preparando para las incursiones que Ubisoft incorporará al juego gratuitamente en los próximos meses; grandes mazmorras para grupos de jugadores que ya demostraron en Destiny ser una parte increíblemente interesante en el caso de estar bien diseñadas y, si en algo destaca “The Division“, es en el buen diseño jugable del que hace gala todo el juego.

Un Gears Of War contemporáneo

Poco se le puede echar en cara a “The Division” en cuanto a sensaciones a los mandos, sin duda estamos ante un juego minuciosamente diseñado en materia jugable, anotando todos los fallos de los que hizo gala “Destiny” en su lanzamiento y corrigiéndolos, también aportando muchos detalles que sin duda están pensados para el “end game” como las tres ramas tecnológicas, divididas en los clásicos arquetipos de estos juegos; “healer, DPS y Tank” lo que nos garantiza una profundidad jugable en los niveles más altos y nos insta a colaborar con nuestros compañeros de equipo efectuando formaciones equilibradas para poder superar los diferentes desafíos.

The-Division-Gif

La Zona Oscura, un paso adelante en el género

Sin duda donde más y mejor brilla “The Division” es en la Zona Oscura, un recinto amurallado sin ley donde el PVE y el PVP se mezclan dando como resultado una hoja en blanco de la que salen sin duda las mejores historias del juego: historias de traición, de colaboración, de robos, de huidas, de infiltración. Un recinto donde cada jugador o grupo de jugadores es su propia facción y nunca sabes muy bien a qué te enfrentas, pues aquel que te ha ayudado durante un rato puede ser tu mayor enemigo después… o viceversa. Un espacio de anarquía en el que todo vale y donde si tienes un puñado de amigos lo pasareis en grande ganando, perdiendo y robando loot a otros jugadores y PNJs. Todo un acierto por parte de las mentes creativas de Ubi, del cual esperamos ver mucho más en el futuro.

Y con todo es DIVERTIDISIMO

The Division” no es el juego más bonito del mundo, aunque en cuanto a tecnología gráfica es de lo mejor que hay. Tampoco es un prodigio de la consistencia argumental, ya que cae en fallos de bulto y de congruencia constantemente, pero chicos, que me ahorquen si no es divertido.  Y es que una vez te juntas con un par de colegas para hacer misiones es casi imposible dejarlo, Ubisoft ha dado con una fórmula jugable explosiva que tiene la capacidad de mantenernos enganchados al juego durante incontables horas, todas ellas llenas de buenos momentos y de diversión… y luego está la Zona Oscura, uno de los pasos adelante en el género más acertados de cuantos he visto en estos año, y que, sin ser algo completamente nuevo, sí que presenta la mezcla de ingredientes perfecta para convertirse en un modo de juego que nos brinde decenas de horas delante de la pantalla.

Si tienes unos cuantos amigos con los que poder jugar, “The Division” se antoja como uno de los juegos que debéis tener en vuestra estantería; podría ser más bonito, podría ser más original, pero no se me ocurre cómo podría enganchar más; un gran juego “estilo Destiny” que sin duda sabrá sacar lo mejor y lo peor de ese pequeño monstruito que lleváis dentro.

8.6 Stars (8,6 / 10)

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

DESTINY 2: mal producto, buen videojuego

Destiny 2, al igual que el primer juego, es un shooter con máscara de RPG y no al revés. Es quizá el error de situar al juego en un género que no le pertenece el que le ha llevado al gran público a hacerse ideas equivocadas.

NO MAN’S SKY: cómo redimir lo irredimible

Ha pasado un año desde el polémico lanzamiento de No Man's Sky. Varias actualizaciones han cambiado sustancialmente el juego desde entonces ¿Merece una segunda oportunidad?

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario