Pagina principal > Juegos > SHADOW OF THE TOMB RAIDER: el mejor juego de la saga en el peor momento posible

SHADOW OF THE TOMB RAIDER: el mejor juego de la saga en el peor momento posible

Hablar de Tomb Raider y de Lara Croft es hablar de uno de los capítulos más importantes en la historia de los videojuegos, uno que, junto a tres o cuatro títulos más, definió a mediados de los 90 cómo íbamos a jugar videojuegos las próximas décadas. Los profanos compararán a Lara Croft con Indiana Jones, pero los que llevamos tiempo en esto sabemos que Lara tiene mucho más de El Príncipe de Persia o de Conrad (Flashback) que de las aventuras del arqueólogo interpretado por Harrison Ford, del que sólo adopta el oficio.

Después de ser explotada, desprestigiada y casi asesinada, la saga Tomb Raider tuvo una segunda juventud relativamente exitosa con la trilogía de Tomb Raider Legend (contando al estupendo Anniversary como parte de esta trilogía); pero no fue hasta la llegada de Lara a la pasada generación, con el reboot de la saga (que, irónicamente, copiaba en muchos aspectos a Uncharted, un juego que a su vez trataba de coger el legado de Tomb Raider) cuando podemos hablar de un auténtico renacimiento de la franquicia.

Y es que obviando la necesaria disonancia ludonarrativa, que convierte a nuestra sufrida protagonista es una asesina despiadada, esta nueva saga nos presenta a una Lara mucho más humana; una chica que, con el paso de los juegos, se convierte en una verdadera aventurera, fuerte e independiente. Y aunque Tomb Raider no va a pasar a la historia por ser la quintaesencia de la reivindicación del sexo femenino en los videojuegos, al menos Lara ya no son unas tetas con pistolas y patas.Shadow-of-the-Tomb-Raider-Generacion-Friki-Texto-1

Un buen juego, un mal momento

Shadow of the Tomb Raider es la última aventura de Lara Croft y el cierre de esta asombrosa trilogía que ha supuesto el reinicio total de las aventuras de la mal denominada Indiana Jones de los videojuegos.

Si las dos anteriores entregas las firmaban los talentosos  chicos de Crystal Dynamics (ahora inmersos en el juego de Los Vengadores), este Shadow of the Tomb Raider lo ha desarrollado nada menos que Eidos Montreal, padres originales del primer Tomb Raider allá por 1996, que no sólo marcó un antes y un después en los videojuegos (junto con un Mario 64 que salió muy a la par), sino que además escribió en piedra las bases de los videojuegos de aventuras, que tanto veríamos en las dos generaciones posteriores.Shadow-of-the-Tomb-Raider-Generacion-Friki-Texto-2

Pienso que a día de hoy Shadow of the Tomb Raider hubiera encajado bien en un mundo abierto con algunas zonas lineales, como ya hizo Final Fantasy XV, adaptándose así a los nuevos tiempos. Pero ya sea por mantenerse fieles al estilo de los anteriores títulos, o por simple falta de ambición, la última aventura de Lara se mantiene en sus trece quizá algo más de lo que me hubiera gustado.

Sin embargo lo que en Tomb Raider y Rise of the Tomb Raider supo mantenerse fresco, con la última entrega de Lara no sólo ha perdido el factor novedad, sino que, entre juego y juego, ha llovido mucho y el mismo género ha perdido fuelle ante los pesos pesados que han aparecido mientras tanto, como Watch Dogs 2, Horizon Zero Dawn, Spiderman y otras aventuras que apuestan por el mundo abierto sin descuidar ni un ápice un argumento bien trabajado.

A nivel técnico estamos sin duda ante la mejor entrega de toda la saga con diferencia, con un refinamiento y cuidado en los detalles que delatan cuan madura está ya la actual generación, siendo destacable la conseguida sensación de estar recorriendo el corazón de una espesa jungla, con todo tipo de vegetación, animales y elementos del entorno que interactúan con nosotros, como el barro, el agua o incluso el viento.Shadow-of-the-Tomb-Raider-Generacion-Friki-Texto-3

Como siempre, la física juega un papel importante dentro de Tomb Raider y sus puzles siguen aprovechando esta característica de una manera muy ingeniosa y espectacular. No es que durante el desarrollo de la aventura en sí nos vayamos a encontrar con demasiados; sin embargo, el juego está repleto de tumbas opcionales que nos plantean este tipo de retos, siendo su resolución una de las partes más satisfactorias del juego, como ya pasara con las dos entregas anteriores.

El resto de mecánicas jugables se han visto potenciadas con respecto a Rise of the Tomb Raider, en especial todo lo relacionado con el sigilo, que hereda algunas de las ideas que vimos en la saga Batman Arkham, implementándolas con bastante acierto. En líneas generales, Shadow of the Tomb Raider enfoca el núcleo de su acción más en las plataformas y el sigilo que en los tiroteos que, aunque los hay, y son mejores que nunca, en los niveles altos de dificultad exigen casi siempre una aproximación estratégica si no queremos morder el polvo.

De agradecer, y mucho, es el sistema de dificultad que se nos brinda, en el que podemos ajustar el reto por separado en puzles (recibiendo menos pistas), plataformas (donde se suprimen las marcas que nos ayudan a saber por dónde continuar) y combate/sigilo (donde los enemigos son más duros y nos detectan con más facilidad). De esta manera Shadow of the Tomb Raider nos ofrece un sistema siempre ajustado a nuestra manera de jugar, haciéndose muy disfrutable ya que podemos personalizar la experiencia de una manera completamente conveniente a nuestras necesidades.Shadow-of-the-Tomb-Raider-Generacion-Friki-Texto-4

Shadow of the Tomb Raider es un juego que demuestra la madurez del género y que mejora y refina la fórmula de las aventuras lineales, cogiendo algunos elementos de exploración y de progresión que, aunque ya vimos en los anteriores juegos, aquí demuestran un perfeccionamiento y un tempo casi perfecto.

Lamentablemente, al final de la partida, aunque la nueva aventura de Lara es muy satisfactoria, no deja de sentirse algo anticuada en comparación con los nuevos juegos de aventuras de alto presupuesto que, siguiendo las corrientes jugables más vanguardistas, optan por subirse al carro del mundo abierto sin perder por ello su carga argumental, dejando a este Shadow of the Tomb Raider como un gran juego que, de haber salido hace algunos años, habría sido todo un pelotazo, pero que hoy se queda en resultón y satisfactorio.

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles entre 4 y 2 días antes del lanzamiento del juego.

Shadow of the Tomb Raider tiene un promedio de 7.6 en Metacritic otorgado por la prensa y un 7.4 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 8.6

3DJuegos: 8.5

Vandal: 9.0

Prensa internacional:

IGN: 9.2

Destructoid: 7.5

¿Qué dice Generación Friki?

Shadow of the Tomb Raider es un juego recomendable si lo que buscas es una experiencia de una duración contenida en la que no tengas que comerte demasiado la cabeza dando vueltas por un mundo enorme. Un gran juego que queda eclipsado por los mastodontes del género, pero que sin duda se merece una oportunidad, aunque sea de rebajas.

Shadow of the Tomb Raider

Shadow of the Tomb Raider
7.9

NOTA GLOBAL

7.9 /10

Destaca en:

  • Exploración, disparos, sigilo y plataformas, todo a muy alto nivel.
  • La historia es muy interesante.
  • Su interesante sistema de selección de dificultad.

Podría mejorar:

  • Se siente anticuado en comparación con otros.
  • La falta de ambición por parte de Eidos le ha pasado factura.
  • Que después de esta entrega, la continuidad de la saga queda en suspenso.

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

ASSASSINS CREED ODYSSEY: la historia de cuando los assassins quisieron ser witchers

Assassins Creed ha sacrificado parte de su identidad y ahora camina más a la zaga del brujo de The Witcher de lo que ningún juego lo ha hecho hasta ahora; y creedme si os digo que esto es un halago.

VENOM: porque Tom Hardy no es sinónimo de éxito

No hay mucho en Venom que merezca la pena ser recordado y, si dejamos de lado la interpretación de Tom Hardy y un par de momentos graciosos, lo que nos queda es una película sin ninguna chicha ni sustancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.