Pagina principal > Juegos > MR. SHIFTY: ahora me ves…

MR. SHIFTY: ahora me ves…

“Lo bueno, si breve, dos veces bueno” o eso debieron pensar los chicos de Team Shifty cuando se embarcaron en la creación del que es su primer videojuego, un divertido título de acción y cámara isométrica que bebe directamente de la fórmula del ya clásico Hotline Miami, aportando su granito de arena al género y consiguiendo diferenciarse gracias a su original premisa y estupenda ejecución. Hablo por supuesto de Mr. Shifty (2017), juego para PC y Nintendo Switch que se puso a la venta el día 13 de Abril y que seguramente ha pasado desapercibido para muchos de vosotros.

Así, toca preguntarse ¿Qué nos ofrece Mr. Shifty?

Pues 18 niveles frenéticos llenos de acción en los que tendremos que abrirnos paso a base de tortazos a través de las hordas de tipos malos que se interponen entre nosotros y nuestro objetivo: “infiltrarnos” en el edificio más seguro del mundo con el objetivo de desbaratar los planes del malvado Mr. Stone, fundador de la multimillonaria Stone Corporation y supervillano en sus ratos libres. Nosotros encarnaremos a  Mr. Shifty, una suerte de agente para todo capaz de colarse en cualquier sitio gracias a su excepcional habilidad para el combate y su nada común capacidad para teletransportarse a voluntad. Capacidad que necesitaremos si queremos perseverar en esta exigente, que no difícil, experiencia para un jugador.

La trama no tiene mayor misterio que lo explicado anteriormente, nosotros encarnamos al bueno y tenemos que encargarnos de detener al malo, no hay más, y el juego en ningún momento pretende que sea de otra forma. Dicho de esta manera podría parecer que los desarrolladores se han escudado en una filosofía “sin pretensiones” para enmascarar su pereza en el ámbito narrativo y centrarse únicamente en el gameplay del programa, pero nada más lejos de la verdad. La historia, en su simpleza, consigue desbordar encanto y personalidad gracias a la constante parodia y mofa de los clichés tan típicos de las películas de acción de los 80 y los 90 y sobre los que se asientan sus bases narrativas.

No estoy hablando de algo a lo Deadpool, el juego no se convierte en un cachondeo constante sin pies ni cabeza, pero sí que puedo decir que estamos ante un título muy consciente de sí mismo en cuanto a la trama se refiere y que realiza constantes bromas y pullitas a los mismos tópicos que hacen avanzar su historia. Y eso mola.

Pero su punto fuerte no es exactamente lo divertido que resulta

Ahora bien, puede que la historia sea divertida, pero lo cierto es que todo el peso del título recae sobre la jugabilidad. Y es que estar sacudiendo a los matones de Stone nos importa más bien poco; lo importante es meterse en las divertidas peleas multitudinarias con las que nos encontramos a cada paso. Todo lo que hacemos resulta muy divertido y accesible gracias a la simpleza de un sistema de control que, con tan solo cuatro botones, nos enseña todo lo que necesitamos: podemos movernos, golpear, agarrar objetos (para usarlos como arma) y teletransportarnos; no necesitamos más para avanzar durante las menos de 10 horas que tardaremos en completar el título.

Mr. Shifty se meterá en situaciones verdaderamente chungas, menos mal que lo soluciona todo a golpes.

Puede parecer poco, pero os aseguro que os parecerá aun menos cuando os pongáis a darle caña a una fórmula tan divertida como original en la que nuestra habilidad de teletransporte es la estrella indiscutible. El uso de la habilidad es sencillo a más no poder: disponemos de cinco teletransportes que podemos utilizar de forma consecutiva; si esperamos unos instantes los “saltos” se recargarán casi de inmediato, pero si gastamos los cinco nos quedaremos un rato vendidos mientras esperamos a que la habilidad se recargue de nuevo.

Lo bueno del asunto es que, al tratarse de un juego en perspectiva isométrica (es decir, que se ve desde arriba) podemos utilizar nuestro poder para movernos a través de paredes y todo tipo de obstáculos, pudiendo ingeniar todo tipo de tácticas para eludir y sorprender a nuestros enemigos.

La historia esta llena de clichés y topicazos de las pelis de acción de los 90. Qué queréis que os diga, a mi me parece algo irresistible.

Aparte de eso el resto de opciones son bastante simples; podemos golpear a los enemigos para acabar con ellos, ya sea con nuestras manos desnudas o con lo que sea que recojamos por el escenario. Los enemigos caerán enseguida pero nosotros seremos derrotados con un solo golpe, por lo que moverse golpeando a toda velocidad para desaparecer y reaparecer de forma constante será clave para esquivar la tormenta de balas y proyectiles con las que nos acosarán los hombres de Stone.

El gameplay es sencillo, rápido y efectivo y utiliza la introducción progresiva de diferentes tipos de enemigos para aliviar la inevitable sensación de repetición que tendremos en sus niveles más avanzados (aunque nunca llega a ser algo dramático).

Algo muy bien conseguido es la acertada dificultad del título, llegando a ponerse algo chungo en algunas ocasiones pero sin llegar a ser lo suficientemente frustrante como para no querer intentarlo una vez más. Si morimos es por nuestra culpa y los puntos de control son lo suficientemente generosos como para no sentir que somos castigados de forma injusta por un fallo insignificante. Nada que objetar en este aspecto.

Gráficamente no estamos ante un portento técnico, pero sí ante un título resultón y atractivo a la vista cuyo punto fuerte son unas físicas estupendas y visualmente muy impactantes que aportan un plus de diversión a la jugabilidad tan inesperado como agradecido.

Y es que si juntamos todos estos elementos nos queda un título que consigue algunos momentos verdaderamente brillantes que permanecen en nuestra memoria tiempo después de haberlo terminado. Os aseguro que liaros a tortas con media docena de guardias armados hasta los dientes en unas oficinas puede ser una experiencia terriblemente gratificante. Podemos movernos entre las paredes de los diferentes despachos y cubículos mientras atizamos a nuestros enemigos con un teclado o una escoba, propinándoles golpes tan exagerados que atraviesan paredes o se cargan el mobiliario cuando salen despedidos en todas direcciones. Es en estos momentos cuando Mr. Shifty verdaderamente destaca y nos hace sentir como Rondador Nocturno atacando la casa blanca en X-Men II.

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles entre el día antes y 5 días después del lanzamiento del juego.

Mr. Shifty tiene un promedio de 6.9 en Metacritic otorgado por la prensa y un 8.2 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 7.0

3DJuegos: (no analizado aún)

Vandal: 7.0

Prensa internacional:

IGN: 6.2

Gamespot: 8

Destructoid: 5.5

¿Qué dice Generación Friki?

Lástima que sea tan corto y poco ambicioso porque todo en  Mr. Shifty desprende calidad y buen hacer por parte de sus creadores. Si tienes un PC o una Nintendo Switch y 15 euros en el bolsillo se me ocurren muy pocas razones por las que no debas animarte con esta divertida aventura de acción.

 

Mr. Shifty

Mr. Shifty
70

NOTA GLOBAL

7/10

    Destaca en:

    • La historia es sencilla y se rie de si misma, sin pretensiones.
    • La habilidad de teletransportarse es genial y está muy bien implementada.
    • La dificultad, resulta exigente pero no frustrante
    • Las físicas son estupendas, prácticamente la totalidad del escenario es interactivo
    • La acción, divertida, frenética y llena de opciones

    Podría mejorar:

    • La duración, lo habréis terminado en menos de 10 horas.
    • Con el tiempo su fórmula puede llegar a acusar cierta repetición.
    • Se siente como una oportunidad desaprovechada y deja con ganas de más, quizás en una hipotética secuela...

    About Mr. Thanos

    Mr. Thanos nació con un sable láser en una mano y el guantelete del infinito en la otra, adora el cine, los libros, comics , videojuegos, mangas y animes, si son gore mejor. Es recomendable no darle de comer a partir de las 12

    También te puede interesar:

    AGENTS OF MAYHEM: una ensalada de tiros sin trampa ni cartón

    Agents of Mayhem se trata de un juego sencillo y sin complicaciones, que se apoya en sus excelentes tiroteos y carismáticos personajes jugables para ofrecer una experiencia poco variada, pero tremendamente divertida.

    KINGSMAN: EL CÍRCULO DE ORO: la unión de los trajeados y los vaqueros hace la fuerza

    Kingsman: El Círculo de Oro repite fórmula acertando en casi todos sus puntos.

    Deja un comentario