Pagina principal > Juegos > MARVEL’S SPIDERMAN: ¿la aventura definitiva del trepamuros?

MARVEL’S SPIDERMAN: ¿la aventura definitiva del trepamuros?

Que Marvel’s Spiderman representa para le cabeza de red lo mismo que Arkham Asylum representó en su momento para el cruzado de la capa no es ningún secreto, no en vano ambos adoptan fórmulas similares y plantean con gran acierto una aventura que sabe explotar de forma estupenda la mitología que rodea a su protagonista.

Sin embargo, y en contra de lo que pueda parecer a simple vista, Marvel’s Spiderman no sólo se limita a “tomar prestadas” cierta ideas y mecánicas de la saga del murciélago justiciero, sino que consigue ir un paso más allá y hacerlas suyas, construyendo un videojuego tan sólido como divertido que, sin lugar a dudas, supone la mejor representación del pesonaje que se ha visto fuera de los cómics hasta la fecha.

La historia (que, recordemos, transcurre en una continuidad separada de cómics y películas) nos presenta a un Spiderman veterano que lleva nada menos que 8 años patrullando las abarrotadas calles de Nueva York y que, además, está a punto de conseguir poner entre rejas a uno de los peces más gordos de la ciudad: Wilson Fisk (“Kingping” para los amigos).

Peter Parker, por otro lado, se encuentra en un punto crucial de su vida; ha terminado la universidad, se ha independizado y su carrera profesional empieza a despegar poco a poco, cosa que tendrá que compaginar con su identidad secreta como spiderman y con la aparición de un misterioso villano que parece determinado a poner la ciudad patas arriba.

Esta dualidad en el personaje, el constante contraste entre la vida de Peter y Spiderman, es uno de los principales motores de la trama y, lejos de caer en lo fácil y contarnos una historia de mamporros y explosiones (que los hay, y muchos), el juego se centra con gran acierto en ambos lados de la historia, mostrándonos tanto los pormenores de tener que vivir con una doble identidad superheróica, como las consecuencias que se producen cuando ambos mundos chocan.

Marvels-Spiderman-Juego-Generacion-Friki-Texto-1
El combate es realmente expansivo y está lleno de opciones.

Y es por eso que la trama de Marvel’s Spiderman (de la que, tranquilos, no voy a revelar nada) funciona tan rematadamente bien de principio a fin, porque Insomniac ha entendido qué es lo que caracteriza una buena historia de Spiderman y ha conseguido plasmar a la perfección el espíritu del personaje en su obra, construyendo una sólida narrativa que se sigue con gran interés y que resulta verdaderamente memorable (y que tiene un final difícil de olvidar).

Influyen también, por supuesto, el excelente reparto de personajes secundarios y villanos (que además cuentan con un desarrollo excelente), la acertada duración de la campaña y un excelente ritmo que nos mantiene pegados al mando hasta el final y que solo se ve alterado por algunos minijuegos ocasionales algo anodinos (y que, por fortuna, se pueden omitir por completo si así lo deseamos) y ciertas secciones de sigilo en las que no controlamos a Spiderman y que, si bien son interesantes desde un punto de vista narrativo, no aportan demasiado en lo jugable y pueden llegar a ser hasta tediosas si no somos muy hábiles y nos descubren constantemente.

Ahora bien, todo esto no sería nada sin unas mecánicas jugables a la altura de las circunstancias, un apartado en el que Marvel’s Spiderman cumple con creces gracias a un gameplay tan sólido como adictivo al que sólo se le puede reprochar lo conservador de su planteamiento dentro del trillado género de los sandbox.

Tenemos un ganador: el desplazamiento.

El desplazamiento es, sin duda, la estrella indiscutible del programa, permitíendonos movernos con libertad a lo largo y ancho de la isla de Manhattan gracias a la impresionante agilidad de nuestro protagonista.

Si habéis jugado a algún otro título de Spiderman con anterioridad (Spiderman 2, Web of shadows…) probablemente os podáis hacer una idea aproximada de cómo funcionan los balanceos en el nuevo título de Sony: apretando el gatillo derecho controlamos cuándo Spiderman lanza una red (que se pegará a edificios o estructuras cercanas), pudiendo soltarla a la voluntad para aprovechar el “efecto péndulo” como mejor nos convenga y movernos así entre los rascacielos de la concurrida urbe.

La diferencia con respecto a otros títulos del trepamuros es que todo esto aquí está pulido al extremo y funciona como un reloj suizo, transmitiendo unas sensaciones de velocidad, libertad y fluidez como pocos juegos son capaces de hacerlo y convirtiendo algo tan simple como movernos del punto A al punto B en una tarea casi terapéutica.

Y es que desde Insomniac han sabido fijarse en todo lo que funcionaba (y lo que no) en el resto de títulos de Spiderman, importando parte de estas ideas y empapándolas del toque personal del estudio para crear el que es, sin lugar a dudas, el mejor sistema de desplazamiento que se ha podido disfrutar en un juego del arácnido. Un sistema en el que es importante no solo entender y aprovechar el ritmo y tempo de nuestros balanceos, sino saber adaptarse a la ciudad e interactuar con el entorno (corriendo por paredes o utilizando moviliario urbano para propulsarnos y ganar velocidad) para convertir nuestros movimiento en una coreografía impecable digna de cualquiera de las películas.

Marvels-Spiderman-Juego-Generacion-Friki-Texto-2
Los seis siniestros no se lo pondrán fácil al trepamuros.

El combate, por otra parte, tampoco se queda atrás, y aunque a primera vista pueda parecer que se ha “inspirado” en exceso de lo hecho por Rocksteady en la saga Batman Arkham, lo cierto es que Marvel’s Spiderman consigue distanciarse lo suficiente de las refriegas del murciélago como para que las peleas en las que nos enzarzamos se sientan algo propio y no un calco de cosas que hemos experimentado anteriormente.

Gran parte de la culpa de esto la tiene la ausencia de un botón para contraatacar los ataque de nuestros enemigos, que aquí cede su protagonismo a los esquives, saltos y fintas para dar lugar a un sistema de combate en el que es clave estar atentos a la cabeza de Spidey para esquivar en el momento en el que se active su sentido arácnido.

También contamos con la posibilidad de encadenar largos combos aéreos, espectaculares eliminaciones e incluso utilizar una amplia variedad de gadgets (desde las clásicas telarañas a spider-drones o bombas de red) para, por ejemplo, pegar a nuestros enemigos a farolas y paredes en lugar de simplemente noquearlos.

Todo esto se resume en unos combates rápidos y ágiles en los que es importante no parar de moverse y saber utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para conseguir acabar con todos los tipos de enemigos que poco a poco irán apareciendo en Nueva York.

La atención por el detalle puede ser muy loca.

Y hablando de Nueva York, la recreación de Manhattan que podemos recorrer en Marvel’s Spiderman se encuentra entre las más fidedignas que hemos visto jamas en un videojuego, contando con un gran nivel de detalle, un sistema de crímenes dinámicos y decenas de secretos, guiños y referencias escondidos en sus calles.

Es cierto que la ciudad no llega a resultar tan viva y dinámica como lo que hemos visto en entregas de la serie GTA, pero aun así sigue estando a un grandísimo nivel, y ya estemos recorriendo la urbe balanceándonos entre sus rascacielos, o bajando a nivel de calle para hacernos un selfie con algún fan, la ciudad siempre resulta un escenario perfecto para nuestra aventura arácnida.

Donde Marvel’s Spiderman menos brilla es en el planteamiento de sus actividades secundarias, que van desde bases de enemigos que tenemos que limpiar a desafíos cronometrados, coleccionables repartidos por el mapa o unas torres de radio que funcionan exactamente igual que las archiconocidas atalayas “made in Ubisoft”.

Son, como resulta obvio, tareas más bien anodinas y algo repetitivas que se salvan, primero porque nos recompensas con “fichas”que podemos utilizar para fabricar nuevos trajes, artilugios y mejoras (y porque cualquier cosa que hagamos controlando a Spiderman es realmente divertido y satisfactorio) y segundo, porque Insomniac ha sabido aprovechar muy bien el lore del personaje y su universo para hacer estas tareas mucho más interesantes que unos simples iconos repartidos por el mapa haciendo que, por ejemplo, por cada una de las mochilas perdidas de Peter que recojamos, Spiderman nos explique su contenido, lo que se traduce en una oportunidad de lujo para introducir un montón de guiños y detalles sobre el personaje que demuestran el mimo y el cariño con el que se ha construido cada apartado del juego.

La mayoría de los trajes están sacados directamente de los cómics y todos lucen estupendamente bien.
Una atención por el detalle que se hace también evidente en cada uno de los 27 trajes que podemos fabricar (completando las ya mencionadas actividades secundarias) a lo largo de la aventura, contando además cada uno con una habilidad especial realmente poderosa (el traje de Infinity War utiliza sus piernas de araña por ejemplo) que puede darle la vuelta a una pelea en unos instantes.

Estos trajes, lejos de ser simples skins, estan recreados con todo lujo de detalle, y suponen una de las recompensas más motivadoras que he visto a la hora de completar tareas secundarias, todo un acierto por parte de Insomniac.

En cuanto al apartado gráfico (y dejando de lado las polémicas sobre si se ha producido o no un downgrade), estamos ante un título con unos niveles de producción altísimos, así como uno de los mejores apartados visuales del catálogo de PS4, destacando sobre todo las texturas y materiales de los trajes, la iluminación de la ciudad y unas animaciones que están a un grandísimo nivel y que a veces se enlazan tan bien unas con otras que cuesta creerlo.

Conclusión:

¿Qué dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles alrededor de 3 días antes del lanzamiento del juego.

Marvel’s Spiderman tiene un promedio de 8.7 en Metacritic otorgado por la prensa y un 8.9 otorgado por los usuarios.

Prensa nacional:

Meristation: 8.7

3DJuegos: 9.0

Vandal: 9.0

Prensa internacional:

IGN: 8.7

Edge Magazine: 8.0

Destructoid: 9.0

¿Qué dice Generación Friki?

Así, Marvel’s Spiderman se posiciona como un juego realmente sólido y divertido que, si bien no reinventa la rueda ni aporta nada significativo al medio, consigue hacer bien todo lo que hace, y logra que cada una de las 20 horas que nos llevará completarlo sean verdaderamente adictivas y absorbentes. Sin duda estamos ante el mejor juego de Spiderman hasta la fecha, así como una de las mejores aventuras de acción de los últimos años, un imprescindible para todos los amantes del personaje o fans del género.

Marvel's Spiderman

Marvel's Spiderman
8.9

NOTA GLOBAL

8.9 /10

Destaca en:

  • La trama, los villanos, los secundarios...
  • La relación entre Peter y MJ
  • El sistema de desplazamiento esta cuidado y refinado al extremo
  • Las posibilidades y fluidez de los combates
  • Decenas de detalles, secretos y referencias

Podría mejorar:

  • Algunas fases de sigilo obligatorio que cortan el ritmo
  • Los “minijuegos científicos”
  • Muchas actividades secundarias resultan genéricas y poco inspiradas

About Mr. Thanos

Mr. Thanos nació con un sable láser en una mano y el guantelete del infinito en la otra, adora el cine, los libros, comics , videojuegos, mangas y animes, si son gore mejor. Es recomendable no darle de comer a partir de las 12

También te puede interesar:

SHADOW OF THE TOMB RAIDER: el mejor juego de la saga en el peor momento posible

Aunque la nueva aventura de Lara es muy satisfactoria, no deja de sentirse algo anticuada en comparación con los nuevos juegos de aventuras de alto presupuesto que, siguiendo las corrientes jugables más vanguardistas, optan por subirse al carro del mundo abierto sin perder por ello su carga argumental, dejando a este Shadow of the Tomb Raider como un gran juego que, de haber salido hace algunos años, habría sido todo un pelotazo.

VENOM: porque Tom Hardy no es sinónimo de éxito

No hay mucho en Venom que merezca la pena ser recordado y, si dejamos de lado la interpretación de Tom Hardy y un par de momentos graciosos, lo que nos queda es una película sin ninguna chicha ni sustancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.