Pagina principal > Mundo Friki > Artículos > DE FORTNITE Y PUBG A LOS E-SPORTS: ¿quién echa de menos los Mundiales de fútbol?

DE FORTNITE Y PUBG A LOS E-SPORTS: ¿quién echa de menos los Mundiales de fútbol?

Que el shooter ha sido uno de los géneros que más ha empujado a la Industria hacia adelante no es ningún secreto; Wolfestein y Doom ya convirtieron a los juegos de compatibles en un fenómeno de masas a principios de los 90; algo más de un lustro después llegaría el multiplayer con Quake 3 Arena, Counter Strike y Goldeneye, el gran representante del género en consolas y que sirvió como pistoletazo de salida para este género en los videojuegos de salón (para el gran público, claro). El afloramiento de los “Cibers” y la gran calidad de los títulos del momento hizo que viviésemos un momento muy dulce en la historia del videojuego, uno que ya nos queda algo lejos y que parecía imposible que volviese.

Desde entonces hemos vivido la llegada de otras revoluciones, como Half-Life, Halo, Portal o la nueva vertiente, más narrativa, de juegos como Bioshock, Prey, o Dishonored (bendita Bethesda…).

Pero la verdadera revolución ha llegado vía online…

Y es que nadie esperaba mucho más del género. El shooter nos había dado tanto que parecía imposible poder extraer de sus sobadas mecánicas algo más de jugo. Y sin embargo, aquí estamos, viendo como alrededor de Player Unknows Battleground, Fortnite y Overwatch se empieza a generar un ruido mediático y una expectación como no se ha visto nunca: se baten records en streaming con partidas multitudinarias, se llenan auditorios con emocionantes torneos, y lo menos pensado, los cybers vuelven a resurgir, esta vez completamente enfocados en la escena del pro-gaming y en todo lo que los millennials, con sus volátiles gustos, tienen que ofrecerles.

Player Unknown’s Battlegrounds acaba de ser superado en audiencia y jugadores por Fortnite

Equipos, marcas, patrocinadores… la locura por fin ha llegado.

En mis tiempos mozos, cuando jugaba ranked de Warcraft 3 y (casi) ganaba los torneos nacionales de Confederación, jamás hubiera sospechado que de haber nacido unos pocos años más tarde incluso podría haber tenido la oportunidad de ganarme la vida haciendo lo que más me gustaba, jugar.

Hoy en día tampoco es que la cosa esté muy bien (sobre todo en España, donde el mercado aún se está formando), pero si eres realmente bueno, ya sea en los shooters, o en Starcraft, o en Dota, o Hots (las opciones son muchas) realmente existe una oportunidad de que te puedas dedicar (al menos durante unos años) a ganarte la vida como jugador profesional de videojuegos.

El Torneo de Youtubers de Fortnite que organizó Elrubius suma a día de hoy 16 millones de visitas, pero si sumamos las visitas de los otros 99 youtubers que participaron y que (obviamente) de una forma u otra publicaron vídeos sobre el evento, la cifra seguramente se triplique, o más…

La Overwatch League logró reunir a más de 10 millones de espectadores, mientras Twitch, la plataforma de streaming de videojuegos, superó en enero a la CNN y la NBC en cifras de audiencia, con una media de 962.000 espectadores concurrentes, mientras que NBC cerró enero con 885.000, algo más que la CNN con 783.000 espectadores. No muy lejos quedan las cifras de gigantes como Fox o ESPN que giran en torno al millón y medio de espectadores y que, según las gráficas, sólo es cuestión de tiempo que sean superadas por los espectadores de videojuegos.

Las cifras marean, PUBG ha vendido más de 25 millones de juegos y, sin embargo, las estadísticas dicen que por cada jugador hay nada menos que 20 visualizaciones de vídeos relacionados con el juego, un juego que, recordamos, fue lanzado en 2017 y que lleva solo un puñado de meses en versión final.

Juegos vendidos VS espectadores en PUBG

En España, durante 2017, la audiencia global de la Supercopa, según Mediaset, fue de 7.101.000 espectadores, aunque si nos vamos a los Mundiales de fútbol la audiencia se multiplica (y mucho). Y aun así podemos decir sin miedo a equivocarnos que las audiencias en los E-Sports empiezan a tener una repercusión difícil de ignorar, sobre todo cuando un directo de ElRubius dobla en audiencia a uno de los eventos deportivos más grandes del país. Las cadenas de TV orientales y americanas ya se han dado cuenta y empiezan a incluir a los E-Sports dentro de sus parrillas televisivas, sin embargo, en España, por desgracia, el fenómeno para muchos sigue sonando a chiste o a moda pasajera.

Cantidad, variedad y calidad en el deporte del futuro

El futuro pinta todavía más brillante. Hoy la parrilla de grandes juegos competitivos está repleta de títulos de calidad, tenemos a los tres grandes representantes del genero de los MOBA: League of Legends, Dota2 y Heroes of the Storm, a los Battle Royale en ascenso imparable con Fortnite y PUBG, además de unos cuantos rivales que parece irán apareciendo a lo largo del año. Tampoco nos podemos olvidar de Overwatch y Counter Strike, que tienen una enorme base de seguidores.

A estos grandes gigantes se les unen otros de tamaño más modesto pero que siguen arrastrando multitudes como StarCraft 2, Clash Royale, HearthStone, Raibow Six: Siege, Rocket League, Smite, o Paladins.

Y finalmente, los E-Sport más de nicho, que siguen manteniendo un público muy fiel, como Smash Bros, Street Fighter, Pokemon, o Tekken, entre otros.

El increíblemente amplio abanico de posibilidades a la hora de disfrutar de los E-Sport los pone más cerca de las disciplinas olímpicas que de deportes como el fútbol o el baloncesto (que son lo que son, vaya), siendo fácil que casi cualquier persona encuentre un juego que le sea fácil de entender y divertido de seguir.

Y esto nos lleva a otra pregunta:

¿Se puede considerar a los E-Sport un deporte?

Quizá yo no soy quién para dar una respuesta definitiva a semejante pregunta, pero sí puedo arrojar algo de luz al tema. Y es que, si con los años y el paso de las generaciones nuestra sociedad, nuestros trabajos, nuestro ocio y por extensión nuestra especie cada vez tiende más hacia la predominancia de la psique por encima de las capacidades físicas, ¿no es normal que cada vez nos llamen más la atención actividades competitivas más basadas en nuestras capacidades mentales que en las físicas?, ¿acaso no es nuestra mente el órgano que más cultivamos a lo largo de toda nuestra vida?, ¿por qué entonces un futbolista es un deportista y un campeón de Starcraft no? (los que hayáis visto partidas competitivas de Starcraft sabréis de qué os hablo).

Los próximos años serán realmente emocionantes para el mundo de los E-Sports, sin duda esto no ha hecho más que comenzar, así que ya sabes, si tu hijo te pide un teclado mecánico, en vez de unas zapatillas de fútbol, no dudes en comprárselo, podrías estar delante de la próxima gran estrella del deporte.

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

15 JRPGS DE PS2 QUE NO SON FINAL FANTASY: y que debes jugar

La idea final es que este post os ayude a descubrir alguna gran obra de PlayStation 2 del género JRPGS que no conozcáis o que tengáis pendiente por jugar....¡y que no sean Final Fantasy!

ESA MUSICA ME SUENA: Las mejores bandas sonoras en el mundo gaming

Es cierto que (casi) ningún juego pasará a la historia por su banda sonora, pero también es verdad que ninguno de los juegos más populares estaría en esa posición si no tuviera una banda sonora que engancha.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.