Pagina principal > Juegos > BRAVELY DEFAULT: Un gran reserva

BRAVELY DEFAULT: Un gran reserva

Bravely-default-cover

Es curioso como a veces las editoras de juegos, aún sumidas en la más profunda de las crisis de identidad, son capaces de sacar la cabeza a flote y enseñarnos algo del brillo del que antaño hicieron gala. Es el caso de SquareEnix que, desarrollando Bravely Default, ha sabido cerrar muchas bocas (o quizás dar falsas esperanzas, eso solo el tiempo lo dirá).

Y es que Bravely Default es un JRPG de la vieja escuela, de esos de héroes y villanos, de esos que nos desafían con cada jefe final, de esos que hacen que nos preguntemos qué es lo que ha pasado en estos últimos años para que el género que los acuñaba se haya echado tanto a perder.

El juego nos presenta a cuatro protagonistas , dos chicos y dos chicas, que deberán adentrarse en una de esas aventuras que empieza con una coincidencia y termina con una batalla épica para decidir el futuro del mundo. Todos los tópicos y los clichés del RPG de antaño se dan cita en Bravely Default.

bravely-default-1
Un RPG de la vieja escuela

Sin embargo, como si del retorno de un viejo amigo se tratase, todas esas viejas mecánicas tan sobadas en los 90 con los 16 y 32 bits ahora se sienten de nuevo frescas y son bien recibidas entre tanto juego genérico. Sentimos que Bravely Default es lo que hemos estado echando de menos tanto tiempo, es justo lo que esperábamos de Final Fantasy X y que jamás recibimos, es la evolución lógica de una saga que se perdió en su novena entrega para no volver a ser la misma nunca jamás.

Podría hablaros de sus mecánicas, o de sus profesiones, o quizás de sus mazmorras o jefes finales, pero lo que os vais a encontrar el Bravely Default es algo que ya habéis visto otras muchas veces, esta vez con una capa de pintura, una de esas que hacen que un coche viejo y feo se vea otra vez esplendoroso, y sin embargo, cuando nos subimos a conducirlo seguimos teniendo la misma maravillosa sensación de cuando lo hicimos por primera vez.

Lo que está claro es que tanto en gráficos y sonido, como en jugabilidad, Bravely Default es un diamante en bruto que se merece que todo aquel que alguna vez haya disfrutado de un juego de rol japonés le dé una oportunidad y se empape de todo lo que tiene que ofrecer.

Cuando jugaba al juego no podía mas que imaginarme un glorioso retorno del RPG japonés abanderado por títulos como el que hoy nos ocupa, pero como digo al principio del artículo, eso sólo el tiempo lo dirá.

Bravely Default

Bravely Default
90

NOTA

9/10

    Destaca en:

    • Recupera toda la esencia de los rpg clásicos
    • Un sistema de combate muy entretenido

    Podría mejorar:

    • A la larga puede hacerse tedioso

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    TOP 10 DE SEPTIEMBRE 2017: lo más interesante de la red

    ¿Quieres estar al día de lo más importante y comentado de la cultura friki durante este septiembre? Generación Friki te lo pone muy fácil con este Top 10

    GENERACIÓN FRIKI PODCAST: 01 | Noticias, Fortnite, Handmaid’s Tale, Kingsman 2 y mucho más…

    Volvemos con las pilas a tope en Generación Friki Podcast repasando las noticias más importantes, divertidas y curiosas de la actualidad friki, hablamos de Fortnite y su nuevo modo de juego "parecido" al Battle Royale de Playerunknown's battlegrounds, hacemos una crítica sin spoilers sobre Kingsman: El circulo de oro, y rematamos la faena hablando de Handmaid's Tale; una de las series del momento.

    Un comentario

    1. uno de mis juegos preferidos de la 3ds, estoy deseando la segunda parte!!

    Deja un comentario