Pagina principal > Juegos > BATTLEFIELD 1: ¿menos es más?

BATTLEFIELD 1: ¿menos es más?

battlefield1-generacion-friki-portada

Pocos, muy pocos juegos en su vertiente multijugador consiguen ser algo más que una sucesión de ronda tras ronda en la que medirte con otros jugadores. Pocos juegos consiguen transmitir con su ambientación, mecánicas y jugabilidad aquello que intentan plasmar con sus gráficos. Pero si hay una saga que ha sido capaz de trasladarnos con gran fidelidad al campo de batalla esa ha sido Battlefield.

Después de aquel Battlefield Hardline a medio gas, desarrollado por Visceral Games, y de un precioso pero excesivamente descafeinado reinicio de Star Wars Battlefront, por fin DICE nos trae una nueva entrega “de canon” de Battlefield.

Esta nueva entrega de Battlefield nos remonta hasta la Primera Guerra Mundial, un capítulo tan triste como apasionante de la historia de la humanidad en la que se perdieron casi 48 millones de almas, una guerra que se empezó luchando con mosquetes, espadas y caballos y acabó con tanques, bombardeos y buques de guerra. La primera Gran Guerra de la pólvora, el fuego y las bombas. El gas mostaza, las incineraciones con lanzallamas, el barro y las trincheras. Una absurda guerra más llena de muerte: “War, war never changes”.

Como debe ser, una buena campaña como primer plato

Battlefield 1 (aquí lo que dijimos de su beta) nos presenta una campaña en solitario ligeramente atípica a lo que acostumbramos a ver, centrándose la narrativa en contarnos 5 historias diferentes que nos dan una visión en conjunto de los diferentes campos de batalla que se disputaron en la Gran Guerra. Además, la narrativa es menos pueril y superficial de lo que nos tienen acostumbrados esas campañas de shooter tan genéricas y planas, plagadas de los mismos héroes y sucesos que parecen sacadas todas del mismo molde. Está claro que el tema de fondo “la guerra es fea, no mola” está ahí porque, seamos sinceros, la narrativa en los videojuegos aún no está tan madura como para aventurarse a transmitir otro mensaje en sus historias, pero qué narices, el cine lo hace constantemente y nadie dice nada.

En definitiva la campaña es un buen punto de partida para familiarizarse con los controles, las armas, los vehículos y de paso disfrutar de una historia que está bastante bien, aunque sin ser todo lo arriesgada que debería ser. En total he invertido cerca de 10 horas en completar todos los capítulos de campaña en nivel difícil y tomándome mi tiempo, por lo que si bien no es una campaña corta, tampoco va a pasar a la historia por su longitud; cumple su cometido, que es estar ahí para los días en los que, por una causa u otra, no podemos jugar online.

battlefield1-generacion-friki-texto-1

Pero como siempre el plato fuerte está en el online.

El online de Battlefield 1 es lo más parecido a estar en medio de una guerra que se puede disfrutar en un videojuego a día de hoy. Una partida con 64 jugadores es un ir y venir de explosiones, barro, metralla y gritos. Es algo más que luchar por estar entre los mejores de tu equipo; es intentar tomar un molino custodiado por un nido de ametralladora junto con tus amigos. Es asaltar una posición enemiga montado en una bestia de acero de varias toneladas. Es defender tu posición hasta el último aliento mientras tus compañeros caen a tu alrededor por el fuego de mortero.

Los que hayáis disfrutado más veces de la “experiencia Battlefield” ya sabéis de qué os hablo, los que no, sencillamente no habéis descubierto todavía una de las mejores experiencias que hoy por hoy un shooter puede ofreceros.

¿Menos es más?

Sin embargo, y yendo con la verdad por delante, he de reconocer que aunque este Battlefield 1 es el juego de la saga que mejor sabe transmitir la sensación de guerra total, también es el juego con menos contenido de lanzamiento.

En Battlefield 4 disponíamos de una ingente cantidad de armas, accesorios y skins, además de una enorme capacidad de cutinización de todo el conjunto, lo que convertía a cada clase en arquetipos enormemente versátiles capaces de funcionar en muchas situaciones diferentes.

En Battlefield 1 las armas son mucho menos customizables que en el juego anterior, menos accesorios, menos skins, sin apenas posibilidades de personalización y para empeorar las cosas la mayoría de las armas que cada clase tiene para elegir son simplemente “modificaciones” unas de otras, lo que hace que el abanico tanto de armamento principal y secundario, como de accesorios sea alarmantemente limitado. Esto repercute directamente en los roles que podemos adoptar con las diferentes clases en el juego, que resultan mucho más encorsetados y son realmente poco plásticos a la hora de afrontar diferentes desafíos. Es sencillamente complicado asaltar una posición con un francotirador y, sin embargo, algunas veces las circunstancias nos obligarán a ello. En Battlefield 4 podíamos equipar a nuestro soldado con una escopeta y de repente nuestro francotirador era un explorador hecho y derecho capaz de capturar sin ningún problema un asentamiento. Esto ahora ya no es posible.

battlefield1-generacion-friki-texto-2

Los vehículos también se han visto recortados en cantidad y sobre todo en variedad. Ya no existen (por razones lógicas) los helicópteros ni los VCE, por lo que el transporte de tropas es mucho menos efectivo y aumentan a veces las caminatas que nos tenemos que dar entre puntos. Estos vehículos ya no se pueden customizar como hacíamos antes; cada blindado, avión o motorizado lleva su propio set de armas único y no intercambiable, lo que, una vez más, limita las capacidades de personalización y de estrategia.

Sin  embargo, y mirándolo por el lado bueno, debo concluir que todo ese enorme recorte de contenidos ha traído más equilibrio a los vehículos y clases, que ahora son mejores en lo suyo, aunque peores en todo lo demás. Además los vehículos han visto reducido su número pero aumentada su eficacia, por lo que tumbar a un acorazado a veces es verdaderamente complicado y requiere la colaboración activa de varios jugadores para llevarlo a cabo. En Battlefield 4 había tantas herramientas para tumbar tanques que se les perdía el respeto muy pronto: cada vez que veo un tanque pesado en Battlefield 1 lo primero que hago es buscar un sitio a cubierto para pedir ayuda.

Esta discusión de contenido también ha supuesto una simplificación de algunas mecánicas que facilitaban en exceso la vida a todo el mundo, una vuelta a las raíces muy arriesgada puesto que se ha hecho por la vía de meter tijera en lugar de adaptar mecánicas jugables al nuevo contexto, pero hay que reconocer que el resultado es, en general, satisfactorio.

Afortunadamente el juego sigue manteniendo los 9 mapas multijugador de salida, el mismo número de mapas con los que contaron Battlefield 3 y 4 el día de sus respectivos lanzamientos. Además, en este caso, salvo un par de excepciones, el diseño de los mapas a nivel gráfico, jugable, artístico y de detalle están a un nivel prácticamente sin precedentes en el género.

Como siempre, el cáncer de los DLCs

Si bien EA ha decidido que con Titanfall 2 regalará todos los mapas que vayan saliendo del juego para no dividir a la comunidad, en el caso de Battlefield 1 ya podemos comprar por 60€ un pase de temporada que nos dará acceso a los 4 packs de cuatro mapas cada uno que se irán poniendo a la venta a lo largo de este año. Así que si queréis disfrutar de “la experiencia completa Battlefield” preparaos a desembolsar una media de 120€, 20.000 de las antiguas pesetas, que se dice pronto.

Conclusión:

¿Que dice la prensa?

En este caso las reviews de la prensa estaban disponibles entre 2 y 3 días antes del lanzamiento del juego.

Battlefield 1 tiene un promedio de 89 en Metacritic, siendo su nota más baja un 80 y la más alta un 100.

Prensa nacional:

Meristation: 8.8 

3DJuegos: 9

Vandal: 9

Prensa internacional:

IGN: 9

Gamespot: 9

Destructoid: 8

¿Qué dice Generación Friki?

Hay que reconocerle a DICE el valor de arriesgar con su saga principal tal y como lo ha hecho con este Battlefield 1; un juego con un acabado espectacular en todas sus facetas que solo peca de haber recortado en ciertos contenidos en detrimento de un refinamiento de todas sus facetas jugables, que en definitiva es lo que importa.

Sin duda, poco amigo tienes que ser de los juegos online para que la inversión en este Battlefield 1 no te resulte rentable; Su campaña ofrece un buen argumento y un puñado de misiones bien diseñadas, y su modo multijugador trae lo suficiente como para mantenerte pegado a la pantalla por muchos meses. Una compra muy recomendable de cara a estas navidades.

Battlefield 1

Battlefield 1
83

NOTA

8/10

    Destaca en:

    • Los gráficos y ambientación sientan un nuevo precedente.
    • El nuevo modo Operaciones, un paso más allá del clásico Asalto
    • Un buen equilibrio en general

    Podría mejorar:

    • Menos armas y vehiculos
    • Menos customización
    • Los ya anunciados DLCs

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    DESTINY 2: mal producto, buen videojuego

    Destiny 2, al igual que el primer juego, es un shooter con máscara de RPG y no al revés. Es quizá el error de situar al juego en un género que no le pertenece el que le ha llevado al gran público a hacerse ideas equivocadas.

    NO MAN’S SKY: cómo redimir lo irredimible

    Ha pasado un año desde el polémico lanzamiento de No Man's Sky. Varias actualizaciones han cambiado sustancialmente el juego desde entonces ¿Merece una segunda oportunidad?

    Deja un comentario