Pagina principal > Series > LOS NUESTROS: el culebrón militar de TeleCinco

LOS NUESTROS: el culebrón militar de TeleCinco

Los-Nuestros-PORTADA

Termina la mini serie de tres capítulos “Los Nuestros” y uno no sabe muy bien qué pensar. Por un lado, está bien que TeleCinco emita algo que no sea directamente basura, y por otro piensas que ya que van a hacer algo arriesgado y diferente estaría bien que no fueran 112 minutos de culebrón y 7 minutos de acción, en cada capítulo.

El punto de partida es interesante. Dos niños de vacaciones en Mali son secuestrados por una organización yihadista. Alberto Cárdenas (Hugo Silva) es el capitán de las Fuerzas Especiales Españolas al mando de la operación de rescate compuesta por 12 hombres y una mujer (Blanca Suarez) ex-amante del capitán y francotiradora de los GOE.

Los-Nuestros-texto-1-avion
Ambientación,
uno de los aspectos más comentados

De las cosas más comentadas es el escandalizado elenco militar de nuestro santo país quejándose de que la serie no era fiel al mundo al que ellos pertenecen, en contrapunto con todos los televidentes a los que les da igual que predominen los rostros guapos, las camisetas ceñidas, las conversaciones enlatadas llenas de clichés, las palabrotas que tanto caracterizan a los españoles, los rolletes entre mandos y el poco realismo; siempre y cuando haya sensacionalismo y parezca muy “real”. Al fin y al cabo, un arma es un arma, y un enemigo es un enemigo. Y total, si somos compañeros de trabajo, ¿qué más da que seamos descarados y charlatanes, aunque haya vidas en juego? En el mundo de las series de hospitales, desde “Hospital Central” hasta “Anatomía de Grey“, salvar vidas no está reñido con echar un polvo, y nadie se queja. Por ello, ¿están exagerando los militares?

Los-Nuestros-texto-2
Álvaro Cervantes y Luis Fernández
en una escena llena de testosterona

Pues no cabe duda de que “Los Nuestros” es mejorable en el aspecto militar, pero hay que recordar que es ficción. Yo no soy ninguna especialista en el tema, ni militar, pero no me gustaría situarme en el banquillo de todos los que sólo han dicho “qué guapa Blanca Suárez” y “cómo mola la serie”, porque cuando se ha tratado de películas del gremio (americanas en general) soy igual de estricta. Recordar la crítica de “Corazones de Acero“, sin ir más lejos.

Y por ello entiendo que, al igual que es una ofensa para los militares muchas de las cosas que se ven en la parte más de culebrón, hay que entender que es ficción, que hay que ofrecer algo al espectador medio, y éste no se va a fijar en si la culata de X soldado o los cortes de pelo no son reglamentarios. A mí me importa más los detalles fáciles de solucionar, esos que conocemos porque, no nos engañemos, estamos muy acostumbrados a ver películas bélicas. Insubordinaciones, imagen falsa de la mujer soldado, falta de marcialidad…son sólo los mayores gazapos de una serie que podría por fin haber dado una imagen real del ejército español y de sus actuaciones en tierras internacionales.

Una mejor dirección y un guión más ajustado habrían sido la mejor forma de evitar que boinas verdes, policías de a pié, Legionarios, FAS, y fuerzas especiales en general se les echaran encima, aparte de todos los frikis del cine bélico. Estos últimos, aunque su única experiencia real no sea ni la mili, sólo una mañana de pachanga jugando al airsoft, ya que muchos han crecido sabiéndose de pe a pa todo el armamento de cada guerra, y eso tiene su mérito.

Los-Nuestros-texto-3
Pocas mujeres pasan estas pruebas,
pero aquí tenemos a la mejor tiradora de precisión de las GOE,
para que sea “más creíble”.

Y dejando un poco aparte el tema del realismo de “Los Nuestros“, vayamos con las interpretaciones. La idea era que los yihadistas iban a secuestrar a los padres (él, un decente Tristán Ulloa), pero los terroristas son un poco cortos y como no consiguen sacarlos del coche volcado, se llevan a los niños, que les perdonas los actos de valentía absurda porque, total, son niños (y la serie no se centra en ellos, tranquilos). Todo esto es una excusa para poder tener tres capítulos de padres desesperados, destacando una madre (Mónica López) muy penosa en su intento de imitar a Catherine O´Hara en “Solo en Casa“.

El grupito de machitos militares encabezado por Hugo Silva, un capitán que no consigue que le obedezcan, tampoco convence. Ya no se trata de que los diálogos no acompañen, sino que tenemos que esperar hasta el tercer capítulo (y cada capítulo dura casi hora y media) para que nos ofrezcan algo realista, para que nos muestren la crudeza de perder a los compañeros, de estar en medio de un tiroteo, de tomar decisiones de las que depende que tus subordinados conserven la vida. Cierto es que no debemos basarnos en pelis como “El sargento de hierro” para encontrar empatía, ni en “La teniente O´Neill” para buscar los duros entrenamientos que convierten a los militares en seres fuertes física y mentalmente, pero sí que esperábamos que nos mostraran esa conexión y química que debe existir siempre entre compañeros de reparto (y más si emulas a militares) y que en “Los Nuestros” no se encuentra.

Los-Nuestros-texto-4-5
Dos momentos de rescate

Por último, pero quizás lo más importante para mí, sea la narrativa y el guión de la serie. Tres capítulos son suficientes para que la trama vaya al grano. Esto no pasó durante la presentación de la trama ni de los personajes durante el primer capítulo, pero no se solucionó durante el segundo con el infame y absurdo tema de la cabra (Telecinco, pide perdón a la Legión). Desi (Marina Salas) y Chino (Gorka Lasaosa) son los encargados de restaurar las relaciones de paz con un pueblo perdido de Mali, y por lo visto el perder el miedo a las cabras está entre ese deber.

Afortunadamente, el tercer capítulo está impreso de buen ritmo, acciones importantes y necesarias y un final contundente plasmado de símbolos y lecciones. La guerra nunca es buena cosa, las misiones de paz nunca deberían llamarse así, y nadie está preparado a la hora de la verdad para perder a un ser querido. No obstante, lo que empezó con un culebrón, termina con un culebrón, echando a perder las buenas intenciones que tuvieran respecto a la serie. Y lo que más me jode es lo de siempre: para que unos ricachones puedan abrazar a sus hijos, tienen que morir otros 15 soldados, que ya nunca abrazarán a los suyos.

5 Stars (5 / 10)

 

Os dejo un trailer completito y con algún que otro spoiler:

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

DAREDEVIL: analizamos al ciego más sexy y mortífero de Marvel

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es un ciego con un palo y te va a partir la cabeza!

IRON FIST: el no tan impresionante golpe final de Netflix

Al final resulta que Iron Fist es el primer bache en el camino construido por Marvel y Netflix de cara a la llegada de los Defenders el 18 de Agosto de este mismo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *