Pagina principal > Cine > ZOMBIELAND: cómo divertirse en un apocalipsis zombie

ZOMBIELAND: cómo divertirse en un apocalipsis zombie

Zombieland-portada

Bajo un argumento sencillo “Zombieland” (2009) amenaza con ser una de las comedias del subgénero más divertidas que hay. Dos supervivientes del apocalipsis zombie, Columbus, que confía en encontrar vivos a sus padres, y Tallahasee, que sólo espera de la vida comer un twinkie y matar zombies, se unen para atravesar el continente, topándose con otras dos supervivientes, dos hermanas, Litlle Rock y Wichita, que aspiran a llegar al parque de atracciones Pacific Playland. Objetivos absurdos y/o irrealizables para una existencia que se ha convertido también en absurda son el comienzo de esta road movie llena de humor negro.

Ciertamente “Zombieland” está llena de humor loco pero respetuoso, incluido hacia otras películas del género. Presenta sus cartas en una película llena de particularidades, empezando por esos zombies casi inteligentes (coño, si escalan verjas y todo), siguiendo por el origen de la infección: carne de hamburguesa contaminada (aprovechando para criticar el sistema…), y teniendo su catarsis en no caer en el tópico de convertirse en una comedia romántica, ya que no abusa de los momentos “tiernos”, ni de los graciosos, intercalándolos con escenas de acción y zombies de los que dan un asco tremendo.

Zombieland-escena-1
Si vas a tener que cargarte zombies,
hazlo con estilo

Uno de los puntos fuertes en “Zombieland” es sus personajes tan caricaturizados dentro de sus estereotipos y que, no por ello, resultan menos carismáticos. Imprescindible en una película en la que los malos son muertos vivientes que no van a poder prestar ningún tipo de carisma. Woody Harrelson (Tallahasee), macarra, decidido, temerario, gamberro (describiendo todo lo que “Zombieland” es) es el plato fuerte del film; Jesse Eisenberg (Columbus): friki, miedoso, alfeñique, apocado. Hay gente que se quejaba de que eso no es un friki. Vale, yo no me siento identificada con su forma de ser, pero sí en el hecho, ya repetido hasta la saciedad, de que los frikis no somos bichos raros. Me parece un acierto haberle mostrado como una persona normal y corriente, eso sí, con sus fobias.

Emma Stone como Wichita: escéptica, superviviente, tía buena, mentirosa, no demasiado convincente en su papel de hija puta aprovechadora; y su hermana pequeña Abigail Breslin como Little Rock (“Pequeña Miss Shunshine“) quién lo hace mejor, siendo una niña creciendo a la fuerza en un mundo rodeado de zombies malos. El cameo de Bill Murray, auto-parodiándose es el as en la manga para una película en la que sólo hablan principalmente 4 personas.

Muchos comparan esta película, inevitablemente, con “Zombies Party” (“Shaun of the Dead” 2004), pero el humor es más inglés y quizás por eso me gusta más “Zombieland“. Yo le he encontrado similitudes con “Dance of the Dead” por sus zombies pseudo-inteligentes y los frikis salvadores de la humanidad. Lo que no le salva es que, pese a ser del 2008, parece que es de los años 80. Un zombie tiene que dar asco, no que parezca que su torso es un surtidor de agua de jardín. Y creerme, eso, en “Zombieland“, lo hacen muy bien: los zombies dan mucho asco.

Zombieland-escena-2
Keep calm and ábrete puto coche

De un plumazo, pero eficazmente, nos explican por qué un pardillo como Columbus ha sido capaz de sobrevivir al apocalipsis zombie, teniendo en cuenta que debe ser el tío más beta sobre la faz de la Tierra. Si a eso le añades que es un frikazo de los gordos, has creado la empatía necesaria para no preocuparte por su presencia dentro de la película. Esto es también una excusa para explicar, de forma amenizada e inteligente, las reglas que uno debe seguir para sobrevivir en “Zombieland“.

Resulta divertido que Tallahassee sólo tenga como meta en esta vida (aparte de machacar zetas con cualquier objeto que tenga a mano, sea adecuado o no) comerse un Twinkie, el algo más que popular bollito de crema en EEUU. Resulta gracioso porque poco después de que se estrenara la película (2009) la empresa que fabricaba los Twinkies quebró, lo que provocó una ola de terror entre los millones de adictos a un (puto) bollo.

Pero no todo van a ser cosas buenas. Vale que es una comedia, pero 84 minutos se hacen muy breves. Supongo que, sencillamente, la cinta va al grano. Y en particular, se echa de menos alguna escena más con zombies. Seguramente dicha imaginaria escena se habría resuelto con humor, pero habría bastado para añadir algo más de peligrosidad y realismo a la historia. Digo esto porque, en general, habría que haber dejado más palpable la tensión de estar dentro de un apocalipsis zombie. Es una road movie donde los zombies van apareciendo como setas por el camino, pero no sientes el peligro real más que en un par de ocasiones. Me hubiera gustado poder calificarla de road-zombie pero no llega a eso.

De cualquier forma es una película muy divertida. Tiene una gran banda sonora aunque, claro, algo que empiece con “For whom the bell tolls” de Metallica no puede ser malo, y si te hacen guiños entrañables a “Los cazafantasmas” y al “World of Warcraft“, pues te sientes un poco más friki. Sólo recordaros que esto no es “Scott Pilgrim contra el mundo“, no es una comedia de zombies para frikis, es mainstream, y acierta.

8.5 Stars (8,5 / 10)

 

En español:

 

En inglés:

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS: Luc Besson lo vuelve a intentar

Valerian y la ciudad de los mil planetas es puro espectáculo a nivel visual. Un lore bien construido, una calidad de producción elevadísima y un diseño, directamente heredado de El quinto elemento, son sus puntos fuertes.

TOP 10 DE JULIO 2017: lo más interesante de la red

¿Has veraneado en Julio? Pues quizás has estado desconectado de las cosas más interesantes.

5 Comentarios

  1. Era bastante reticente a ver la peli al principio, pero tengo que reconocer que me encantó. Coincido plenamente contigo en todo. Me reí un montó y el papel de Bill Murray dentro de lo surrealista también tiene su gracia. Lo mejor de la peli a mi gusto las “reglas” de supervivencia.

    • Sí, jaja, a prácticamente todo el mundo lo que más le gusta es el rollo “he sobrevivido porque sigo mis reglas”, el tío tiene algo de fatalista que engancha bastante. Gracias por tu comentario! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *