Pagina principal > Cine > TOMORROWLAND: la utopía de Disney

TOMORROWLAND: la utopía de Disney

TOMORROWLAND-PORTADA

Puede ser por la mala tendencia de que últimamente cada film de aventuras que sale lleva el nombre de algún superhéroe en el título, que mis expectativas con “Tomorrowland”,  ausente de cualquier reclamo desde el mundo del cómic, estaban más altas que de costumbre. También el hecho de que el director fuese nada menos que Brad Bird (“El Gigante de Hierro”, “Los Increíbles”…) ayudaban a que mi hype se mantuviese tan alto como es posible para una persona como yo, curada de espanto con este tipo de obras, así que cuando me acerqué al cine a disfrutar de la peli, lo hice con una actitud decididamente optimista.

Tomorrowland” es una película que me enamoró desde el primer tráiler, su estética, sus interesantes premisas y sobre todo el hecho de que no fuese un producto derivado de nada, ya eran para mí garantías suficientes como para decidir ir a verla.

Pero pongámonos en situación: Frank Walker (George Clooney) un inventor cansado de desilusionarse y Casey (Britt Robertson), una adolescente repleta de optimismo con curiosidad científica, se embarcan en una aventura para desvelar los secretos de un lugar enigmático en alguna parte en el tiempo y en el espacio conocido como Tomorrowland, donde se dan cita las mentes más brillantes del planeta y donde la ciencia no tiene trabas ni límites.

Bajo esta premisa Brad Bird nos presenta un film ligero de aventuras  en el que la utopía y la distopía se mezclan para enviar un mensaje optimista sobre el futuro a todos los espectadores, cosa que no está mal, ya que entre “Mad Max” y la próxima “Terminator Génesis” el cupo de films futuristas en los que el mundo se va a la mierda queda más que completo para todo 2015.

Y es que hay algo de magia en cada plano que Bird imprime en pantalla, esos toques tan de Spielberg capaces de transmitir fascinación, la manera en la que la peli es capaz de sorprendernos con inventos e ingenios que de verdad nos hacen soñar con visitar la ciudad de ensueño que es Tomorrowland.  Toda la puesta en escena es fantástica y toda la película está repleta de buenas ideas, incluso las escenas de acción de desarrollan,  ya sea por una cosa o por otra, de manera original y poco habitual; mención especial a toda la parte del escape de la casa.

TOMORROWLAND-1

Pero (porque hay un “pero”) el film avanza y con él se disipan algunas grandes ideas que se ponen sobre la mesa al principio. La magnífica puesta en escena nos hace olvidar que  “Tomorrowland” es una película familiar de aventuras, y sinceramente creo que es por aquí por donde la película ha recibido todas sus críticas.

“Tomorrowland”  daba para mucho más que para ser una película de aventuras: concepto, trama y personajes están capacitados para ir mucho más lejos y sacar más que lo que saca Brad Bird de esta estupenda idea. Si hay una sensación unánime cuando acaba la película es que el film está bien, pero que con algunos arreglos podría haber sido excelente.

Al final “Tomorrowland” es la clásica película entretenida y más que correcta capaz de hacernos pasar dos horas disfrutando de buen cine, un film repleto de ideas brillantes poco explotadas pero que pese a todo sabe entretener, e incluso fascinar, a todo aquel que esté dispuesto a ver “Tomorrowland” por lo que es y no por lo que podría haber sido.

No solo es una apuesta en firme por el maltratado cine de aventuras, sino que también significa un soplo de aire fresco entre la vorágine de secuelas, précuelas, reboots y trilogías que nosotros, pobres y abnegados frikis tenemos que sufrir de esta industria que solo sabe explotar franquicias hasta la arcada.

Al final, “Tomorrowland” ha resultado ser ese niño superdotado que podría haber sido astronauta y se ha quedado en abogado, no está nada mal, pero esperábamos más. Y pasada esa sensación inicial de “ideas tiradas a la basura”, ya con la cabeza mas fría y valorando el film por lo que es, es cuando uno no puede más que aceptar que pese a todo “Tomorrowland” es una gran película, le pese a quien le pese.

8 Stars (8 / 10)

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

WONDER WOMAN: por fin DC encuentra su camino

Puedo decir sin temor a equivocarme que Wonder Woman es la mejor película del nuevo universo DC, ya sé que eso tampoco es mucho decir, pero si es una primera piedra bien colocada y un camino a seguir por los próximos films que inevitablemente van a venir.

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR, un chiste que ya no tiene gracia.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar no deja de ser una película palomitera para ver en familia, una de esas en las que los piratas no son malos y que el robo de un banco puede acabar con una persecución a lomos de un edificio tirado por caballos. Nada de esto está mal en realidad, sencillamente que La venganza de Salazar no deja de ser el mismo chiste que ya escuchamos con La maldición de la Perla Negra repetido por quinta vez.

Un comentario

  1. Hola Adrian. Fui con mis hijos de 14 y 11 (niño y niña) y nos gustó a a los 3… no es la típica peli de la que sales pensando que eres el padre del año por aguantar ese tostón. Llevas razón en que se podía haber hecho una peli más profunda pero es una peli familiar bastante mejor que la mayoría!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *