Pagina principal > Cine > SEX TAPE. ALGO PASA EN LA NUBE: porno casero

SEX TAPE. ALGO PASA EN LA NUBE: porno casero

Sex-tape-portada-GF

Cameron Díaz y Jason Segel vuelven a reunirse tres años después de “Bad Teacher” para hacer otra comedia que poco tiene de romántica y mucho de sexual, llamada en España “Sex Tape. Algo pasa en la nube“, quizás como recordatorio de aquella otra película (“Algo pasa con Mary“) que tanta fama reportó a Cameron y la posicionó como la “reina” de la comedia. Ha pasado mucho tiempo desde aquella burda película y Jake Kasdan quiere volver a contar con los que seguramente son sus actores favoritos (y posiblemente los únicos que tiene) para hacer una comedia con una buena idea, bastante original, pero con una mala ejecución.

Jay (Jason Segel) y Annie (Cameron Díaz) eran una pareja muy pasional. El sexo para ellos ocupaba gran parte de su relación, hasta que los años van pasando y, casados y con dos hijos, se encuentran demasiado agotados u ocupados como para decidir tener sexo en vez de dormir. Con el objetivo de impulsar su vida sexual deciden hacer un vídeo porno casero con la mala fortuna de que el iPad en el que lo grabaron se ha sincronizado con otros iPads que previamente habían regalado a sus amigos, distribuyendo el vídeo a todos los dispositivos. Jay y Annie viven una noche loca intentando borrar todos los vídeos de los diferentes iPads.

Sex-Tape-desnudos
El sexo puede ser una actividad peligrosa..

Considero que “Sex Tape” traía un buen mensaje, bastante novedoso ya que no se había tratado el tema del sexo como parte tan importante de las relaciones en el mundo del cine. Lo tocan en “American Pie: el reencuentro“, aunque no es la trama principal, pero en pocas más. Parejas que han perdido la pasión o que el resto de las cosas que rodean sus vidas provocan que se olviden de sí mismos y de su pareja o que llegan agotados al sexo. A veces quieren pero no …¿pueden? Es una pena que no hayan ahondado en los tópicos que son comunes a todas las parejas con relación al sexo porque nos habría hecho mucha más gracia (ya sabeís, nos miramos entre nosotros y decimos “sí, a mí también me pasa”). Todo lo que queda son clichés, chistes sobados y muchas escenas que ya sabes cómo van a acabar. Incluso copian escenas de otras películas como la parte del perro, que es similar a la de “El padre de la novia“, sólo que tres tonos más subida. Qué queréis, ya no estamos en los 90.

Otra de las cosas negativas del film es el problema del ritmo. La película está desestructurada. Hay partes que son muy largas como la de la casa del jefe, y otras cortas como el desenlace. Y ello lleva a pensar que falta metraje (el trailer, con escenas que luego no aparecen en la película, como que ayuda a esta conclusión), lo cual es realmente raro en una comedia, en la que el argumento debe quedar cerrado 100% y sin lagunas. ¿Qué pasa con los 15000$ que se deben a cierto personaje?, ¿qué pasa con el contrato de trabajo?, flaca forma de cerrar el chantaje del niño, ¿verdad?

sex-tape-video
El momento que tantos problemas causó

Respecto a las actuaciones, Cameron y Jason trabajan bien; Robby (Rob Corddry) y Tess (Ellie Kemper) son la pareja de amigos de los protagonistas que adoptan el rol de cómicos y, aunque resultan convincentes en su papel, arrancan tarde y frenan demasiado pronto. Convence mucho más Jack Black en su papel de dueño de YouPorn (también repite con Jake Kasdan después de “Orange County“), o de Rob Lowe como Hank, el extrafalario jefe de Cameron.

Por otro lado, la película me resulta demasiado explícita. Ya expliqué en otro artículo que últimamente las actrices de Hollywood entre 40 y 50 años se encontraban todas apuntándose a la moda de lucir cuerpo, como una especie de recordatorio de “eh, que todavía estoy buena”; pasó hace nada con “Somos los Miller” y Jennifer Aniston, y un poco antes con “Cuerpos especiales” y Sandra Bullock. Esta vez Cameron Díaz ha llegado mucho más lejos (acompañada de Jason Segel) protagonizando varios desnudos casi integrales (¿ese culo será suyo?). En mi opinión no había ninguna necesidad de ello. Es más, resulta extremadamente raro que dos artistas consagrados como ellos, con su caché, se desnuden en una película.

Por último, y sin querer ahondar mucho puesto que se ha dicho de todo, aquellos que vayáis a verla estar al loro de que “Sex Tape. Algo pasa en la nube” es un auténtico publirreportaje de Apple. Tenemos Apple hasta en la sopa. Se nos sale por las orejas. Y no lo hacen con la gracia con que se mostraba en “Los Becarios“, sino en plan desesperado. Podríamos decir que los productos de Apple son los coprotagonistas de la película, y mientras, nosotros, pensando si Sony intentaría desprestigiar a la marca haciéndole “mala” publicidad.

En definitiva, una película relativamente divertida, tiene sus puntos y algunos bastante originales, pero no le llega a la altura de los zapatos a otras películas, ya no de estos actores, sino cualquiera que hayamos reseñado en la web. La falta de ritmo, y la poca exigencia del guión harán que la califiquemos de mediocre.

5.5 Stars (5,5 / 10)

 

Promoción de la película con Dani Rovira

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

OKJA: Una flecha directa al corazón

Okja es una película que destaca en casi todos sus apartados, con mucha personalidad y que trata un tema muy delicado de forma realmente sencilla y sin pretensiones.

I AM A HERO: cuando los zombies, el manga y el mejor cine japonés se hacen uno

I am a Hero son 120 minutos que todo amante del género sabrá apreciar de principio a fin, llenos de zombies, masacres, gore y centros comerciales. Sin embargo, también tiene algunas sorpresas reservadas para gustar a los foráneos, a los recién iniciados e incluso a los que lleguen aquí buscando algo más de lo que pudieron leer en el manga original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *