Pagina principal > Cine > LIFE: la historia de los astronautas más tontos del mundo.

LIFE: la historia de los astronautas más tontos del mundo.

El cine de ciencia ficción muchas veces ha coqueteado con el género del terror, de hecho, algunas de las producciones más aclamadas dentro de la Sci-Fi son también las más aclamadas del género de terror, y es que la oscuridad del espacio, el miedo a lo desconocido y los secretos que, en general, oculta el cosmos siempre han sido fuente de inspiración para las historias más terroríficas. Clásicos como Aliens, Moon, o Event Horizont tienen tanto de ciencia ficción como de terror, pasando por estilos que van desde la casquería más explícita hasta el miedo psicológico más sofisticado.

En el caso de Life (2017), la premisa se sitúa dentro de ese subgénero del terror en el que un bicho asesino está fuera de control y se dedica a matar uno a uno a todos los humanos que, normalmente, se encuentran irremediablemente encerrados. Sobre estos cimientos se han edificado films tan famosos como el clásico Alien, La Cosa, o en menor medida Jurassic Park o Tiburón.

La historia de Life nos cuenta como una sonda procedente de Marte trae muestras del planeta hasta la Estación Espacial Internacional, en la que un grupo de científicos son los encargados de investigar y asegurar el material antes de mandarlo a la Tierra. Para sorpresa de todos encuentran una forma de vida que rápidamente se revela como hostil, inteligente y puñeteramente asesina dentro de un entorno tan limitado como es la “pequeña” estación espacial; como os podéis imaginar el drama está servido.

El elenco protagonista triunfa en cuanto a la calidad del reparto. Es una pena que los personajes tengan tan poco que aportar.

Sin embargo, y aunque la comparación con Alien resulta completamente evidente, a mí me resulta más sencillo comparar Life de Daniel Espinosa con otro clásico como Scream que con la cinta de Ridley Scott. Esto se debe principalmente al hecho de que los protagonistas de Life se comportan más como una pandilla de adolescentes atemorizados frente a un tío con máscara que como expertos astronautas.

El monstruo asesino de Life es inteligente e implacable. Los astronautas protagonistas, entre los que hayamos a actores tan importantes como Deadpol Ryan Reynolds, Jake Gyllenhaal (Donnie Darko, Brokeback Mountain, Animales nocturnos, Nightcrawler), Rebecca Ferguson (La chica del tren, Misión Imposible: nación secreta, Florence Foster Jenkins), Iroyuki Sanada (El último samurai, Lobezno inmortal, 47 Ronin) sin embargo  se comportan durante todo el film como pollos sin cabeza que corren de aquí para allá presa de un guion que no sabe qué hacer para que sus protagonistas no parezcan imbéciles, cometiendo errores absurdos y tomando decisiones ridículas desde el primer minuto de la cinta. Tanto es esto así, que casi en cada muerte pensareis eso que tantas veces hemos pensado en películas Slasher como Scream o El muñeco diabólico: -“¿Ves?, eso te pasa por gilipollas”.

Tal y como pasó en su día con Prometheus, Life es una buena película protagonizada por un montón de idiotas que no saben exactamente cómo actuar en cada momento, cosa que funciona en una historia sobre una cabaña en el bosque y un puñado de adolescentes, pero que queda ridícula hasta el extremo cuando hablamos de inteligentes, diligentes, cultos y entrenados hombres del espacio.

El montaje, los efectos especiales y un buen sentido del ritmo hacen de Life una película muy disfrutable si no buscamos en ella ciencia ficción… o cualquier otro tipo de coherencia.

Y a pesar de todo Life consigue lo que se propone. Por un lado resulta un film que sabe mantener la tensión y la intriga durante toda su extensión, por otro lado, la “criatura” está tan deshumanizada y es tan terriblemente cruel que resulta imposible no sucumbir emocionalmente ante la presión a la que sus truculentos asesinatos nos someten.

Finalmente Life termina siendo una divertida amalgama de despropósitos que funciona inequívocamente mejor como film de terror que como ciencia ficción. Tiene los suficientes giros argumentales y el buen ritmo necesarios para que cualquiera caiga rendido ante el divertido contraste de emociones al que nos somete el género. Un puñado de “sustos” situados en los momentos precisos y una conclusión final muy satisfactorias terminan por salvar a una película que a los 10 minutos ya estaba dispuesto a tirar a la hoguera.

Si lo tuyo es el terror sin duda Life es de las propuestas más interesantes de los últimos meses, pero si vas por todo lo relacionado con el género de la ciencia ficción probablemente esta no sea tu peli.

Life

Life
65

NOTA GLOBAL

7/10

    Destaca en:

    • Por momentos mantiene la tensión a niveles muy altos
    • Buen ritmo
    • Técnicamente a muy buen nivel

    Podría mejorar:

    • Los protagonistas son terriblemente estúpidos...
    • ...tanto que a veces rompen la inmersión y la atmósfera del film

    About Adrian

    Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

    También te puede interesar:

    HBO España estrena la segunda temporada de Channel Zero: la “Casa sin fin”.

    Te invitamos a acompañarnos a la “Casa sin fin”, una nueva propuesta del terror crepypastas más inquietante de la serie Channel Zero.

    ANDROIDES SEXUALES: lo que el manga nos adelantó sobre la tecnología del futuro

    Las numerosas muestras de androides sexuales en el mundo del manga ya vaticinaban de alguna manera que la tecnología del futuro era una integración con las máquinas mucho más allá de simples objetos de uso cotidiano

    Deja un comentario