Pagina principal > Cine > GUARDIANES DE LA GALAXIA 2: segundas partes sí que son buenas

GUARDIANES DE LA GALAXIA 2: segundas partes sí que son buenas

Sean bienaventurados todos los amantes de los años 80, la ciencia ficción, los chascarrillos continuos y los cameos de nuestros grandes actores del cine de acción: Guardianes de la Galaxia 2 (2017) ya está entre nosotros.

El quinteto de mercenarios, contrabandistas, ¿ex? ladrones, ¿ex? forajidos regresa más peleones pero compenetrados que nunca en una historia un poco atípica en la que no hay un evidente malo mega brutal que derrotar, sino una historia de corte un poco más intimista en la que prima por encima de todo la importancia de las relaciones entre Peter Quill (Chris Pratt), Gamora (Zoe Saldaña), Rocket (Bradley Cooper), Drax (Dave Bautista) y un adorable bebé Groot que vuelve a interpretar misteriosamente el actor Vin Diesel.

Guardianes-de-la-Galaxia-2-Generacion-Friki-Texto-1

Y es que nos encontramos con una película que ahonda ante todo en el desarrollo de los personajes; en aquellos que repiten parrilla, incluyendo al bandido Yondu (Michael Rooker), a la hija adoptiva de Thanos, Nébula (Karen Gillan) e introduciendo nuevos personajes interesantes para el universo de Guardianes de la Galaxia 2 como la asistente personal Mantis (Pom Klementieff), Ayesha, líder de los Soberanos (Elizabeth Debicki), el bandido Starhawk (Sylvester Stallone) o el misterioso ser celestial interpretado por Kurt Russell, Ego, quien da lugar a la trama más importante de la película. Así, es más importante lo que pasa con los personajes que con el argumento, siendo los personajes los que avanzan y creando pequeñas subtramas con conclusiones que enriquecen tanto a ellos mismos como al cómputo general.

Guardianes-de-la-Galaxia-2-Generacion-Friki-Texto-2

No quiero decir con esto que la frenética comedia que se supone que es Guardianes de la Galaxia 2 no lo sea, sigue teniendo muy buen ritmo y sigue siendo muy creativa en su humor, pero si esta secuela es más divertida y con más gags que la primera, también ha aumento el drama, notándose más los contrastes.

A este respecto lo único malo que podemos decir es que en los momentos dramáticos se tira de cliché resultando alguna escena quizás demasiado vista. No obstante, estas escenas son puntuales y por regla general se suele recurrir a gags humorísticos en los momentos más inesperados para romper situaciones tensas y dramáticas con un resultado muy genial. Así, el humor en esta segunda parte se vuelve más absurdo, más friki, con más referencias a la cultura pop y a los ´80 (y no sólo a través de su banda sonora, que continúa en la línea de la anterior película) creando situaciones rocambolescas y acudiendo a la parodia cuando lo considera oportuno.

Técnicamente nos encontramos con una película intachable. Artísticamente supera a la primera que ya era muy bonita y peculiar siendo el resultado general una mezcla entre El Quinto Elemento y La Guía del Autoestopista Galáctico (incluso aparece una nave que recuerda a Corazón de Oro) y no sólo por su estética, sino también por el humor, el ritmo el estilo de personajes…incluso los efectos especiales.

Estos últimos están al nivel de las demás películas de Marvel en calidad y cantidad, como si alguien hubiera dicho aquel famoso: “no hemos reparado en gastos”. Así, vais a ver aumentadas las batallas espaciales al estilo Star Wars y los creativos diseños, si eso es posible, en los que se ha usado una paleta de colores muy saturada que destaca tanto en la creación de los planetas como de los personajes, resultando un compendio de colores a lo Power Rangers que enamora.

Las sorpresas vienen de la mano por un lado del personaje Groot que, por razones obvias, cambia mucho mostrando una personalidad totalmente diferente; por otro lado, del final, quizás algo sorprendente para bien para todo aquel que guste de esos toques diferentes y, por supuesto, del cliffhanger habitual en las películas de Marvel…o de superhéroes en general. Amigos, no os levantéis de la butaca en el cine, Guardianes de la Galaxia 2 nos presenta un montón de cliffhangers tras los créditos.

Guardianes-de-la-Galaxia-2-Generacion-Friki-Texto-6

Por último, hacer incidencia en los valores que muestra la película. Es cierto que esta clase de films enarbola ideales bastante clásicos: amistad, familia, honor e incluso, en esta ocasión, el perdón, pero la magia de Guardianes de la Galaxia 2 es mostrarlos bajo la máscara de la comedia, dejando las cosas un poco ocultas a la vista.

Pocas cosas malas se pueden decir de una película tan genial como Guardianes de la Galaxia 2. Parte de su genialidad es que aunque no os vaya el género de la ciencia ficción, los superhéroes y las comedias de acción es una película que gustará a todo el mundo. Por ello os recomendamos que le deis una oportunidad (a la primera también, claro, y a la tercera que vendrá) porque su frescura, la diversión que aporta y el estilo en general son magnéticos y auguran una nueva era para el universo de Marvel; una franquicia estupenda que compite sin problemas con Los Vengadores. Menudo crossover veo en el aire.

Guardianes de la Galaxia 2

Guardianes de la Galaxia 2
90

NOTA GLOBAL

9/10

    Destaca en:

    • Extremadamente divertida
    • Dinámica, con buen ritmo
    • Personajes bien construidos
    • Universo atractivo

    Podría mejorar:

    • El argumento no cuenta mucho

    About Susana "Damarela" Rossignoli

    Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

    También te puede interesar:

    EL MEJOR HUMOR DEL MES: memes y tontunas (LXIII)

    El Mejor Humor del Mes llega con muchos chistes con temática friki con El Señor de los Anillos, Power Rangers, Harry Potter, Leónidas y sus 300, Juego de Tronos y Batman como platos fuertes.

    BLADE RUNNER 2049: cómo actualizar un clásico sin morir en el intento

    Blade Runner 2049 se perfila como una película excelente que ningún fan de la ciencia ficción o de la cinta original debería perderse, demostrando que se puede resucitar un clásico manteniendo su esencia pero sin caer por ello en el homenaje desmedido, volviendo a tratar temas que son incluso más relevantes hoy en día de lo que lo eran hace 30 años.

    Deja un comentario