Pagina principal > Cine > GUARDIANES DE LA GALAXIA: Mapaches, música de los 80 y naves espaciales, ¿quién da más?

GUARDIANES DE LA GALAXIA: Mapaches, música de los 80 y naves espaciales, ¿quién da más?

guardianes-de-la-galaxia-poster

Poco se puede decir de las peliculas de Marvel que no se haya dicho ya, y es que el género de los superheroes es hoy por hoy uno de los pocos que casi nunca fallan (digo casi por que ahí tenemos los mediocres films de Spiderman) y es que ir al cine a ver una de Marvel siempre suele ser una buena inversión.

Guardianes de la galaxia (2014) viene a corroborar una vez más esta afirmación, pues de todas las proyecciones de las que he sido testigo en los últimos meses (y no han sido pocas) es la que sin duda me ha sacado de la sala con la sonrisa más amplia y la mayor sensación de satisfacción. Cierto es que hace poco cubríamos de elogios la fantástica Como entrenar a tu dragón 2 pero aunque sea por poco, los nuevos antihéroes de Marvel se llevan el premio al mejor Blockbuster del verano.

Dirigida por James Gunn y protagonizada por Chris Pratt (Her, La lego película) Guardianes de la galaxia nos presenta a un elenco de personajes de lo menos habitual en una película de esta índole: un pirata, una traidora (Zoe Saldaña), un fugitivo vengador (Dave Bautista), un cazarrecompensas (Bradley Cooper) y un hombre árbol son los “héroes” de este atípico film de superhéroes con tintes de space opera.

A ritmo de temazos musicales de los 80 la película va desgranando un argumento perfectamente bien hilado, con sus cambios de ritmo y sus giros bien acompasados, manteniéndonos siempre interesados por lo que pasará a continuación y no a expensas de la siguiente escena de acción. Y es que Guardianes de la Galaxia se siente más como un film de aventuras  que como una película de supérheroes, siempre con una sensación a medio caballo entre Star Wars y El Quinto Elemento, la película sabe hacerse un hueco entre ese selecto grupo de films que de una manera u otra se sienten diferentes.

Y es que si algo sobra aquí es el carisma que desprenden todos los personajes de la cinta; con sus cuidadas actuaciones y gracias a un estupendo guión el elenco protagonista sabe hacerse querer desde el principio del largometraje, y sin tirar de clichés sobados, ni chistes de pedos, ni de historia de amor barata (aplausos).

Y no sólo protagonistas, tanto secundarios de la talla de Peter Serafinowicz en el papel de Denarian Garthan Saal, John C. Reilly como Rhomman Dey, Glenn Close como Nova Prime, Josh Brolin como Thanos, Benicio del Toro como el coleccionista Teneleer Tivan, así como cameos de nuestros actores frikis más conocidos (Nathan Fillion dando vida al Prisionero Monstruoso al que Groot le hace una limpieza de narices o Vin Diesel como Groot) se dan cita en Guardianes de la Galaxia, haciéndola más completa aún.

No nos podemos dejar en el tintero el fabuloso trabajo que se ha hecho con el diseño artístico de todo el film, un trabajo de imaginativa del más alto calibre que nos sumerge en un rico y basto universo de colores y formas imposibles, con unos diseños mecánicos del más alto nivel y una factura técnica de producción triple A. Guardianes de la Galaxia entra por los ojos, con una belleza escénica rica en matices y de detalles que a primera vista pasan desapercibidos.

Sí que es verdad que echamos de menos algo más de variedad en las razas extraterrestres, demasiado antropomórficas y humanizadas, también nos hubiera gustado poder contar con algo más de desarrollo en determinados fragmentos de la trama, y no precisamente porque esté mal explicada, sino simplemente porque es interesante e invita a ello.

Es poco el margen de critica que hay en un film tan redondo como Guardianes de la Galaxia, pero sí que es verdad que sin incurrir en ningún error grave la película podría haber pulido algunas asperezas con algo más de metraje. Quizás falte profundizar en unos personajes tan bien presentados que da pena que no se haya invertido en ellos sólo un poco más. También hay determinadas escenas que habrían necesitado algo más de tensión, y por ultimo quizás haya faltado darle algo más de peso a los “malos” del film, que están ahí un poco porque alguien tiene que estar, sin estorbar demasiado y siendo un poco lo que son, un mero accesorio de guión que funciona como tiene que hacerlo, pero poco más.

En estos días calurosos de Agosto se nos presentan muchas y muy variadas peliculas para pasar las tardes a la sombra frente a un pantallón de cine, DragonesStallone y Harrison Ford pegando tirosparejas que se graban haciendo cochinadas robots enormes dando estopa. Nuestra recomendación sin duda es que empieces por Guardianes de la galaxia y que a partir de ahí vayas tirando, si tienes dudas ya sabes dónde estamos, nosotros las hemos visto todas.

9 Stars (9 / 10)

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS: Luc Besson lo vuelve a intentar

Valerian y la ciudad de los mil planetas es puro espectáculo a nivel visual. Un lore bien construido, una calidad de producción elevadísima y un diseño, directamente heredado de El quinto elemento, son sus puntos fuertes.

NO MAN’S SKY: cómo redimir lo irredimible

Ha pasado un año desde el polémico lanzamiento de No Man's Sky. Varias actualizaciones han cambiado sustancialmente el juego desde entonces ¿Merece una segunda oportunidad?

5 Comentarios

  1. Ya tenía ganas de ir a verla, pero después de leer el post tengo más ganas aún! El miércoles os diré qué me parece,que voy a ir al cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *