Pagina principal > animación > GRU, MI VILLANO FAVORITO: es complicado ser supervillano y padre a la vez

GRU, MI VILLANO FAVORITO: es complicado ser supervillano y padre a la vez

Gru-mi-villano-favorito-PORTADA

Esta es una de esas películas que nos sorprenden porque esperamos algo infantiloide para nuestros hijos, y nos encontramos con una comedia desternillante… para los adultos. Gru, mi villano favorito (Despicable me 2010) sólo tiene 5 años de existencia y ha convertido todo lo que toca en un éxito pasando a ser a día de hoy un elemento más de la cultura pop, desde su fantástica banda sonora en la que participa Hans Zimmer, hasta los adorables minions (fuente inagotable de merchandising), a fuerza de mezclar humor absurdo, con un ritmo frenético y con un guión sólido.

Gru, mi villano favorito narra la historia de un supervillano, Gru, que viendo amenazado su puesto de Villano nº 1 por Vector, un joven aspirante al trono, decide cometer el delito más terrible hasta el momento: robar la Luna. Para ello, cuenta con la ayuda del Doctor Nefario y su tecnología, de sus cientos de ayudantes Minions, adictos a los helados, y de tres niñas huérfanas, Margo, Edith y Agnes.

Realmente, no sé si es más complicado robar la Luna o cuidar de tres niñas pequeñas hiperactivas, pero el resultado de semejante fórmula es una comedia de animación por ordenador que simplemente funciona. A día de hoy prácticamente dividimos la animación en “de segunda” y todo lo que hace Dreamworks, Pixar, Disney y Ghibli, por lo que es sorprendente que la productora Illumination Entertainment haya conseguido con su primer largometraje el éxito impecable que ahora analizamos.

Una galería llena de momentos tiernos y graciosos de Gru con sus hijas adoptivas: Margo, Edith y Agnes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No digo que esta productora haya copiado de otras la inclusión de varias lecturas para hacerla más profunda e interesante; lo cierto es que Gru, mi villano favorito tiene como objetivo último entretener y aún así consigue que salgamos del cine con la sensación de que la película incluía una crítica social. A ello ayudan unos personajes bien construidos, cosa que a día de hoy, si quieres que tus dibujos animados triunfen, es imprescindible, pero Gru, mi villano favorito va más allá, proporcionándonos unos secundarios ricos en detalles, todos con sus ambiciones, secretos, ilusiones y caracteres bien definidos. Destacar a la dulce Agnes y su visión positiva de la vida y de lo que le rodea.

Lo más gracioso del asunto es que así como la película resulta completa, redonda en todos sus matices, muy madura para la animación que esperábamos ver, las motivaciones de los malos (megalómano, supervillano, malo porque toca) son las básicas de siempre. Si alguien pensaba encontrarse al Joker de Batman va por mal camino, esto es más como los primeros malos de James Bond, con la diferencia de que 007 no tenía que leer un cuento para dormir a tres angelitos. Y de que Gru no es para nada un sexy espía inglés, más bien me recuerda a Fétido Adams. Un Fétido Adams con doblaje al español de Florentino Fernández.

En fin, Gru, mi villano favorito es diversión, es ternura, es humor simple del que no ofende a nadie, es parodia ligera de la que hace reír a todos, es una banda sonora impecable y es muchos, muchos maravillosos minions. A día de hoy ya no sé decir juguete, siempre digo “toma, para tú, pupete”.

 

Gru, mi villano favorito

Gru, mi villano favorito
8.5

NOTA GLOBAL

9/10

    Destaca en:

    • Su maravilloso sentido del humor
    • Su argumento interesante
    • Ritmo fluido
    • Personajes carismáticos
    • Animación decente

    Podría mejorar:

    About Susana "Damarela" Rossignoli

    Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

    También te puede interesar:

    PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR, un chiste que ya no tiene gracia.

    Piratas del Caribe: La venganza de Salazar no deja de ser una película palomitera para ver en familia, una de esas en las que los piratas no son malos y que el robo de un banco puede acabar con una persecución a lomos de un edificio tirado por caballos. Nada de esto está mal en realidad, sencillamente que La venganza de Salazar no deja de ser el mismo chiste que ya escuchamos con La maldición de la Perla Negra repetido por quinta vez.

    SAGA OF TANYA THE EVIL: Un ‘Salary Man’ en el cuerpo de una niña y nazis mágicos, ¿quién da más?

    Saga of Tanya the Evil resulta una serie muy recomendable, un soplo de aire fresco no solo como anime, sino también comparándolo con cualquier serie occidental actual de imagen real.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *