Pagina principal > Cine > FOXCATCHER: Un drama infumable con actuaciones memorables

FOXCATCHER: Un drama infumable con actuaciones memorables

 

foxcatcher portada

Cuando salí de la sala, después de la proyección de “Foxcatcher” comprendí que hay muchas maneras de entender el cine; hay personas que buscan historias reales y dramáticas en las que sentirse identificadas, también hay gente que huye de la realidad pasando dos horas delante de una peli de fantasía o de ciencia-ficción; por otro lado tenemos el cine histórico, siempre dispuestos a enseñarnos (o confundirnos) con hechos que sucedieron (más o menos) en otra época. Pero si hay algo que debe ser común en todas las películas es el entretenimiento; el cine tuvo en su concepto inicial, tiene y seguramente tendrá un propósito por encima de los demás: entretener, que es lo único que “Foxcatcherno sabe hacer.

La peli, dirigida por Bennett Miller (Capote, Moneyball), narra la trágica historia (basada en hechos reales, para mayor drama) de Mark Schultz (Channing Tatum) y su hermano Dave Schultz (Mark Buffalo), dos luchadores de lucha grecorromana (como el Judo pero con tíos en traje de baño) que son patrocinados por John Eleuthere du Pont (Steve Carell), un multimillonario paranoico y sociópata aficionado a la lucha que en su puñetera vida no ha dado un palo al agua, y que aún odiándola con todas sus fuerzas, siempre ha estado al amparo de su protectora y severa madre (Vanessa Redgrave). Lo que en un principio le parece a Mark como una lotería poco a poco se va tornando estrambótico, incomodo y desagradable por culpa del enajenado carácter de John, al que de pequeño le tenían que haber dado un par de sopapos par que dejara de ser tan mimado.

Si algo destaca de “Foxcatcher” por encima de cualquier otra cosa son las fantásticas interpretaciones de los tres protagonistas, sobre todo la de Steve Carrell, actor que teníamos encasillado en papeles de humor con sus interpretaciones en “The Office”, las dos pelis “Como dios” o “Superagente 86”, que pega un golpe sobre la mesa haciendo de ricachón jodido del tarro y creando unas situaciones de tensión y desagrado que ni la más profesional de las suegras. Con Channing Tatum pasa algo parecido pero quizás no tan exagerado; lo recordamos por las recientes “El Destino de Júpiter” e “Infiltrados en la universidad” y le vemos aquí haciendo un papel increíblemente dramático y bien desarrollado, y sólo puedes pensar que alguien se ha puesto un “traje, un traje de Edgar Channing Tatum”.

Pero amigos, como decía al principio de la reseña el cine tiene una máxima por encima de cualquier otra cosa: debe entretener, hacer que al espectador se le pasen volando los 120 minutos de un film, que salga de la sala satisfecho porque ha invertido unos cuantos euros en algo que le ha hecho reír, llorar, emocionarse, vibrar… Con “Foxcatchersalí del cine aburrido como una ostra; 120 minutos de maravillosas interpretaciones en una historia que se presume interesante (en la sinopsis e incluso en el tráiler) para que la dirección y el desarrollo de la cinta lo echen todo por tierra. Coñazo es el adjetivo que mejor le va a la varias veces nominada película de Bennett Miller, pero no por sus méritos, que ha demostrado que haría mejor en dirigir el tráfico que películas, sino por el de un reparto excepcional que se amolda a los personajes como si de un guante se tratase.

El ritmo de “Foxcatcher” es lento, irritante, absurdo y la manera de desgranar la historia es deficiente, más propia de un documental de “La 2” que de una gran producción de Hollywood. La carencia casi completa de banda sonora empaca mejor las actuaciones de los actores, sí, pero deja coja a la película haciéndose patente esa falta de empuje adicional que siempre da una melodía en el momento adecuado. Tampoco hay nada que destacar en el plano técnico, ni en ningún otro sitio, por desgracia, de hecho si no fuera porque el film está basado en hechos reales diría que es innecesariamente dramático pero que, paradójicamente, no llega a trasmitir el drama que cuenta la historia, ni siquiera en su clímax.

Foxcatcher” se queda en un film adecuado para que todos veamos que el trío protagonista está formado por tres grandísimos actores muy a tener en cuenta en el futuro, pero poco, poco más. Pena que ni siquiera supieran sacar partido a Sienna Miller en su papel de Nancy Schultz, esposa de Mark Ruffalo. No cumple como drama y falla en el propósito ultimo de toda película, entretener. Es una lástima que películas geniales en todos los aspectos se hayan quedado fuera de las nominadas para “Mejor Película” en la gala de los Oscars 2015 solo para hacerle hueco a esta “Foxcatcher”; un síntoma mas de que los “directores de la Academia” son un puñado de abuelos y abuelas amantes de la lagrima fácil y el “Oscar por compromiso”.

4.5 Stars (4,5 / 10)

 

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

NARCOS: un repaso a su tercera temporada

Puede que Narcos haya perdido fuelle, como muchas series en sus temporadas más avanzadas, pero uno no perderá el interés si se deja seducir por ese turbio mundo del tráfico de drogas.

OKJA: Una flecha directa al corazón

Okja es una película que destaca en casi todos sus apartados, con mucha personalidad y que trata un tema muy delicado de forma realmente sencilla y sin pretensiones.

Deja un comentario