Pagina principal > Cine > CHITTY CHITTY BANG BANG: Es un pájaro, es un avión…¡no, es Chitty Chitty Bang Bang!

CHITTY CHITTY BANG BANG: Es un pájaro, es un avión…¡no, es Chitty Chitty Bang Bang!

Chitty-Chitty-Bang-Bang-PORTADADebo reconocer que hacer la reseña de “Chitty Chitty Bang Bang”(1968) me ha resultado más que complicado. Soy consciente de que para muchos es la película  preferida de su infancia y que nada más pronunciar o leer el título les vienen a la mente unos recuerdos preciosos y nostálgicos. Yo, particularmente, hacía muchísimo que no la veía, y no me ha causado las mismas sensaciones que cuándo estaba en mis tiempos mozos. El musical venía pisando fuerte: dirigido por Ken Hughes, cuenta con un guión de Roald Dahl, y es una adaptación de una novela de Ian Fleming, creador del mismísimo James Bond. Los hermanos Sherman, muy elogiados por Disney en esos momentos, fueron los encargados de crear la exitosa banda sonora.

Dick Van Dyke da vida al excéntrico (tanto que a veces parece rozar la locura) inventor Caractacus Potts, que consigue convertir un viejo y desastroso coche de carreras en un automóvil completamente nuevo y listo para sacar a la calle. Para estrenar su nuevo vehículo, Potts, se lleva a sus hijos a pasar el día en la playa donde les acompañará Truly Scrumptious (Sally Ann Howes), la hija de uno de los hombres más poderosos y ricos de la ciudad (interpretado por el maravilloso James Robertson Justice). Una vez allí, el inventor contará una historia repleta de aventuras, fantasía y magia donde él, su familia y Chitty (que en su imaginación es un coche que puede ir sobre el agua y volar) viajarán a Vulgaria (sí, con V), un reino que por ley prohíbe la existencia de niños y gobernado por el barón (Gert Frobe) y la baronesa Bomburst (Anna Quayle).

Chitty-Chitty-Bang-Bang-Texto-1
Y aquí tenemos a Potts con la primera Thermomix de los sesenta

Para ser objetivos,  al verla después de un montón de tiempo, podría estar casi segura, de que “Chitty Chitty Bang Bang” es el musical con más canciones seguidas que he visto. Y eso, puede que la convierta definitivamente en lo que es: una película puramente infantil. Digo puramente infantil, porque la cinta cuenta con escenarios coloridos, vivos, y mágicos; y con unos villanos increíblemente sencillos (para mí sin carisma y maldad alguna), fáciles de diferenciar de los que no lo son. Con esto quiero decir, que si actualmente ponéis la película a vuestros sobrinos o hijos, posiblemente se lo pasen bomba y bailen al son de la pegadiza música, pero vosotros como adultos, puede que os aburráis y os canséis un poco (o mucho, como me ha pasado a mí.)

Estamos de acuerdo en que es una cinta entretenida y agradable de ver. Pero también (y lo digo muy a mi pesar), es lenta y tarda demasiado en entrar en el quid de la cuestión. Me ha dado la impresión (no me odiéis los que os guste la película) que en la primera parte de la historia no pasa absolutamente nada. A mi “yo” pequeña no le importaba, ya que estaba maravillada con el coche y con las canciones, pero mi “yo” adulta, cree que la cinta dedicó demasiado tiempo a la presentación de los personajes protagonistas, y le ha resultado pesado, monótono y (muy a pesar otra vez) demasiado simple. Sí que tengo que reconocer, por ejemplo, que la actuación del gran Dick Van Dyke es absolutamente maravillosa y que entiendo perfectamente por qué en esos años era el actor predilecto de Disney.

Chitty-Chitty-Bang-Bang-Texto-2
Yo también tendría esa cara de felicidad si tuviese un coche que vuela y que puede hacer de barco…

Cabe destacar la importancia de la expresión corporal y gestual de la película. Los espías del Barón Bomburst, me han transportado a esa época del cine en la que los actores podían hacer reír a los espectadores con pocas palabras y valiéndose simplemente con movimientos exagerados del cuerpo y caras graciosas. De igual modo, la escena que nos regala Dick Van Dyke y Sally Ann Howes cuando se hacen pasar por muñecos para el cumpleaños del malvado barón, nos hace pensar en el enorme talento que tenían los actores y actrices de los sesenta: bailaban, cantaban, e interpretaban. Aunque para mí, la actuación de Sally Howes, cuya carrera no logró despegar después del éxito de “Chitty Chitty Bang Bang”, me ha resultado de lo más parecido a Julie Andrews en “Mary Poppins” (1964) eso sí, ganando la segunda por goleada. El personaje de Truly (corro el riesgo de que mi “yo” interior se enfade), me ha resultado insípido, sin personalidad, aburrido e incluso quejica. Vamos, que en este caso, ella está a años luz de su compañero de trabajo Dick Van Dyke.

Chitty-Chitty-Bang-Bang-Texto-3
El barón Bomburst quiere tanto a su mujer que hasta la quiere matar…

Como era más que evidente, la canción “Chitty Chitty Bang Bang” fue nominada como mejor canción en los Premios Oscar y en los Globos de Oro, pero no consiguió llevarse a casa ninguna estatuilla; así que los hermanos Sherman, escritores de la música de la película, al menos por esta vez, salieron de la Gala con las manos en los bolsillos y completamente vacías ¿Que si me parece injusto? No, creo que no. Sí, estoy de acuerdo en que la banda sonora es pegadiza y bailable, pero de ahí a ser la firme ganadora de esos premios… hay demasiado trecho.

Esta es una película llena de curiosidades muy interesantes. Destaca por supuesto que el nombre de Caractacus hace honor al último regente de Inglaterra antes de la invasión romana,; pero también que el Castillo Barón Bomburst ha sido utilizado como modelo para los palacios de las famosas cintas de animación “Cenicienta” y “La Bella Durmiente” y que el coche utilizado como Chitty Chitty Bang Bang fue adquirido por un comprador particular del cual se desconoce el nombre y ha sido exhibido en exposiciones. Interesante, ¿verdad?

Más allá de las entretenidas y trabajadas coreografías de Dick Van Dyke, los agradables escenarios y un par de canciones que se te quedan grabadas en la cabeza,“Chitty Chitty Bang Bang” se queda en un musical simple y sencillo, con algunas aventuras y con una historia que a veces no tiene ni pies ni cabeza. Eso sí, cuando ha sonado la banda sonora no he podido evitar recordar la primera vez que la vi, lo mucho que me gustó y cantar al ritmo de la música… “Bang Bang, Chitty Chitty Bang Bang, Chitty Chitty Bang Bang, será tu amigo fiel…”

6 Stars (6 / 10)

 

Cuando veáis el trailer descubriréis cameos de actores que no esperáis.

About Mel

Mel es fundadora de www.nuncajamasyyo.com. Cinéfila y seriéfila empedernida y lectora apasionada. Amante del rock, indie y la música de los ochenta. Disfruta con los juegos de mesa, adora la Senda Arcoiris del Mario Kart, y el Munchkin.

También te puede interesar:

EL SUEÑO DEL ANDROIDE: cuando la humanidad depende de una oveja, mal vamos.

John Scalzi vuelve a crear un mundo de ciencia ficción donde el humor es el mejor arma.

EL COSPLAY DE LA SEMANA: disfraz de Bella de la película La Bella y la Bestia

Los personajes de Disney siempre han dado mucho de sí a la hora de que los imitásemos para disfraces y cosplays y, coincidiendo con el estreno de la nueva película de imagen real de La Bella y la Bestia, hemos querido mostrar una galería del personaje femenino protagonista de la película, Bella

Deja un comentario