Pagina principal > Cine > CAPITÁN AMÉRICA: SOLDADO DE INVIERNO: Fantasmas del pasado

CAPITÁN AMÉRICA: SOLDADO DE INVIERNO: Fantasmas del pasado

captain-america-portada

Por lo general, Capitán América es el héroe de todo el panteón Marvel que menos me atrae, pero con las nuevas películas y Chris Evans están consiguiendo que me guste, e incluso que le tenga curiosidad más allá de Cráneo Rojo. Me encontré absorto en la sala de cine esperando ver que historias me contaba y hay que decir que ha sido espectacular.

capitan-america-soldado-invierno
¿Qué es una película de acción sin los héroes
avanzando con el caos a sus espaldas?

En esta trama se desgrana un poco más los poderes y capacidades de SHIELD y sus intenciones, pasado y trasfondo. O por lo menos tiran un poco de la manta, lo cual es un atractivo bastante interesante para el film y en general con la saga que se está marcando la factoría Marvel: pura adrenalina que no te deja descansar. En los momentos de reposo no haces más que pensar por dónde te va a salir el guión, que sorpresas te va a traer, ya que el guión es un mensaje del pasado con referencias al capi de la anterior película, “Capitán América: el primer vengador” (2011). Al fin y al cabo, si a este personaje, con el pasado que tiene, se lo quitas, sólo te quedará un musculitos más, sin posible peso argumental.

Por eso en parte me gusta lo que están haciendo con el Universo Marvel, la forma que esta tomando, y la perspectiva que va viendo cada personaje en cada línea argumental, dejando que los supers tengan más visiones y géneros para extenderse. Así, ves cambios palpables. Mientras que el Primer Vengador era un poco más estilo serie Pulp, ésta es más de espías años 70, Guerra fría, espías en la sombra, esas cosas… consigue ser mucho más trepidante que la película del 2011.

capitan-america-2-robert-reford
Robert Reford interpreta al jefe de SHIELD,
Alexander Pierce, antiguo agente de la
organización y compañero de Nick Furia.

Mención especial a Robert Redford, quien hace de mandamás dentro de SHIELD, con ese aspecto de llevar consigo el estilo de las pelis de espías de los años 70, al más puro estilo James Bond (el clásico, no el nuevo, que parece sacado de la KGB). El personaje de Falcon (Halcón para los castellano parlantes, que para la película les ha dado por no traducirlo), interpretado por Anthony Mackie , es una inclusión arriesgada a la trama, dado que no es muy conocido, pero no por ello hace que cojee, está bien aprovechado; quizás como es el nuevo hacen que tenga más peso cómico en la trama le aceptamos, no molesta. Otros personajes como Viuda Negra (Scarlett Johansson), o el propio Capitán América (para el que no haya visto la primera película) ya nos resultan conocidos por “Los Vengadores” (2012); o como Peggy Carter (Hayley Atwell), de la primera película.

En resumen nos encontramos con un lavado de cara para el paladín, amo y señor de la tarta de manzana, y defensor de las barras y estrellas. Nos lo presentan no como el niño de “Capitán América: Primer vengador“, sino como alguien que ha madurado a la fuerza con y por el país que protege, y eso se nota y se agradece en el desarrollo de la trama. Desde luego una grata sorpresa. Pero no por ello un bombazo, al fin y al cabo (para quien no le guste el género) es sólo otra de héroes.

Nota: 8 Stars (8 / 10)

About Luigifreak

Ilustrador, videojugador, y cinéfilo; por lo tanto con mucho tiempo libre y déficit de atención. Le encanta perderse por las calles disfrutando del pensamiento tangencial. Le mola el rock y la música ochentera, acompañándola de buena compañía y cerveza.

También te puede interesar:

GUARDIANES DE LA GALAXIA 2: segundas partes sí que son buenas

Pocas cosas malas se pueden decir de una película tan genial como Guardianes de la Galaxia 2. Parte de su genialidad es que aunque no os vaya el género de la ciencia ficción, los superhéroes y las comedias de acción es una película que gustará a todo el mundo.

LIFE: la historia de los astronautas más tontos del mundo.

Life termina siendo una divertida amalgama de despropósitos que funciona inequívocamente mejor como film de terror que como ciencia ficción. Tiene los suficientes giros argumentales y el buen ritmo necesarios para que cualquiera caiga rendido ante el divertido contraste de emociones al que nos somete el género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *