Pagina principal > Cine > CAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADOR: la propaganda antinazi

CAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADOR: la propaganda antinazi

Capitan-America-PORTADA

Supongo que con “Capitán América: el primer vengador” en 2011 comienza este trajín de pelis de superhéroes que, para qué lo vamos a negar, nos encanta. Pero todo acaba siendo un follón si no hemos leído los cómics o no llevamos cierto orden en las películas. “Los Vengadores” (2012) parece un buen comienzo básicamente porque despierta nuestro interés por todos los personajes, pero si queremos de verdad seguir una cronología de las películas de Marvel, es con “Capitán América: el primer vengador” con quién debemos empezar.

En la actualidad se descubre el cuerpo congelado de Steve Rogers, más conocido como Capitán América, en el Ártico. Para descubrir qué le llevó a acabar así la película retrocede (y se queda) en 1942, donde el oficial nazi Johann Schmidt (Hugo Weaving, que pasa de elfo poderoso que ayuda a tirar el anillo en Mordor, a ser el malo maloso nazi con ideas megalómanas) roba el Tesseracto, un cacharro misterioso con poderes brutales. Mientras, en Nueva York, tras ser otra vez rechazado para su reclutamiento militar, Steve Rogers (Chris Evans) accede a ser conejillo de indias en un experimento que crea supersoldados, guiado por el doctor Erskine (Stanley Tucci), quién ve más allá de lo que todos los demás, incluido el coronel Chester (Tommy Lee Jones) y la agente de campo Peggy Carter (Hayley Atwell). No quiere un buen soldado, quiere un buen hombre.

Capitan-America-texto-1
Mediante la digitalización cambiaron a Chris Evans: redujeron su óvalo facial, disminuyeron su esqueleto y estrecharon sus hombros

Y bajo estos valores en los que la inteligencia y el valor están por encima de la fuerza (por más que en el film haya acción para parar un tren) nos encontramos con una película de acción con un buen guión, buenos efectos especiales y unos detalles inusuales para una película de superhéroes ambientada en plena II Guerra Mundial, como puede ser el feminismo.

Y es que estamos poco acostumbrados a asimilar el hecho de que los superhéroes no son como los mostraban antaño. Si Superman era considerado el niño bueno que salva a todos los norteamericanos, el Capitán América (joder, mirar cómo se llama) es llevar la propaganda al máximo nivel. Como dijo el propio Jack Kirby, creador del personaje para cómic en 1940, “el Capitán América fue creado en un tiempo que necesitaba de figuras nobles”. Y la película explota el lado patriota y antinazi de la figura del Capitán América (propaganda, cómics, pelis, bonos del Estado, shows…), pero presentando también los sentimientos confusos de su alter ego Steve Rogers, quién se cuestiona su labor. Hasta que llega Nick Fury, claro. (Samuel L. Jackson)

De todas formas, y aunque el director Joe Johnston ha trabajado la figura del Capitán América para hacerla adecuada a las exigencias actuales, que demandan superhéroes con algo más que fuerza, no deja de ser una película de acción con todos sus componentes: sus minutos de patriotismo, escenas del Capitán América repartiendo leches y recuperando territorios para los aliados, explosiones varias, frases épicas, armas de nueva generación, pérdidas personales, algo de ciencia ficción y…una especie de marine espacial muy del estilo del StarCraft, que quedan muy raros frente a los soldados normales, pero muy molones.

Actualmente hay una cronología bastante clara de las películas de Marvel. Si queréis disfrutar de “Capitán América: el primer vengador” como peli individual no hay ningún problema; pero si queréis enfocarla dentro del universo puedo adelantaros que deberíais ver antes “Hulk“, “Iron Man 1” y “Iron Man 2” y “Thor 1“. Y después de esta, podéis ver la estupenda “Los Vengadores“, enterándoos de todo el contexto.

6.5 Stars (6,5 / 10)

 

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

GUARDIANES DE LA GALAXIA 2: segundas partes sí que son buenas

Pocas cosas malas se pueden decir de una película tan genial como Guardianes de la Galaxia 2. Parte de su genialidad es que aunque no os vaya el género de la ciencia ficción, los superhéroes y las comedias de acción es una película que gustará a todo el mundo.

LIFE: la historia de los astronautas más tontos del mundo.

Life termina siendo una divertida amalgama de despropósitos que funciona inequívocamente mejor como film de terror que como ciencia ficción. Tiene los suficientes giros argumentales y el buen ritmo necesarios para que cualquiera caiga rendido ante el divertido contraste de emociones al que nos somete el género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *