Pagina principal > Cine > CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS: ….dando tumbos

CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS: ….dando tumbos

Caminando-entre-las-tumbas-cartel

Ir a ver “Caminando entre las tumbas” (“A walk among the Tombstones“) de Scott Frank es igual que ir a ver “Maléfica“. Si esperas una estupenda adaptación de la historia original (en este caso el libro “Caminando entre tumbas” 1992 de Lawrence Block) vas a quedar decepcionado. En la de Disney era lucimiento de Angelina Jolie, y en ésta de Liam Neeson.

Matt Scudder (Liam Neeson) trabaja como detective privado ilegal. Un narcotraficante le pone morritos para que le ayude a encontrar a los culpables del secuestro y sanguinario asesinato de su esposa. Pese a que no le mola lo de ayudar a los que van alegremente pasando crack por Nueva York decide hacer una excepción. Resulta que los secuestradores/asesinos son unos lunáticos (por decirlo suavemente) que al más puro estilo de película snuff han acabado ya con la vida de más mujeres…relacionadas con traficantes de heroína, aprovechándose de que su condición de proveedores de la droga no les permitirá acudir a la policía. Este detalle, la mejor baza de la historia.

A Walk Among The Tombstones
Ambiente extraño, siniestro
que acompaña toda la película

No es que sea una mala película, y por supuesto no es que Liam Neeson actúe mal (aunque me da la sensación de que esta actuación ya se la he visto realizar en otros films), es que ha resultado una película mediocre y, ya puestos ¿por qué no decirlo? una pobre adaptación de una gran novela negra. Y es que nunca he estado conforme con esas obras en las que el peso se asienta sobre los hombros del protagonista. La historia comienza bien, pero acaba desvelando un guión bien hilado pero muy flojo. No hay giros interesantes, no hay móvil, hay muchísimas lagunas en la trama, y siempre estás esperando que aparezcan subtramas que, en realidad, no hay. Así pues, lo que me sorprende es que el guión sea tan simple. El final me pareció pobre, inconcluso y estirado artificialmente.

Te planteas pues que, vistos los monstruos con los que se tiene que enfrentar Matt Scudder, expolicía de Nueva York, miembro de Alcóholicos Anónimos y solitario por naturaleza, si no se convertirá él también en un monstruo. Un poco al estilo de Brad Pitt en “Seven“. You know what I mean…Pero no, la trama sólo se basa en la investigación, en el trabajo de campo (para eso, 1999 pegaba muy bien, por si alguien se lo preguntaba, que hoy en día, eso de ir “apatrullando la ciudad” cual Fary ya no se lleva en las pelis), o sea, muy del antiguo estilo; así que por ahí no hay nada que coger. Tampoco podemos elevar este thriller, esta novela policíaca, a la categoría de gore o terror, puesto que no se exhibe la violencia, sólo los resultados de la misma. (buen detalle si eres de los que a los 15 minutos de peli ya se temían tener que ir tapándose los ojos). Vamos, que esto no es “Tesis“, es suspense con acción y mucho diálogo.

A Walk Among The Tombstones
El tío cerrado abriéndose a un chaval

Rompo una lanza no obstante a favor de la fotografía, obra de Mihai Malaimare Jr, y de la ambientación que ha creado Scott Frank. La gama de colores que acompaña a las escenas está muy bien traída, creando un escenario sórdido, pesimista, en el que no cuesta imaginarse los comienzos de una era llena de drogadicción y violencia. Tonos apagados, ocres, grises, con entornos sucios y fríos igual que los personajes que acompañan a Matt Scudder en “Caminando entre las tumbas“. Traficantes como Kenny Kristo (Dan Stevens), drogadictos como su hermano Peter Kristo (Boyd Holbrook), solitarios como James Loogan (Ólafur Darri Ólafsson) y el inexplicable niño perdido T.J (Brian Bradley) que sigo sin saber qué pinta en la película.

La gracia que tenía el libro y que no tiene la película es el pasado y el presente del protagonista. ¿no es un ex-alcohólico? ¿dónde está la lucha por vencer el alcohol? ¿Dónde las tentaciones? En la película lleva 8 años sobrio pero sólo sabemos de él que es una persona sin pasado que le afecte (bueno, vale, mató gente y dejó de ser poli, ah, perdón, sí sigue matando gente), sin presente, sin nadie querido cerca…vamos, que brota como una seta. Realmente, a nadie le importan sus traumas, porque no aportan nada a la trama. Ahí está él, investigando carnicerías sin que no haya un sólo poli de homicidios para molestarle en la tarea.

En definitiva, “Caminando entre las tumbas” es una peli mediocre con un  buen ritmo que la hace muy entretenida. Tiene buenas interpretaciones, una mejor ambientación y terminas con la sensación de que salpicaron tipex encima del guión y dijeron “¿para qué buscar un guión limpio? y así estamos…dando tumbos, entre tumbas.

(5,5 / 10)

 

El trailer es genial, pero es un spoiler total. Vosotros decidís.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

HAN SOLO: el bueno, el feo y el wookie

Han Solo adopta las convicciones y arquitectura más básica del cine de aventuras, alejándose lo máximo posible de la ciencia ficción y sus tecnicismos para ofrecernos, una vez más, una cinta que no quiere complicarle la existencia a nadie.

SAMURAI JACK: El camino del guerrero nunca fue sencillo

Samurai Jack por fin consigue terminar la historia del guerrero Jack. Adult Swim ha sabido mantener todo el espíritu y la esencia de la serie original, aportando a la vez su granito de arena al no estar limitados por la censura y las limitaciones a la que la serie se veía sometida en aquel entonces, para hacer evolucionar a sus personajes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.