Pagina principal > Cine > ÁTICO SIN ASCENSOR: cosas viejunas con encanto

ÁTICO SIN ASCENSOR: cosas viejunas con encanto

Atico-sin-ascensor-PORTADACon “Ático sin ascensor” ( “5 Flights up” 2015) pensé que valía la pena pagar la entrada del cine sólo por ver el dúo de Morgan Freeman (el hombre que está en todas partes) y Diane Keaton (la mujer que interpreta una y otra vez el mismo papel). No romperá nuestros esquemas, no hará records de taquillas, y seguramente no pasará a la lista de imprescindibles, pero este tipo de películas costumbristas, dulces, con un poco de drama, con buenas actuaciones y estupendos diálogos (como “Mejor imposible” o “El estanque dorado“), nos recuerdan que la vida está llena de pequeños problemillas como los que presenta la película que hoy nos concierne y que, aún así, logra evadirnos por un rato de los nuestros propios.

Atico-sin-ascensor-Texto-1
“A nuestra edad y buscando piso…”

Así, el director Richard Loncraine lleva a la pantalla la novela “Heroic Measures” de Jill Ciment, en la que se nos muestra a una pareja de ancianos, Ruth y Alex Carver que, pensando en su futuro, deciden vender su ático en Brooklyn para buscar un piso que tenga ascensor, ya que la edad no perdona a nadie y llegará un momento en que no puedan subir las escaleras hasta el quinto piso. En esta búsqueda, y en la venta de su actual ático (pedazo de ático, menuda terraza, shut up and take my money), les ayuda su sobrina Lily Portman (Cynthia Nixon), una agente inmobiliaria agresiva que vive pegada a su móvil.

El ritmo pausado (y lleno de amor y coñas) con el que impregnan Diane y Morgan las escenas se ve compensado por el carácter resuelto y acelerado de Lily, quién no duda en enfrentarse a quién sea, mostrando el carácter competitivo neoyorkino lidiando con otras comerciales inmobiliarias de la talla de Miriam Carswell (Carrie Preston).

Atico-sin-ascensor-Texto-2
Es que es la verdad, el amor no entiende de edades

La trama intercala la acción presente con los recuerdos de su vida juntos, en los que el Alex joven está interpretado por Korey Jackson y la Ruth joven por Claire van der Boom. Estas escenas son muy aclaratorias para la trama en general; algunas son obvias (problemas de matrimonios interraciales allá por los ´70) y otras son particulares de cada pareja (spoiler!), pero la mayoría de nosotros, sobre todo a medida que los años nos van cayendo, reconoceremos esas situaciones y pensaremos en qué habríamos hecho nosotros. Es complicado porque la parte más sentimental de nuestro cerebro es la que actúa cuando echas la vista atrás y te embargan los recuerdos, algunos demasiado fuertes como para que la lógica de “señora, con 80 años no podrá subir 5 pisos tooodos los días ni en broma”, se imponga.

Las subtramas presentadas incluyen problemas de interés general como son la presencia de un terrorista o la defensa de los animales, haciendo que lo que parecía simplemente una comedia simpática tenga un trasfondo social, e incluso político digno de reflexión. No digo que vayamos a salir renovados del cine, (aunque más de uno pensará en su propio matrimonio) pero en films tan estáticos como este, donde es sobre todo la actuación de los protagonistas las que sostienen con fuerza el guión, es bueno pensar que hay más de lo que se ve: el corazón es joven; mientras pueda, seguiré haciendo lo que quiero; y siempre, siempre, pensaré en lo mejor para las personas a las que amo pues esas decisiones son las que verdaderamente valen la pena.

6.5 Stars (6,5 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

ALIEN COVENANT: las secuelas de precuelas nunca fueron buenas

No me ha gustado Alien Covenant, pero su historia me ha intrigado, me he quedado con ganas de saber más de eso que quería contarnos, de su universo, de sus misteriosas razas y de sus mundos alienígenas.

EL CÍRCULO: saber es bueno, saberlo todo ¿es mejor?

El Círculo intenta mostrar los peligros de estar permanentemente conectados. Tu vida en la red a un sólo click.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *