Pagina principal > Cine > ASTÉRIX: LA RESIDENCIA DE LOS DIOSES: haz la política, no la guerra

ASTÉRIX: LA RESIDENCIA DE LOS DIOSES: haz la política, no la guerra

Asterix-La-residencia-de-los-Dioses-PORTADA

Si hay algo que queda claro es que para disfrutar en toda su plenitud de “Astérix: La Residencia de los Dioses” es necesario haber pasado por esa típica infancia en la que te tragas “Heidi” y “Dragon Ball” en la tele y lees a “Rompetechos” y “Astérix” en los cómics. Si no, no es que no te vaya a gustar esta película, es que la chispita en los ojos de regresión a la infancia, no existe, y posiblemente los chistes no te hagan tanta gracia.

Pero yo, lo que me he encontrado, para mi sorpresa y deleite, es una adaptación cinematográfica en animación 3D técnicamente decente, dirigida por Louis Clichy y Alexandre Astier, manteniendo toda la esencia de las obras originales, incluido el estilo de los gags, los juegos de palabras, su toque de denuncia social, y sus alusiones a la historia, a la política y a la sociedad.

Y aún así, habrá gente que diga que “Astérix: La Residencia de los Dioses” no es fiel al cómic del mismo nombre obra del guionista René Goscinny y el dibujante Albert Uderzo en el año 1971, y es cierto, porque aunque la esencia está, sólo la primera mitad (así a ojo) responde a lo que cuenta la historia original, cosa por otra parte lógica, si quieres sacar una película medianamente larga de un cómic tirando a breve.

La historia comienza con la clásica lucha entre Roma y la aldea de indestructibles galos allá por el 50 a.C, en la que, esta vez, Julio César pretende acabar con ellos intentando llevar la civilización a la zona limítrofe con la aldea mediante una residencia de lujo, en un conato de persuadir a los peleones galos de que “se puede vivir mejor”. Si con soldados no puedes, usa civiles. Y aquello se empieza a llenar de ciudadanos romanos que, cual sociedad de consumo, empiezan a envenenar sin proponérselo las vidas de los sencillos habitantes galos, hasta formarse entre ellos dos bandos: los que quieren formar parte de ello, y los que luchan por recuperar su antigua vida.

Asterix-La-residencia-de-los-Dioses-texto-1
Este es el careto de los galos cuando
los romanos entran en la pintoresca aldea

Y claro, aunque la crítica al capitalismo, a las modas, a la desforestación y a la especulación inmobiliaria son imposibles de ignorar, Alexandre Astier las deja caer y sigue adelante con la película, que si con algo nos engancha esta película de dibujos animados, aparte de con su guión, es con su ritmo tan fluido. Ese estilo que ya impregnó las películas de animación antiguas, que decayó un poco con las de imagen real, y que se recupera ahora totalmente para hacer un digno homenaje.

Lo que más me gusta de esta comedia es la superlatividad de todo lo que caracterizaba a las obras impresas. Si en el cómic se le daba una gran importancia a la naturaleza, a las cosas no materiales, y a la amistad, en la película se ve aumentado al poder explayarse en todos estos campos, sin por eso dejar de mantener la risa constante en los espectadores. Eso hace que personajes de los que normalmente queríamos saber más, pero en las viñetas nos era imposible, aquí cobren más peso en la historia. Así, Asurancetúrix el bardo es aún más insoportable de lo que recordábamos, Obélix se muestra como un personaje importante y muy amante de los niños, Ordenalfabetix (pescadero) y Esautomátix (herrero) son más rudos y más materialistas, y así hasta englosar un gran elenco de protagonistas, entre los que no faltan los personajes nuevos, todos ellos con psicologías trabajadas.

En resumen, una delicia para todos los amantes del cómic original y una sorpresa para todos los profanos. Es imposible no reírse con ese oficial Plantigradus, o con el arquitecto Anguloagudus, todos mejorados para adaptarse más al humor actual; es imposible no aprender de los valores que transmite. Padres, llevad a vuestros hijos. Hijos, perdonar si vuestros padres ríen demasiado fuerte en el cine.

7 Stars (7 / 10)

 

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR, un chiste que ya no tiene gracia.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar no deja de ser una película palomitera para ver en familia, una de esas en las que los piratas no son malos y que el robo de un banco puede acabar con una persecución a lomos de un edificio tirado por caballos. Nada de esto está mal en realidad, sencillamente que La venganza de Salazar no deja de ser el mismo chiste que ya escuchamos con La maldición de la Perla Negra repetido por quinta vez.

AL FILO DEL MAÑANA: el día de la marmota…pero con aliens

Al filo del mañana resulta un film sorprendente y estimulante, una bocanada de aire fresco que viene acompañada de una buena dosis de acción de calidad y ciencia ficción de la que da gusto ver; coherente con su universo y con ideas bien desarrolladas.

Deja un comentario