Pagina principal > Cine > A CIEGAS: ojos que no ven corazón que no siente

A CIEGAS: ojos que no ven corazón que no siente

Netflix parece haberse puesto como objetivo dejar obsoletas las salas de cine de una manera u otra, y su constante goteo de producciones propias, ya sea en forma de serie o de largometraje deja patente que esto es algo que en algún momento podría ocurrir.

Sin embargo, si quieres conseguir que las salas de cine y sus producciones sean cosa del pasado no te vale con cualquier tipo de película, tienes que ir a por todas, y es aquí donde las compañías de televisión a la carta todavía tienen un gran margen de mejora. Y es que más no es mejor; de todas las producciones que estrena Netflix a lo largo de un año, solo un pequeño número de ellas son de una calidad aceptable (ni siquiera digo buena), siendo en su mayoría tele producciones cutrillas que mucha gente acaba viendo más por la comodidad de la plataforma y su forma tan efectiva de darles visibilidad que porque despierten algún tipo de interés.

Y así llegamos a A ciegas (Bird Box, 2018), una producción de Netflix basada en la novela homónima de Josh Malerman, que se ha convertido en poco tiempo en la película de producción propia más visionada de la plataforma (lleva más de 80 millones de  visualizaciones a fecha de hoy), que ha sido objetivo también de algunos vídeos virales en YouTube y que, en definitiva, parece haberse convertido en un pequeño fenómeno.A-ciegas-Bird-box-Generacion-Friki-Texto-1

A ciegas es un largometraje de terror y suspense en el que Malorie Hayes (Sandra Bullock) debe de huir de un extraño fenómeno que hace que la gente de repente decida suicidarse de la manera más inmediata (y a veces creativa) posible, siendo la única escapatoria los sitios cerrados (no preguntéis por qué) e ir con los ojos vendados para no ver lo que sea que haga que quieras dejar de vivir (como una foto de tu tía abuela bailando borracha en las fiestas del pueblo con bata y rulos mientras su pequeño caniche intenta procrear con su pierna).

Nada que no hayamos visto (nótese la ironía) antes

A ciegas pone a disposición del espectador todos los elementos de un film de terror; tiene un “monstruo” interesante, algunas escenas tremendamente inquietantes, un gran misterio alrededor de todo y un montón de personajes secundarios para asesinar (o suicidar) de formas variadas y e imaginativas.

Los personajes, salvo Malorie y Douglas (John Malkovich), apenas reciben ningún tipo de atención ni desarrollo, y parece que estén ahí porque alguien tiene que morir, generando una horrible indiferencia en el espectador, con muertes interesantes en ejecución pero estériles en sensaciones.A-ciegas-Bird-box-Generacion-Friki-Texto-2

A nivel técnico nos encontramos con una cinta que cumple bien, hay pocos elementos en A ciegas que nos den la sensación de que estamos ante un telefilm, y el papel de Susanne Bier como directora esta carente de errores graves. Sin embargo, la cinta se cuida en todo momento de ofrecer nada que suponga un exceso para la post producción, dejando entrever su modesto presupuesto, ya que prácticamente el 100% del film es un trabajo de artesanía, dejando claro que Susanne Bier todavía sigue inspirada por los valores del movimiento Dogma 95.

Y no es que A ciegas no tenga cosas que merezcan la pena; algunas escenas generan una enorme sensación de urgencia e inseguridad; además, el hecho de no saber exactamente que es a lo que se enfrentan los protagonistas nos mantiene todo el film con la intriga. También tiene buenos detalles por aquí y por allá, además de un primer cuarto de película muy potente, con unas primeras escenas que recuerdan irremediablemente al comienzo de El Amanecer de los Muertos, cosa que siempre es un halago.A-ciegas-Bird-box-Generacion-Friki-Texto-3

Quizá el problema viene de lo mal que A ciegas termina gestionando una idea que a priori parece que podría dar más de sí, de lo poco que se sale de los cánones establecidos y, en general, de lo genérica que resulta.

Al final, A Ciegas resulta una buena opción para una tarde en compañía; desde luego no reinventa ninguno de los géneros que toca, pero como puro entretenimiento resulta un plato fácil de digerir y de disfrutar.

A ciegas

5.9

NOTA GLOBAL

5.9/10

Destaca en:

  • Algunas escenas tienen mucha potencia
  • El “monstruo” es misterioso e interesante
  • Más que dignos valores de producción y un reparto decente

Podría mejorar:

  • No destaca en prácticamente nada
  • El final, demasiado anodino
  • Los personajes secundarios: cadáveres con patas.

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

RESIDENT EVIL 2: X te va a dar lo tuyo.

Con Resident Evil 2 nos encontramos con un remake excelente y cuidado. Shinji Mikami y Hideki Kamiya pueden estar tranquilos: su obra ha vuelto al buen camino. No es la obra maestra que supuso en su día el original, pero se trata de un juego de una factura excelente

SEX EDUCATION: nunca ha sido fácil ser adolescente.

Sex education es una serie atrevida, moderna, divertida, a veces incómoda de visionar y que trata temas importantes que, a la postre, nos afectan a todos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.