Pagina principal > animación > LA DELGADA LÍNEA ENTRE SHOJO Y SHONEN: el follón de las categorías en manga y anime

LA DELGADA LÍNEA ENTRE SHOJO Y SHONEN: el follón de las categorías en manga y anime

Delgada-linea-shojo-shonen-PORTADAA veces, nuestro deseo de catalogar y etiquetar las cosas nos lleva a problemas a la hora de rectificar. De toda la vida, el shojo ha sido esa categoría de manga o de anime dirigida a las chicas, mientras que el shonen estaba dirigido a chicos. En ninguno de los dos casos hace referencias a géneros concretos, sino al público al que estaba dirigido.

Por supuesto, hay que tener en cuenta por un lado que originalmente estaba dirigido al público japonés, con todo lo ñoño, ecchi, o socialmente raro que se nos pueda hacer (vamos, pasarte dos años con tu pareja y ni darla la mano…lleva a reacciones en occidente que van desde el asombro, hasta la burla, pasando por la incomprensión); y por otro, que los tiempos cambian, y ello conlleva que también lo hacen los gustos y el estilo de los cómics.

Realmente, lo que quiero que nos preguntemos con este artículo es: las categorías que llevamos usando toda la vida, ¿siguen teniendo validez a día de hoy?

Cuesta verlo en abstracto, pero pensar que “Dragon Ball” y “Love Hina” están considerados ambos shonen ¡y no tienen nada que ver! y obviamente no me refiero a la temática, sino a que, siempre poniéndonos en contexto (dudo mucho que a día de hoy digan que “Dragon Ball” es para chicos) el primero es un manga/anime de peleas con toques fantástico-épicos, y el segundo va de la relación de un estudiante con un grupo de chicas con las que convive en una residencia estudiantil. Cierto, ambos tienen toques de humor propios del estilo shonen, pero aún así cuesta creer que a los chicos adolescentes les interese seguir las desventuras de un chico de 20 años que no hace más que meter la pata en su intento de llevarse bien con las chicas. Puede interesarte, pero no es lo habitual. Sin embargo, a mí, que accedí a “Love Hina” bastante mayorcita, me entusiasmó la historia y me pareció totalmente enfocada a mujeres.

Creo que a día de hoy la apertura de mente para re-denominar las categorías de los mangas y animes sigue siendo prácticamente inexistente. La categoría de kodomo (enfocado a niños) suele estar muy clara, así como la de los seinen (para hombres adultos) y los josei (para mujeres adultas) pues las características de las obras incluyen una temática y un estilo muy claros que nos llevan no sólo a catalogarlo como tal, sino a diferenciarlo perfectamente de los shonen y los shojos. (salvo algunas excepciones: no entiendo cómo catalogan a “Neon Genesis Evangelion” y a “Beck” como shonen, cuando deberían ser seinen)

El problema que planteo aquí viene a la hora de diferenciar una obra shonen de una shojo con los ojos del que lee ambas categorías. Os lanzo esta pregunta, varones adolescentes ¿cómo de entretenido os resulta leer las andanzas de un chaval que es perseguido por mujeres? Dicen que la inexperiencia en las relaciones propia de la edad os lleva a querer informaros sobre estos temas y, en lo que nos atañe, lo hacéis por medio de los mangas y el anime sobre adolescentes (aunque no sé qué vais a aprender ahí sobre el tema, la verdad) pero estoy segura de que mangas como “Ranma 1/2“, “Rurouni Kenshin” o “Bakuman” son más interesantes para la chiquillería y se ajustan más a sus gustos.

Cosificación

Esto no va de igualdad de géneros, ni de sexismo ni de cosificación de hombres o mujeres dentro de ningún rol. Me he planteado que la gente pueda interpretarlo como tal, pero lo cierto es que las categorías están para hablar de la generalidad.

Si queremos hablar de sexismo deberíamos en todo caso criticar los mangas y animes harem, con su exceso de fanservice y su manía de hacer que la trama se base en situaciones cómico-eróticas en las que siempre una de las chicas (o varias, para qué racionarlas) acaba encima o debajo del protagonista por una torpeza cometida por alguno de ellos.

Catalogar esos animes harem como shonen sólo por ello me parece absurdo y el hecho de incluir el slapstick como forma de solucionarlo tampoco me parece adecuada. Keitaro de “Love Hina” sufre de slapstick constantemente, y sigo pensando que es más adecuado catalogarlo como shojo, mientras que el slapstick del shonen “GTO” es soberbio y completamente justificado.

¿Qué deberíamos hacer? ¿Cambiar lo ya existente? ¿Crear una nueva categoría como se está haciendo en los videojuegos? ¿Empezar a partir de ahora? Hay que reconocer que nuestra catalogación de shonen y shojo es demasiado simplista y requiere de más ojo crítico que el simple “para chicos” y “para chicas”. Puede que no sea sencillo, pero es necesario dado que nos basamos en dichas categorías para elegir nuestras lecturas, para regalarlas e incluso para juzgarlas antes de leerlas.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

COWBOY BEBOP: melancolía entre cigarrillos y un poco de jazz

Cowboy Bebop es muchas cosas: una serie de aventuras, un western espacial o incluso una suerte de galería de personajes locos,extraños e incomprensibles. Cowboy Bebop es todo eso, pero también es una obra acerca de lo que significa estar vivo, de las decisiones que tomamos y las lecciones que aprendemos.

GENERACIÓN FRIKI PODCAST: 02 | Noticias, Snes Mini, Cowboy Bebop, Stark Trek y mucho más…

Comenzamos el segundo Generación Friki Podcast hablando sobre las noticias más importantes, divertidas y curiosas de la actualidad friki, hablamos de la caída del método antipiratería más famoso: Denuvo. Repasamos uno de los tapados de este trimestre: Agents Of Mayhem, charlamos sobre Snes Mini y saltamos a la actualidad de las series con Star Trek Discovery. También hablamos de lo nuevo de Terminator, y nos explayamos con el anime hablando de Cowboy Bebop, el live action de Death Note y un debate libre sobre las adaptaciones del anime al cine. ¡Traemos de todo!

6 Comentarios

  1. Yo conocí love hina (tengo los 14 tomos) con más o menos la edad del protagonista y encima en la universidad estaba suspendiendo, con lo que me identificaba con Keitaro (menos lo de ser inmortal).

    En mi opinión, por el humor, siempre me pareció shonen… no tan claro shonen como un fairy tail, FMA o FTN..

    Como decía un YouTuber francés, quizá la clasificación por público objetivo/target sea obsoleto, y sería mejor catalogar los mangas por el genero (fantasía, comedia, acción, investigación etc…)

  2. No entiendo muy bien a dónde quiere llegar el artículo o cuál es la queja, la verdad xD

    Shounen, shoujo, y demás no son géneros en el sentido estricto de la palabra, sino que se refieren al público al que están destinados. Y en ese sentido, por poner el mismo ejemplo, Love Hina y Dragon Ball se parecen en que van destinados al mismo tipo de público.

    De hecho en base a esas categorías se basan las revistas de manga (a veces las hay con géneros un poco más concretos como la de Hero’s), y me parece lo más normal, si tuvieran que restringirse a un género sería más complicado.

    Géneros hay muchos y existen. Shounen de batallas, shounen amoroso, seinen policial, seinen de ficción, etc… de hecho en algunos la línea es difusa y como en todo son dificiles de catalogar.
    También hay algunos shounen que rozan la línea con seinen, y ahí están.

  3. A mi me parece que no deberían diferenciar los animes por géneros, por que eso ya supondría establecer una diferencia entre chicos y chicas que no tiene ningún sentido, a mi me han gustado animes tanto shonen como shojo.

Deja un comentario