Pagina principal > Mundo Friki > JUVENALIA 2016: Pokémon invade el evento de nuestra infancia.

JUVENALIA 2016: Pokémon invade el evento de nuestra infancia.

juvenalia-2016-generacion-friki-portadaPosiblemente si os pregunto de cuándo data Juvenalia me diréis ese famoso “uf, de toda la vida”. Y esa es también mi sensación cuando rememoro aquella feria a la que me llevaban mis padres junto a todos mis hermanos y que estaba llena de juegos y gymkanas. No recuerdo con claridad qué había en la Juvenalia de mi niñez, pero sí que me vienen a la memoria rocódromos y coches gigantes que traían los cuerpos de seguridad. Recuerdo haber jugado a algo parecido al paintball y de disfrutar de mis personajes favoritos. Y esto último es importante porque si este año he vuelto a Juvenalia es por la presencia de mis personajes favoritos…de ahora.

Pokémon, el plato fuerte de Juvenalia

Y es que Juvenalia, el evento de nuestra infancia, ahora es más friki que nunca, contando este año con la presencia, no sólo de los creadores de Pokémon, Junichi Masuda y Shigeru Ohmori, sino de un sin fin de atracciones relacionadas con Pikachu y el universo de Pokémon.

Padres e hijos jugando cooperativas, los más pequeños de la casa echando competitivas que se retransmitían, fotomatones para hacerse fotos, zonas para dibujar, mangas para leer, fotocalls de los pokemones más populares, un Pikachu gigante para abrazar, pintacaras…la zona era enorme, la oferta más grande aún y, sorprendentemente para todo el barullo que cabía esperar, todo muy bien organizado, al igual que el resto de la feria.

Por supuesto, el recién estrenado Pokémon Sol y Luna era el favorito de los pequeños y aquel con el que se competía, pudiendo obtener de premio posters y gorras como los que veréis en las fotos.

Guiños a los frikis, otakus y gamers por todas partes

Es bien sabido que Juvenalia trae todas las apuestas; no sólo las consolas portátiles de última generación, sino muchísimos juegos y deportes. Lo clásico se funde con lo nuevo y cualquier friki podía encontrarse en su salsa con el futbolín humano, los puzles de Tetris, y las partidas de pseudo-airsoft con balletas, pistolas y rifles inspirados en los universos de Star Wars, mundos zombies o de videojuegos archiconocidos como Doom, organizadas por Territorio Nerf.

La propuesta de Juvenalia era fresca y variada e incluía apuestas tan arriesgadas como un karaoke con baile de Yo-Kai Watch, una zona inmensa de Lego para jugar, o una zona de recreación histórica medieval (que sabéis que somos muy fans) con Antiqua Clío.

Era comprensible que Juvenalia 2016 incluyera tres pabellones ya que había que hacer hueco a muchos stands más. Las propuestas frikis más esperadas también se fusionaban con las menos habituales, como eran la de La Fábrica de Ideas, que proponía talleres para aprender a hacer tus propios juguetes y monstruítos, Katmandu Adventures (visualmente me recordaba a Avatar, ¿qué le vamos a hacer?) y la zona coreana Web-Toon, con su propia mascota gigante.

Era de esperar que Juguetrónica nos mostrara todo el potencial de sus juegos, admito que esperaba encontrármelos allí, pero nadie me había preparado para el circuito de quads, el escenario para aprender las poses guerreras de los Power Rangers o la zona de descanso para padres de My Little Pony (vale, sí, esto requiere más explicación, ¿verdad?).

 

juvenalia-2016-generacion-friki-my-little-pony
En palabras de los organizadores, la zona donde los niños vienen cuando están cansados…y los padres están exhaustos. Todos ganan.

La zona friki se completaba con una zona de recreativas retro, un pase de fotos con disfraces de Mario y compañía, una zona de “constrúyete tu propio robot” y un stand para jugar a Skylanders usando los amiibos que quisieras.

La zona para los más pequeños

Si la zona de las tirolinas, los bomberos y la policía, los castillos hinchables y las atracciones de Nintendo, con Pokémon y Super Mario a la cabeza, eran para los mayores de 5 años, tampoco era menos abundante la propuesta para los más pequeños.

Es cierto que a simple vista parece que no hay nada apropiado para ellos, a pesar de la innegable presencia de lo que vino a llamarse “La Plaza de los Bebés”, pero este año contaban de nuevo con la presencia de Peppa Pig. Personalmente me ha pillado un poco mayor la simpática cerdita, pero no hay más que pensar en la friolera de las 10.000 entradas vendidas este año sólo para la zona exclusiva de Peppa Pig para admitir que sí, que los enanos se pirran por las historias de Peppa y sus amigos. En esta ocasión, incorporaba como novedad la serie de animación “El pequeño reino de Ben & Holly” de la que también os incluimos una galería de imágenes para que veáis todo lo que se ofrecía.

Peppa Pig

El pequeño reino de Ben & Holly

Juvenalia siempre se ha posicionado como un plan de ocio para las familias durante el puente de la Inmaculada y la Constitución, pero este año nos ha demostrado además que tiene potencial para que llevemos allí a nuestros hijos, alumnos o primos más pequeños a fin de que empiecen a crecer sanos…y muy frikis.

Posiblemente el mejor juicio que se puede hacer de esta feria es pensar que realmente es una feria para los asistentes, llena de actividades para hacer y enfocada sin duda en su público objetivo. Sería muy saludable que las ferias a las que estamos acostumbrados a asistir estuvieran tan bien enfocadas como Juvenalia en más actividades y menos tiendas. No es que la feria de las familias no tuviera algunos pequeños puestos donde obtener productos, pero no existía esa constante sensación de que vas a un centro comercial; Juvenalia se asemeja mucho más a un gran parque de atracciones donde sí, te puedes dar a conocer, pero a través de tus actividades.

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

IDEAS ORIGINALES Y LA NECESIDAD DEL PENSAMIENTO CRÍTICO

Dado que el tiempo es nuestro peor aliado, cuantificar el tiempo que te va a llevar consumir una obra es sumamente importante. La pregunta que debemos hacernos por tanto es: ¿te aporta lo suficiente como para invertir las tantísimas horas que te va a costar consumirlo?

MADRID OTAKU 2017: un evento con encanto familiar

Aunque sigue la tónica ahora habitual en estos eventos (talleres, algunas conferencias, escenario para karaoke y concurso de cosplay, demasiadas tiendas, y algo de exhibiciones y consolas para jugar) tiene un toque especial que la hace diferente de otros eventos más conocidos y multitudinarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *