Pagina principal > Mundo Friki > Japón > GENERACIÓN FRIKI EN JAPÓN: Akihabara, donde los sueños frikis se hacen realidad

GENERACIÓN FRIKI EN JAPÓN: Akihabara, donde los sueños frikis se hacen realidad

generacion-friki-en-japon-akihabara-portada

Si hay un lugar en Japón al que todo friki ha soñado alguna vez visitar este es sin duda el barrio de Akihabara en Tokio, esto más o menos lo sabemos todos, sin embargo no es hasta que estas allí cuando te das cuenta de por qué lo llaman la Meca de los Otakus.

Y es que antes de entrar en faena lo que hay que entender cuando se visita Japón es que allí el manga, el anime y los videojuegos son tan parte de su cultura y están tan arraigados en esta como en la nuestra lo está el fútbol o la siesta. Es una parte de su cotidianidad e incluso es normal ver a personas jubiladas leyendo una manga u ojeando títulos en una tienda de videojuegos.

Quizá porque no era realmente consciente de lo que implica una cosa así en una sociedad de 127 millones de habitantes, que se me quedó una cara de atontado digna de foto cuando me baje en la estación de Akihabara y pude contemplar con mis ojos inundados en lágrimas lo que significa realmente que una fracción de la capital esté dedicada casi por completo a satisfacer el impulso de consumo de los más voraces otakus.

Akihabara era en los 90 el barrio de la electrónica, pero sin duda las tendencias de estos últimos años han hecho que la electrónica vaya dando paso cada vez más a los placeres otakus hasta que el barrio se ha convertido en lo que es hoy. El barrio comprende más de mil tiendas que se dividen en cinco temáticas: manga y anime, videojuegos, electrónica, salones recreativos y restaurantes.

Como en la mayor parte de Tokio, las tiendas no están dispuestas en su extensión horizontal como suele pasar en los países occidentales, sino que suelen estar ubicadas en edificios de decenas de plantas en las que cada planta es una tienda diferente, por lo tanto, a la notable extensión de terreno del barrio a lo largo y ancho, hay que añadirle el concepto de altura, lo que hace que la densidad de tiendas sea, literalmente, inabarcable. Akihabara no se puede ver en un día; en cada esquina, cada callejón, cada edificio aguarda un pequeño establecimiento que por una u otra cosa merece la pena ver; por supuesto si vas buscando los mejores precios es en los sitios menos visibles a simple vista donde los vas a encontrar.

El manga y el merchandishing no son lo mismo

Una de las cosas que más me impactó es precisamente que en las tiendas donde se vende manga o anime, generalmente no suelen tener demasiado merchandishing al estilo de figuras, camisetas y este estilo de cosas, sí que es posible encontrar alguna cosa que otra, pero por lo general las tiendas en las que venden merchandishing y las que venden manga están separadas.

De esta manera es fácil entrar en algunas tiendas con varias plantas dedicadas a manga y anime y no encontrar más que un par de figuras sueltas o alguna camiseta. Por otra parte entraremos en tiendas repletas de merchandishing de lo más loco y variado y no veremos ni un solo manga, eso sí, cuidado con los precios.

Los videojuegos son omnipresentes

Entre tiendas de videojuegos y salones recreativos, es difícil mirar hacia algún lado en Akihabara y no encontrar algún tipo de referencia a videojuegos. Sin duda los locales más atractivos son las tiendas en las que venden material retro, ya que en ellas encontraremos artículos que son, literalmente, imposibles de conseguir en cualquier otra parte del planeta. Tiendas como Super Potato disponen de un catálogo de juegos inmenso para cualquier consola que seáis capaces de imaginar, incluso de rarezas como la Apple Pippin, el PC Engine o el Virtual Boy.

En cuanto a las tiendas con material más moderno lo que vais a encontrar es un catálogo similar al de cualquier tienda de videojuegos de vuestra ciudad, salvo por la diferencia de que los juegos de citas, los musicales, las novelas interactivas y los RPGs son los títulos que mandan en las cabeceras de las estanterías, quedando los juegos de acción que tanto nos gustan en occidente relegados a llenar los fondos de las cestas, condenados a una indiferencia que resulta cuanto menos, chocante.

Los salones recreativos siguen muy vivos en Japón.

Los salones recreativos japoneses son sin duda un mundo aparte y que sin duda merecen un artículo para ellos solos, pero como adelanto os puedo decir que tanto la cantidad como la calidad de estos son abrumadoras, muy superior a lo que podíamos encontrar en España en la primera mitad de los 90, cuando estaban en pleno apogeo. Sin duda un espectáculo digno de ver, y cómo no, de disfrutar.

Mira en Tokio, compra en Osaka

Un buen amigo me dijo estas sabias palabras que sin duda han acabado siendo completamente reales y es que, amigos, Akihabara no es precisamente barato. Sí que es cierto que si sabes buscar te puedes encontrar con algunas tiendas de segunda mano con precios escandalosamente bajos, pero por lo general los precios de casi cualquier artículo son entre un 10% y un 25% más caros que en otros lugares de Japón.

Si tenéis pensado realizar en algún momento un viaje a Japón, lo más recomendable es que hagáis vuestras compras en Osaka, en la zona este de la estación de Namba, donde hay un “pequeño” barrio lleno de tiendas de manga y videojuegos con unos precios realmente competitivos.

Para acabar ¿qué tal un helado en un restaurante temático?

Y es que en Akihabara los restaurantes y cafeterías temáticas están a la orden del día, ya sean los famosos “Maid Cafe”, los “Cats Cafe” o cualquier otra extravagancia que se os pueda ocurrir, en Akihabara la encontrareis. Pero sin duda si hay que destacar dos puntos de referencia son el Gundam Cafe y el AKB48 Cafe, situados en plena plaza de la estación, uno justo al lado del otro.

Como os podéis imaginar, el primero es una cafetería dedicada enteramente a la super popular saga de mechas, en el que podemos tomar galletas Gundam mientras nos tomamos un café disfrutando de alguno de los episodios de animación. También disponen de una amplia gama de merchandishing exclusivo, tan interesante como caro.

Por otro lado, el AKB48 es una cafetería temática dedicada al famoso grupo musical del mismo nombre, compuesto por 48 jóvenes japonesas, las cuales actúan en el teatro que está al lado del café.

Hay algo que se me queda en el tintero, y es básicamente porque no se puede explicar con simples palabras; quizá también es la razón más importante por la que debéis visitar Akihabara si sois otakus: el ambiente. El ambiente que se vive en el barrio de Akihabara tiene algo que no tiene ningún otro sitio en el que haya estado; la gente no va de un lado para otro gritando, ni cantando canciones de anime u otras cosas que algunos autodenominados otakus hacen en los salones españoles. En Akihabara hay un verdadero sentido de comunidad otaku, no es algo que se vea, pero está ahí, nada que ver con hikikimoris, la obesidad y la soledad que nos han vendido durante tantos años, es algo que es tan verdadero como intangible, supongo que es parecido a lo que un aficionado al fútbol debe sentir cuando va a unos mundiales; una sensación de comunidad tan normalizada que sin duda le es completamente ajena a alguien como yo, tan acostumbrado a ser el “raro” en un país de “normales”.

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

FRIKI SITIOS: Cafetería temática Livin Japan

En busca de lugares con encanto y extremadamente frikis que pudiésemos encontrar para anexar a nuesta lista de Friki Sitios hallamos por el centro de Madrid una cafetería temática llamada Livin Japan.

MADRID GAMING EXPERIENCE 2017: competiciones, eventos y ¿videojuegos?

Que la Madrid Gaming Experience ha sido un éxito rotundo en cuanto a asistencia se refiere es algo que nadie pone en duda, al igual que el hecho de que, como siempre sucede en eventos de esta magnitud, ha supuesto un punto de encuentro estupendo para poder disfrutar de la cultura friki, ¿qué más se puede pedir?. Pues, por desgracia, mucho más...

Deja un comentario