Pagina principal > Libros > LA VOZ DE LOS MUERTOS: no estamos solos en el Universo

LA VOZ DE LOS MUERTOS: no estamos solos en el Universo

La-voz-de-los-muertos-PORTADA

O más conocido como la segunda parte de “El juego de Ender“, durante muchos años, hasta que apareció “Ender en el exilio” (2008). Hay quién dice que es mejor leer ahora “La sombra de Ender“(1999)  ya que ocurre casi de forma paralela a los hechos acaecidos en “El juego de Ender“, pero os aseguro que cuando termináis la primera parte, lo que querréis saber es qué pasa con Ender y los insectores al terminar el libro.

Y “La voz de los muertos” (1986) nos presenta 3000 años después un universo donde ha proliferado, junto a las antiguas religiones, una nueva, la de los Portavoces de los Muertos, cuyos sacerdotes hablan por los muertos a aquellos que no creen en ningún dios, pero sí en los valores de los seres humanos. A la colonia humana Lusitania,de tradición católica, llega un portavoz de los muertos bastante especial para hablar de un difunto y descubrir la Verdad de su historia. Este planeta tiene la particularidad de ser el único en el que conviven humanos con los pequeninos o cerdis, la única otra raza alienígena inteligente.

Es complicado hablar más del libro sin entrar en spoilers, pero lo que sí puedo deciros es que rara vez encontraréis un libro (por ejemplo tenéis “La paja en el Ojo de dios“) en el que se plantee con tanta intensidad el dilema de ¿qué haríamos si nos encontráramos con otra especie alienígena inteligente? y es que es más fácil atacar a lo desconocido que intentar entenderlo y compartir lo mío y lo tuyo de tal forma que sea sencillamente nuestro.

Los pequeninos son una raza de aspecto ligeramente porcino, que viven en los bosques y cuyo idioma, costumbres y forma de vida es extremadamente diferente a la humana. Para comprenderlos pero sin interferir en su vida existen los xenólogos o zenadores. “La voz de los muertos” trata en gran medida de la relación de estos con los pequeninos, y de las familias lusitanas más implicadas en este proceso, así como su difícil relación entre ellos.

Y pese a que parezca una obra complicada de leer, tiene una narrativa ágil y dinámica, con personajes bien construidos, tramas que se entrelazan con la maestría a la que ya nos vamos acostumbrando que nos presenta Orson Scott Card y con nuevos dilemas morales basados en la xenofobia, la venganza, la justicia y el deber.

Puede que sea un poco pronto para hablar de ello, pero seguramente, si en un futuro contactamos con especies alienígenas, nos venga bien tener este libro a mano y aprender de sus cuatro conceptos de extranjero y de la importancia de descubrir cómo ser honestos con nosotros mismos y eliminar el rencor. Ninguno de los temas de los que trata “La voz de los muertos” pasa desapercibido si nos damos cuenta de que podría tratarse de una space opera y sus problemas, transportados al mundo en el que ahora vivimos, son los mismos. Puede que penséis que me pongo trascendental, pero no por ser un libro entretenido deja de tener una gran carga de responsabilidad que el autor traspasa a todos nosotros, lectores que nos zambullimos entre sus páginas en busca de nuevas experiencias.

8 Stars (8 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

STRANGER THINGS 2: Algo raro sucede en Hawkins…otra vez

Stranger Things 2 se abre en magnitud con respecto al tono intimista de la primera, repitiendo los tres arcos argumentales de la primera pero esta vez entremezclándolos mucho más para conseguir nuevas situaciones e interacciones entre personajes.

LA LIGA DE LA JUSTICIA: el universo DC no ha dicho su última palabra

La liga de la Justicia consigue mantenerse a flote por los pelos; a efectos prácticos resulta una cinta entretenida de principio a fin pese a ser terriblemente predecible. Tampoco podemos quitarle la etiqueta de producto genérico, pues su argumento y su desarrollo hacen que se la gane a pulso.

Deja un comentario