Pagina principal > Libros > LA GUÍA DEL AUTOESTOPISTA GALÁCTICO: que no cunda el pánico.

LA GUÍA DEL AUTOESTOPISTA GALÁCTICO: que no cunda el pánico.

la-guia-del-autoestopista-galáctico-portada

“La guía del autoestopista galáctico es un libro absolutamente notable. Ha sustituido a la “Enciclopedia galáctica” como la fuente reconocida de todo el conocimiento y la sabiduría, porque si bien incurre en muchas omisiones y contiene abundantes hechos de autenticidad dudosa, supera a la segunda obra, más antigua y prosaica, en dos aspectos importantes: en primer lugar, es un poco más barata; y luego, grabada en la portada, con simpáticas letras grandes, ostenta la leyenda NO SE ASUSTE”.

Con este resumen es como me gusta siempre comenzar mi explicación de “La guía del autoestopista galáctico“, esta vez en serio, uno de los más grandes libros de ciencia ficción (de la blanda, nada hardcore) que os podáis encontrar. De lectura ligera, y muchas dosis de humor absurdo, original e inagotable, este libro es el comienzo de la “trilogía en cinco partes” de Douglas Adams, que Dios le tenga en su gloria bebiendo la bebida más fantástica del Universo, el Detonador Gargárico Pangaláctico, por habernos dejado descubrir un poco de su genial cerebro plasmado en esta novela. Y gracias a sus amigos por insistir en hacer la película.

Nuestro protagonista, un terrícola corriente llamado Arthur Dent, se levanta una mañana cualquiera con resaca, para descubrir que la Tierra va a ser demolida por una raza llamada los Vogones, para construir en su lugar una vía de circunvalación. Es salvado por Ford Prefect, un extraterrestre afincado contra su voluntad en la Tierra y primo de Zaphod Beeblebrox, el istriónico y extravagante presidente de la Galaxia. Junto a un robot con claras inclinaciones suicidas, y una terrícola que descubrió que la Galaxia no tenía nada que ver con lo que pensábamos, y escapó para vivir aventuras, Arthur se embarca en la tarea de sobrevivir al sobresalto de saber que no sólo no estamos solos en el Universo, sino que éste es más emocionante de lo que nunca pudo imaginarse.

Una de las mejores cosas que tiene “La Guía del autoestopista galáctico” es que, aunque no te guste la ciencia ficción, sí que te gustará este libro puesto que su objetivo no es profundizar en las posibilidades de que haya vida extraterrestre ni de cómo sería nuestra vida en las estrellas; su objetivo es, por un lado, entretener, y por otro hacer una sutil crítica social a temas que en su día fueron candentes y que yo opino que todavía siguen siendo de actualidad.

Otra gente se echa para tras por el hecho de ser humor absurdo. Es complicado ver una línea conductora de la trama organizada según nuestros cánones cuando el humor es de tipo absurdo; no obstante, si consideramos un genio a Douglas Adams es precisamente porque supo aunar este humor desatinado con un argumento considerablemente sólido. No es la panacea de las tramas, pero es que realmente tampoco importa. Si os gustan las paradojas, los sueños surrealistas, la fantasía a raudales y queréis meteros en la piel de Arthur Dent (pobrecito, que parece un saco de boxeo viéndose zarandeado de un lado a otro), no dudéis en leer, no ya “La guía del autoestopista galáctico”, sino toda la saga. Una historia donde el Universo no tiene nada que ver con lo que nos pintan en las películas más sangrientas y en los libros sobre batallas espaciales.

8.5 Stars (8,5 / 10)

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

ANDROIDES SEXUALES (parte II): un encontronazo directo con la ética

Según los estudios, este futuro lleno de androides sexuales está muy cerca, es hora de preguntarse las bondades y perjuicios de querer sustituir a los seres humanos por máquinas para el acto sexual.

AGENTS OF MAYHEM: una ensalada de tiros sin trampa ni cartón

Agents of Mayhem se trata de un juego sencillo y sin complicaciones, que se apoya en sus excelentes tiroteos y carismáticos personajes jugables para ofrecer una experiencia poco variada, pero tremendamente divertida.

Deja un comentario