Pagina principal > Libros > LA GUARIDA: se escapa el lobo que llevamos dentro

LA GUARIDA: se escapa el lobo que llevamos dentro

La-Guarida-PORTADA

A veces los astros se alinean para, paradójicamente, traer caos al pequeño mundo de cada ser humano. Esto sólo puede pasar cuando un puñado de personas, cada una con sus problemas personales, se juntan accidentalmente y se ven obligados a convivir en un pequeño espacio durante demasiado tiempo.

Y esto es precisamente lo que pasa en “La guarida” (1999). Una avioneta se estrella al más puro estilo “Viven” cerca del refugio de Nemo, un ermitaño con algo del carácter de Bruce Wayne y un mayordomo amigo llamado Alfred Edgard. Los variopintos supervivientes, sin posibilidad de retorno a sus casas, ni de comunicarse con el exterior, se ven obligados a convivir mientras la feroz tormenta de nieve no desbloquee los caminos.

Lourdes-Ortiz
Lourdes Ortiz, también finalista del
Premio Planeta por “La fuente de la vida”

Una situación muy del estilo de las novelas de Agatha Christie es la que Lourdes Ortiz recrea en la casita de Nemo. En tres actos perfectamente distinguidos la autora va hilvanando la historia de todos los protagonistas. Son personajes con caracteres fuertes, con grandes tensiones internas que van aflorando a medida que pasan los días y sus personalidades y verdaderas intenciones van surgiendo. Demasiada gente en una casa siempre es complicado de asimilar, sobre todo si resulta que estás obligado a ello, pero la particular tribu de los Brady que se ha formado aquí da más miedo que risa.

La guarida” pues es la recreación de una situación extrema. La caricatura de los personajes que componen la sociedad mostrados sin embargo como si se tratara de la zarzuela “La Gran Vía“. Van saliendo, sueltan su mierda, y se van. Esto crea tanto unas tensiones reprimidas como conflictos abiertos, en los que los temas más habituales son la exclusión voluntaria de la sociedad, el sexo, la educación y normas de urbanidad, los conflictos sociales, la codicia, y la desconfianza en los otros.

Nemo, anfitrión por obligación, es el psicólogo que observa la situación desde su sofá soltando la puntilla cuando lo cree oportuno. Rara vez sabemos lo que piensa y, al igual que pasa con el resto de los personajes, poco sabemos de su vida, pero es que Lourdes Ortiz no pretende ahondar en las personalidades de los personajes haciéndoles hablar de su vida, sino mostrando su carácter y sus opiniones cuando la ocasión lo requiere.

Una obra de teatro singular, ganadora del I Premio “El Espectáculo Teatral” en 2006,  muy abierta a interpretaciones, que deja en el lector ese regustillo (a veces amargo) de tener que decidir de parte de quién está, cómo habría solucionado él mismo las situaciones y que deja inevitablemente reflexionando sobre la naturaleza humana, su afición a crear, igual que en obras como “El señor de las moscasnuestras propias leyes en situaciones de caos, y que nos estremecerá cuando pensemos que esta pequeña ficción no está tan alejada de esa realidad que, incluso tratándose de pequeños conflictos diarios, no sabemos tratar. Al final, haremos lo que Nemo y nos alejaremos de esa sociedad, para que no nos manche, o para no mancharla.

7 Stars (7 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR, un chiste que ya no tiene gracia.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar no deja de ser una película palomitera para ver en familia, una de esas en las que los piratas no son malos y que el robo de un banco puede acabar con una persecución a lomos de un edificio tirado por caballos. Nada de esto está mal en realidad, sencillamente que La venganza de Salazar no deja de ser el mismo chiste que ya escuchamos con La maldición de la Perla Negra repetido por quinta vez.

AL FILO DEL MAÑANA: el día de la marmota…pero con aliens

Al filo del mañana resulta un film sorprendente y estimulante, una bocanada de aire fresco que viene acompañada de una buena dosis de acción de calidad y ciencia ficción de la que da gusto ver; coherente con su universo y con ideas bien desarrolladas.

Deja un comentario