Pagina principal > Libros > INTELIGENCIA SOCIAL: cómo ser majete

INTELIGENCIA SOCIAL: cómo ser majete

 

Inteligencia-social-PORTADAUn libro sobre cómo llevarse bien con los demás siempre está bien, y sobre todo si te lo explican desde la óptica de las relaciones humanas ordinarias, del ciudadano de a pie. Inteligencia social no nos serviría de nada, y no estaría bien ni siquiera por nuestra parte, si lo quisiéramos asociar sólo a esos momentos poco usuales (en los que pocos nos encontramos alguna vez en nuestra vida, para qué lo vamos a negar) como son la visita de un ministro o una recepción con los príncipes.

Es un libro para la gente que no sabe cómo tratar a su jefe, a sus empleados, al teleoperador de turno o a los hijos rebeldes. Sirve tanto como para saber tratar a tu mujer en el día a día como para conseguir un puesto de trabajo. Sí, en ese sentido este libro me ha parecido muy práctico. Buenas ideas sobre un tema que está en auge, enlazándolo además con la teoría de las inteligencias múltiples.

El problema viene cuando al pueblo llano le cuesta entender las palabras de Karl. Al principio todo va bien, ejemplos y datos con los que nos podemos sentir identificados, y la sensación de que después de aplicar los conocimientos aprendidos, te será más fácil tratar con tu vecino de una manera cordial, y solucionar los problemas sin llegar a las manos; pero después su lenguaje se vuelve enrevesado y sientes que necesitas más base de la que tenías para leer el libro. Eso, o que la traducción es muy mala.

Sin embargo, pese a que en los últimos capítulos me costaba entender a dónde quería llegar el autor (y sigo pensándolo), las últimas 15 páginas de Inteligencia social muestran un mundo tan preocupante y una perspectiva tan nueva ante los problemas, que no me cuesta nada cerrar el libro con la sensación de que he aprendido algo.

(6 / 10)

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

LA LIGA DE LA JUSTICIA: el universo DC no ha dicho su última palabra

La liga de la Justicia consigue mantenerse a flote por los pelos; a efectos prácticos resulta una cinta entretenida de principio a fin pese a ser terriblemente predecible. Tampoco podemos quitarle la etiqueta de producto genérico, pues su argumento y su desarrollo hacen que se la gane a pulso.

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR, un chiste que ya no tiene gracia.

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar no deja de ser una película palomitera para ver en familia, una de esas en las que los piratas no son malos y que el robo de un banco puede acabar con una persecución a lomos de un edificio tirado por caballos. Nada de esto está mal en realidad, sencillamente que La venganza de Salazar no deja de ser el mismo chiste que ya escuchamos con La maldición de la Perla Negra repetido por quinta vez.

2 Comentarios

  1. ¿Cuál es la diferencia entre Inteligencia Social y Emocional? Muchas gracias

  2. La inteligencia emocional es aquella que nos permite entender los sentimientos de los demás y por lo tanto interactuar mejor con ellos. La clave para obtener esta inteligencia es conocerse muy bien a uno mismo, sobre todo en materia de aceptar tus propios sentimientos. En resumen, obtención de empatía.
    Sin embargo, la inteligencia social es la capacidad de interactuar con los demás, como decía en mi artículo es “ser majete”, cómo caer bien a la gente a base de saber interactuar con ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.