Pagina principal > Libros > GUERRA MUNDIAL Z: el testimonio más humano de un conflicto zombie

GUERRA MUNDIAL Z: el testimonio más humano de un conflicto zombie

guerra-mundial-z-portadaEs francamente preocupante que uno de mis libros favoritos sea uno en el que el mundo se ha ido a la mierda; pero una vez que has asumido esto, lo disfrutas casi deseando que puedas formar parte de ello, tanto es lo que mola. Guerra Mundial Z (Max Brooks, 2006) es uno de esos libros que te hacen pensar en que quizás…sí…tímidamente…¿y sí?…no, no, no…..qué locura….bueeeno, ¿por qué no sería la forma en que el mundo, por fin, ha dejado sus diferencias y se ha unido en contra de un enemigo común para después aprender a vivir en paz? muy bestia, lo sé, muy radical, pero si Guerra Mundial Z te ofrece la sensación de que la vida en la Tierra pudo haberse extinguido, también te da la real esperanza de que juntos podemos con todo lo que nos propongamos.

Pero sí, es ficción, y aún así yo quiero que penséis que si  el mundo se fuera a la mierda (más aún, de forma definitiva), y dentro de muchos cientos de años alguien encontrara este libro, diría “ah, ya sé qué pasó”. así de convincente resulta lo que Guerra Mundial Z cuenta.

¿Y qué cuenta?

Los testimonios de aquellos supervivientes que influyeron de una u otra manera en la evolución de la Guerra, aquellos que vivieron momentos claves de la misma o que nos pueden ofrecer puntos de vista que, de otra manera, no podrían conocerse.

El orden es cronológico, siendo el primer testimonio el del doctor Kwang Jingshu, que vivió el primer brote, hasta Todd Wainio, un veterano de la Batalla de Yonkers, el fracaso mediático que marcó un antes y un después durante La Crisis, cuyo testimonio se alarga proporcionando uno de los testimonios más valiosos: el de la guerra de a pie, del día a día, y el de la “limpieza” que tuvo que realizarse para declarar la Tierra como un lugar seguro.

En busca del factor humano

Max Brooks escribió Guerra Mundial Z concibiéndolo como la publicación de esos testimonios que un hipotético gobierno no quiso en su informe porque eran demasiado humanos, así pues, el protagonista, un periodista que viaja por todo el mundo, los publica en este libro para que todo el mundo conozca la verdad.

La delgada línea que separa la realidad de la ficción básicamente la tendremos que poner nosotros, porque el tono coloquial conque el autor describe los encuentros entre el periodista (que es él mismo) y los entrevistados es de tal envergadura que empatizas con ellos de tal forma que sí, realmente se consigue que ese factor humano, causa de que se escriba el libro, no se pierda.

Y aunque es muy visceral, los testimonios no dejan de estar cargados de datos técnicos, científicos y, por supuesto, militares. No podemos olvidar que una guerra contra los muertos vivientes es diferente de cualquiera que el ser humano haya librado nunca. Readaptarse para sobrevivir es la clave y al hombre le costó mucho en vidas y recursos aprenderlo.

No obstante, en ese camino a aprender se llevan a cabo muchos inventos muy originales, como el lobotomizador, o lobo (una mezcla entre pala y hacha de doble filo), y surgen términos para describir las nuevas situaciones, como por ejemplo los quislings (aquellos humanos que, habiendo perdido la razón, empiezan a comportarse como zombies).

#GuerraMundialZ nos ofrece el lado más humano que puede traer una guerra contra zombies Clic para tuitear

Muchos se acercarán a este libro buscando algo parecido a la película del mismo nombre que se estrenó en 2013 saltándose toda la ficción tradicional de zombies y, ¿por qué no? cualquier rasgo de infección coherente. Total, que si en algo se parece la película de Guerra Mundial Z al libro es que cogen un par de capítulos, como el de la Batalla de Yonkers…y ni esa está bien documentada. Si algo tiene de bueno el alejamiento de la película con respecto al libro es que podréis ver y leer ambos y que sean cosas totalmente diferentes.

Alejándose totalmente de los libros de zetas que estamos acostumbrados a leer, Guerra Mundial Z es la novela más humana e intimista del género, un clásico instantáneo que te acerca a una ficción sobre zombies tan compleja como realista, por medio de una prosa fluida . Si por lo que sea algún virus provocara una especie de rabia en los humanos que nos lleve a una situación parecida, espero que seamos capaces de recordar este libro (y el de Zombie Guía de Supervivencia, también de Max Brooks) y así saber qué debemos hacer al respecto.

 

Guerra Mundial Z

Guerra Mundial Z
90

NOTA

9/10

    Destaca en:

    • El realismo con el que está escrito
    • El estilo de escritura, a base de capítulos narrados por diferentes protagonistas

    Podría mejorar:

    • Los testimonios te dan una idea general de todo, pero provocan ausencia de detalles

    About Susana "Damarela" Rossignoli

    Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

    También te puede interesar:

    ZOMBIES VS INFECTADOS: el artículo definitivo para diferenciarlos

    En nuestra opinión, la sabia mezcla de zombies e infectados es lo más acertado para hacer obras de calidad del género hoy en día y de paso innovar.

    NO GAME, NO LIFE: emocionante y divertido pero… ¿Un referente?

    Analizamos el anime No Game, No Life para ver si su éxito está justificado y si aporta algo nuevo al mundo del anime.

    Deja un comentario