Pagina principal > Libros > DANZA DE DRAGONES: mucha paja y pocos dragones

DANZA DE DRAGONES: mucha paja y pocos dragones

Danza-de-Dragones-PORTADA

Volvemos a dar un salto y “Danza de Dragones“, quinto libro de la saga “Canción de Hielo y Fuego”, retoma los acontecimientos que nos mantuvieron en vilo en el tercer libro, “Tormenta de Espadas“,  más algún suceso de “Festín de Cuervos“, la cuarta entrega.

Así de primeras, resulta un libro bastante lioso porque sigue introduciendo personajes nuevos (a la vez que todavía no se cierran hilos argumentales) y empieza a mezclar los libros. Esto significa que ya no podemos hablar de los acontecimientos de “más allá del Muro” y de “el otro lado del mar” puesto que las vidas de todos empiezan a entrelazarse. Y esto es lo más interesante de “Danza de Dragones“. Personajes, enemigos hasta el día anterior, pasan a ser aliados, nuevos juramentos, nuevas traiciones, y todo con un sabor antiguo propio de saber que llevamos ya cinco libros así, y sigue funcionando.

Pese a que no se puede negar la calidad de “Danza de Dragones“, personalmente ha sido el libro más pesado de leer. En parte ha sido por la densidad de los hechos que ocurren en “Las Ciudades Libres”, que seguro que todos hemos pensado en mejores formas de llevar los problemas y crear desenlaces adecuados (si eso de desenlace es posible en el mundo de Martin). A esto se le añade la extraña sensación de que…allí no ocurre….nada ¡Anda que no se me ocurren personajes que matar y alguno que otro que tendría que espabilar!. Por otro lado, pese a que ya casi esperamos con alegría que se carguen a los personajes importantes, hay muertes que no tienen aparente sentido argumental. O quizás es que, para matarle sin peso argumental, mejor no haberlo hecho. Ya no se trata de hacer aparecer personajes, encariñarte con ellos, darles una estudiada personalidad y luego matarles, es que su inclusión parece innecesaria.

Danza-de-Dragones-portada-vertical
Inconfundible. Daenerys
Targaryen a lomos de Drogon

Así, pese a que todos esperamos con ansia la lectura de los capítulos de nuestros personajes favoritos (sí, que como ya van quedando menos, es más fácil posicionarse), al llegar a ellos no acabamos de entender las acciones que llevan a cabo. Cierto que eso de no entender qué piensa G.R.R Martin con respecto a sus libros no es una novedad; cuando se cargaron a Lord Stark todos nos dimos cuenta de que éste no iba a ser el típico libro de fantasía y batallas, pero se agradecería un poco de lucidez para que no terminemos “Danza de Dragones” con la sensación de que las acciones son un poco forzadas, los finales abren frentes nuevos indeseados y la historia avanza lenta. Sólo nos queda en ese sentido confiar en la fuerza creadora de Martin y en que, al final, todo cobrará sentido. Al fin y al cabo, todos sabemos que este escritor es imprevisible, y usar siempre a los cuatro personajes principales de turno no habría estado a la altura de sus propias expectativas.

Quizás lo que pasa es que estamos todos esperando que deje de abrir tramas porque sencillamente queremos que los buenos ganen y los malos mueran o sean castigados (según lo cabrón que seas tú, lector). Pero la culpa es nuestra, porque ya veíamos acercarse la catarsis de la obra y se nos olvida que quedan dos libros más. Por ello, y pese a que es de cajón que sobran páginas y descripciones, no debemos pensar que las tramas no se cierran porque básicamente no deben cerrarse antes de tiempo. No deja de ser un gran libro aunque no sea tan bueno como sus predecesores, pero eso es quizás porque hay mucha paja y pocos dragones.

7 Stars (7 / 10)

 

About Susana "Damarela" Rossignoli

Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

También te puede interesar:

 II TORNEO NACIONAL DE COMBATE MEDIEVAL: Los caballeros salvan Belmonte

Agridulce sabor de boca se nos queda después de visitar este año Belmonte para contemplar el II Torneo nacional de Combate Medieval. Belmonte baja el listón enormemente en cuanto a organización, infraestructura y labores mediáticas, pero el mismo espíritu del combate medieval, sus equipos, los luchadores y el ambiente salvan de la quema un evento que, de haber sido de cualquier otra cosa, habría acabado en desastre.

NARCOS: un repaso a su tercera temporada

Puede que Narcos haya perdido fuelle, como muchas series en sus temporadas más avanzadas, pero uno no perderá el interés si se deja seducir por ese turbio mundo del tráfico de drogas.

Un comentario

  1. Claramente no entiendes el nudo de Meeren, es uno de los arcos mas complicados que te da el auto descubrimiento de una aspirante al trono, esperar que siga siendo una libertadora sin fallas es algo ingenuo

Deja un comentario