Pagina principal > Cómics > BATMAN/FLASH: LA CHAPA: ¿Aquí viene el universo Watchmen?

BATMAN/FLASH: LA CHAPA: ¿Aquí viene el universo Watchmen?

Esta semana os traemos como novedad recién sacada del horno el comic tan hablado y esperado Batman/Flash: La chapa. Publicado por la editorial ECC, nos encontramos ante un crossover entre las series principales de Batman y Flash, más concretamente entre los números #21 y #22 de ambas series. Los números correspondientes a cada serie están a cargo de los guionistas y dibujantes propios, en el caso de Batman sus números están escritos por Tom King y dibujados por Jason Favok mientras que en los de Flash nos encontramos con Joshua Williamson al guion y Howard Porter a los lápices.

Es importante antes de hablar del cómic comentar la edición tan particular que ECC nos ha traído. Esta edición en tapa dura destaca particularmente por una pequeña chapa móvil situada en la mismísima portada del cómic, siendo esta una edición limitada del propio cómic. Lo malo de este tema es la increíble especulación en su venta que se ha creado al ser un artículo tan solicitado.

Batman-y-Flash-La-Chapa-Dorada-Generacion-Friki-Texto-1
Aquí podemos observar la chapa extraíble de esta edición.

Sin entrar en spoilers, que ya sabemos que no nos gustan a nadie, la historia trata de la investigación que Batman y Flash tendrán que realizar para descubrir el origen de la chapa aparecida en la batcueva en el evento de DC: Rebirth (dicha chapa parece ser la misma que tenía el comediante en el cómic Watchmen). Dos de los mejores investigadores de DC tendrán que unir sus mentes (y también sus puños por supuesto) para resolver el misterio que encierra la chapa y quien fue la persona que robó 10 años de la historia de los héroes de DC (este dato lo conocimos de manos de Wally West en el evento DC: Rebirth). Batman y Flash se verán envueltos en viajes en el tiempo con sorpresas que dejaran atónitos a ambos personajes.

En cuanto al dibujo de Batman/Flash: La chapa destacamos sin duda el increíble trabajo que realiza Jason Favok en los números correspondientes de Batman. Su nivel de detalle y limpieza en el trazo nos hace maravillarnos por el trabajado dibujo. También destaca mucho la utilización de las clásicas viñetas en 3×3 que caracterizaba tanto al estilo de Dave Gibbons en Watchmen (ver imagen abajo). La contraparte de esto es el dibujo de Howard Porter en los números de Flash, que pese a no ser un mal trabajo se queda corto en nivel respecto a su compañero, con un estilo más desigual en los trazos.

Sin duda este cómic hará las delicias de muchos, pero para ello es necesario sin lugar a duda la lectura de Flashpoint y DC: Rebirth. Ambos cómics son la antesala de lo que se nos muestra en esta historia, siendo necesaria su lectura para entender el todo de este gran evento que involucra al universo de Watchmen y que terminará con la llegada de Doomsday Clock a las estanterías de USA en Diciembre.

Batman/Flash: la chapa

Batman/Flash: la chapa
80

NOTA

8/10

    Destaca en:

    • Una historia bien llevada que nos dará unas cuantas sorpresas.
    • El gran dibujo de Jason Favok que nos recuerda en algunos aspectos al estilo de Dave Gibbons en Watchmen.

    Podría mejorar:

    • El cambio de dibujante nos saca un poco del estilo propio que podría haber tenido el comic.

    About Javier González Melgar

    Originario del sector 2814, su misión es llevar el arte del comic a través de todo el Multiverso. Le gusta pasear por la zona negativa, bañarse en los pozos de Lázaro y veranear en Atlantis. Sus mayores hazañas son levantar en Mjolnir y sobrevivir a la orden 66

    También te puede interesar:

    HEROES COMICCON 2017 MADRID: subiendo el caché

    La ComicCon española empieza a parecerse en su formato a los eventos de cómic americanos, para sus cosas buenas...y también para las malas.

    LA LIGA DE LA JUSTICIA: el universo DC no ha dicho su última palabra

    La liga de la Justicia consigue mantenerse a flote por los pelos; a efectos prácticos resulta una cinta entretenida de principio a fin pese a ser terriblemente predecible. Tampoco podemos quitarle la etiqueta de producto genérico, pues su argumento y su desarrollo hacen que se la gane a pulso.

    Deja un comentario