Pagina principal > animación > KOKKOKU: cuando el tiempo es sólo una ilusión

KOKKOKU: cuando el tiempo es sólo una ilusión

De todo el anime que estoy viendo este año, Kokkoku ha sido el que menos esperaba ver; no porque su género no me atrajese (el seinen es mi genero favorito de anime) o porque sea una serie bastante poco conocida, sino más bien porque con las toneladas de series que tengo por ver, jamás imaginé que me daría, en un arrebato inexplicable al ver su sinopsis, por ponerme a ver esta serie.

Kokkoku es una adaptación al anime por parte de Geno Studio del manga del mismo nombre dibujado por Seita Horio, que cuenta con 8 volúmenes recopilatorios y que se publicó entre 2009 y 2014 en el semanal Morning Two, cosechando bastante éxito entre el público adulto.

Una trama interesante para un anime que huye de lo típico

Y es que la premisa de Kokkoku es tan interesante como compleja de explicar a priori: existe un artefacto de origen misterioso que es capaz de detener el tiempo salvo para los pocos que estén en su rango de alcance; este artefacto tiene un “gemelo” que se activa automáticamente al activarse el artefacto principal y que también atrapa a las personas cercanas en un estado en el que el tiempo no pasa para nadie, excepto para los implicados.

Así, Juri Yukawa y su abuelo se ven obligados a activar este artefacto, que lleva años en su familia sin usarse, al ser raptado su pequeño sobrino, Makoto junto con su hermano, un cuasi ikikimori llamado Tsubasa. Sin embargo, lo que parecía un simple “paramos el tiempo, rescatamos a Makoto, reanudamos el tiempo y estamos en casa a tiempo para ver Juego de tronos” se va complicando en una vorágine de acontecimientos y revelaciones a cada cual más inesperada.

Kokkoku distribuye sus 12 capítulos ordenados de manera consecutiva, en los que no existe elipsis temporal, al estilo de 24, la famosa serie protagonizada por Kiefer Sutherland, por lo que al final de la serie apenas han pasado unas pocas horas desde que comenzaron los acontecimientos.

Y aunque no se puede negar que he disfrutado mucho de la trama y sus interesantes teorías, Kokkoku cae en el error del anime medio, y es que su final es abrupto, torpe y deja demasiados cabos sueltos, sobre todo teniendo en cuenta que no parece haber mucha intención de continuarlo en una segunda temporada por parte de Geno Studio, su desarrolladora.

Técnicamente insuficiente

Por desgracia, hoy en día una serie necesita algo más que una historia interesante para triunfar entre la audiencia; pese a su inmersión en la ciencia ficción con todo lo que detener el tiempo implica, y a sus carismáticos monstruosKokkoku no tiene “waifus” ni “husbandos”, tampoco tiene escenas de “oppais” y su malo es terriblemente racional y misteriosamente poco megalómano, por lo que, desgraciadamente, lo tiene complicado para destronar a series como One Piece, en estos sentidos más impactantes.

A nivel técnico Kokkoku también se queda algún que otro escalón por debajo de la media, con un estilo de dibujo completamente genérico y una calidad en la animación insuficiente, sobre todo teniendo en cuenta que no hay demasiadas escenas de acción. Los diseños de personajes son completamente anodinos y sus personalidades puros clichés.

La música tampoco es que destaque más allá de un opening bastante interesante, sí que es cierto que cumple con su cometido a la hora de generar cierta incomodidad y misterio, pero más allá de su función principal, poco hay que destacar en una colección de temas totalmente olvidable.

La historia y la originalidad son el punto fuerte de Kokkoku, un anime que sabe agarrarse a sus puntos fuertes para conseguir mantenernos interesados hasta el último capítulo, siempre y cuando busquemos algo más en un anime que waifus, oppais y fanservice; en cualquier otro caso, alejaos.

Finalmente, Kokkoku resulta ser una serie irregular, que acierta en su historia y en cómo la cuenta (salvo el final) pero que falla en casi todo lo demás. Afortunadamente no es tan larga como para no darle una oportunidad, y es que 12 capítulos de anime no son demasiados como para que no podamos perdonar sus defectos en pro de disfrutar de una historia interesante, madura y que huye de los clásicos reclamos del anime para adolescentes.

Kokkoku

Kokkoku
6

NOTA

6.0 /10

Destaca en:

  • La trama es interesante
  • Un universo muy sólido con normas y leyes bien explicadas
  • No hay fanservice

Podría mejorar:

  • Técnicamente pobre
  • El final

About Adrian

Adrian Arribas es fundador de Generación Friki. Su perfil de desarrollador Front-End le ha permitido crear el diseño de Generación Friki e ir adaptándolo a las nuevas tecnologías con el paso del tiempo (ya vamos por la 4ª versión). También se encarga de redactar artículos para todas las secciones, aunque se centra especialmente en videojuegos, cine y eventos. Fuera de Generación Friki Adrian es desarrollador Front-End, programador Java, Android e IOS.

También te puede interesar:

DARLING IN THE FRANXX: cuando esperas lo mejor, un notable no es suficiente.

Darling in the Franxx resulta un anime destacable y muy recomendable, pues si algo sabe hacer bien Trigger es crear historias y personajes; sin embargo, no es de ninguna forma una serie redonda y tiene muchos problemas que le restan calidad.

ANT-MAN Y LA AVISPA: movidas cuánticas

Ant-Man y la Avispa aprueba el examen si lo que buscas es pasar un par de horas de entretenimiento sin más pretensiones; sin embago, si lo que pretendes es encontrar una cinta que aporte lore o relevancia al arco argumental general del universo Marvel, o que te lance alguna idea o reflexión sobre algo, quizá esta no sea la peli más recomendable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.