Pagina principal > animación > DEVILMAN CRYBABY: resucitando al demonio más clásico

DEVILMAN CRYBABY: resucitando al demonio más clásico

Que Netflix no se corta un pelo a la hora de dar luz verde a la producción series y películas con todo tipo de contenido explícito no lo duda nadie a estas alturas, eso está claro, pero aun sabiendo esto, y a pesar de considerarme todo un fan de las historias “gore” llenas de sangre y violencia (si son animadas mejor), nada podía prepararme para la experiencia que supone ver del tirón los 10 frenéticos e inolvidables capítulos de la nueva obra de Masaaki Yuasa: Devilman Crybaby.

Por supuesto el escepticismo a la hora de aproximarnos a cualquier anime abanderado por Netflix está justificado; las propuestas animadas de la plataforma online no han terminado de funcionar del todo (de “joyitas” como la adaptación de Death Note mejor ni hablamos) pero lo cierto es que en esta ocasión parece que el servicio de streaming ha dado en el clavo y que Devilman Crybaby apunta a convertirse en uno de sus primeros éxitos del año 2018. ¿Merece la pena darle una oportunidad a esta serie llena de demonios, sexo y mucha, muchísima sangre? Vamos a averiguarlo.

Devilman-Crybaby-Generacion-Friki-Texto-2
La amistad entre Akira y Ryo es uno de los pilares de la serie.

La trama nos cuenta la historia de Akira, un joven estudiante japonés algo tímido y bastante llorón que, junto a su enigmático amigo Ryo, descubre la existencia de toda una raza de peligrosos demonios, entidades inmateriales que necesitan tomar en control de un huésped para poder adquirir una forma física y que, como no podía ser de otra forma, parecen decididos a desbancar a la humanidad como raza dominante del planeta, casi nada.

Por supuesto Akira y Ryo no se quedan de brazos cruzados y tras una escaramuza para conseguir pruebas fotográficas que acaba en baño de sangre, el pobre Akira termina siendo poseído por Amon, un demonio tan poderoso como malvado que, por alguna razón desconocida, no consigue doblegar la voluntad del joven, permitiendo a Akira disfrutar de las muchas ventajas de poseer un cuerpo demoníaco pero manteniendo al mismo tiempo su “corazón de humano” intacto, lo que se acaba traduciendo en un giro de 180 grados en la vida de nuestro protagonista que, aprovechando la situación tan particular en la que se encuentra, decida usar sus habilidades para combatir al cada vez mayor número de demonios y salvar así a la raza humana de la extinción.

Devilman-Crybaby-Generacion-Friki-Texto-3
Cuando Akira se transforma en demonio las cosas se le suelen ir un poco de las manos

Si este no es tu primer contacto con el mundo de la animación nipona, no es dificil leer la sinopsis y llevarse una idea equivocada sobre el tipo de anime ante el que nos encontramos. Y es que, si bien puede parecer que Devilman Crybaby no es más que una sucesión de sangrientos y descerebrados combates entre malvados demonios, lo cierto es que la serie consigue ir más allá y ofrecer al espectador algo más que gore y acción desenfrenada, atreviéndose a tratar temas tan complicados como la justicia, la integración social o la naturaleza humana, y resultando en una obra con una carga conceptual muy interesante que se vale del simbolismo y un más que efectivo lenguaje visual para transmitir su mensaje de forma clara y sin pretensión alguna.

No en vano vale la pena recordar que la serie supone un reboot del anime original emitido en los 70 y del que sólo conserva parte del nombre, alejándose de su tono más juvenil y manteniendo una mayor fidelidad al manga, obra de Gō Nagai (padre de Mazinger Z y muchos otros clásicos), publicado en la misma década, y del que altera ciertos elementos muy concretos con el objetivo de adaptar la historia a la época actual, contando en esta ocasión con una fuerte presencia de elementos que van desde lo tecnológico (internet, tabletas, smartphones…) a lo cultural (la serie cuenta con unos cuantos raps que, no hay otra forma de decirlo, son una pasada).

Devilman-Crybaby-Generacion-Friki-Texto-7
Los demonios suelen tener un aspecto totalmente demencial

Ahora bien, si dejamos de lado las comparaciones con la obra original, y nos centramos en la serie en sí, lo primero que nos llama la atención es su particular apartado visual, tan original como imposible de describir, y que cuenta con una animación de indudable calidad que se distancia de forma dramática de todo lo que podemos encontrar en el mercado actual, jugando constantemente con colores, luces y perspectivas y ofreciendo unos valores de producción excelentes que prácticamente justifican por sí solos que tengas que darle una oportunidad a la sangrienta historia de Akira.

Historia que, además, cuenta con un excelente trabajo a la hora de presentar y desarrollar a sus personajes, siendo Akira y Ryo los que, como es obvio, gozan de una mayor profundidad, pero contando también con un elenco de secundarios de lo más variado y atractivo que tampoco se quedan atrás en cuanto a evolucionar o a tener un peso significativo en la trama.

Y cuidadín que, como si de Juego de Tronos se tratase, la serie no tiene problema ninguno con cargarse a personajes importantes de la forma más cruenta e inesperada, avisados estáis…

Devilman-Crybaby-Generacion-Friki-Texto-1
La animación es de todo menos ordinaria.

Además de todo eso y como seguro os podéis imaginar, Devilman Crybaby no es para los de estómago sensible, y la serie contiene una gran cantidad de escenas tan violentas como perturbadoras que no se ven sino potenciadas por la estupenda animación de la obra, que en ocasiones roza lo psicodélico y que, sumado a los pesadillescos diseños de los demonios, coronan un anime que no se corta un pelo a la hora de mostrar todo tipo de barbaridades y burradas en pantalla, contando además con una carga erótica considerable que, si bien se utiliza como un recurso más al servicio de la trama, también peca de servir como evidente reclamo a la hora de llegar a un público más amplio. Que queréis que os diga, el sexo vende.

De esta manera, Devilman Crybaby se perfila como una serie cargada de personalidad que, con su excelente animación y la falta de censura por bandera, es capaz de ofrecer una historia entretenida y llena de acción, pero al mismo tiempo repleta de simbolismo y pequeños detalles que la alejan de lo anodino y convierten sus 10 capítulos en una montaña rusa emocional difícil de olvidar que hará las delicias de aquellos que busquéis una trama breve pero intensa, siempre que no es eche para atrás su exagerada cantidad de violencia, claro.

Devilman Crybaby

Devilman Crybaby
8

NOTA

8.0 /10

Destaca en:

  • La historia cuenta con un ritmo excelente y resulta interesante hasta el final
  • Los personajes están bien construidos y presentan un desarrollo creíble
  • La falta de censura en todos los aspectos de la serie.
  • La animación se encuentra a un gran nivel y aporta mucha personalidad a la obra.

Podría mejorar:

  • Momentos puntuales de la trama que resultan algo confusos
  • Algunas escenas “subidas de tono” que resultan algo innecesarias
  • Que no te guste el gore

About Mr. Thanos

Mr. Thanos nació con un sable láser en una mano y el guantelete del infinito en la otra, adora el cine, los libros, comics , videojuegos, mangas y animes, si son gore mejor. Es recomendable no darle de comer a partir de las 12

También te puede interesar:

KEKKAI SENSEN: Bienvenidos a Herusallem’s Lot, ciudad de locos y demonios

Los que tengáis algo de experiencia con el maravilloso mundo de la animación japonesa sin …

LUCIFER: como Castle pero con ángeles, demonios y sexo

Después de las dosis convenientes de acción, crimen, humor y amoríos, la serie Lucifer quiera ahondar en la naturaleza del ser humano...y de seres no tan humanos, como pueden ser demonios, ángeles, algunos dioses sacados de la manga y algún que otro personaje bíblico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.