Pagina principal > animación > AA! MEGAMI-SAMA: no todo el mundo tiene una Diosa viviendo en casa

AA! MEGAMI-SAMA: no todo el mundo tiene una Diosa viviendo en casa

oh-my-goddess-aa-megami-sama-anime-PORTADAY depende de en qué idioma lo digáis, lo conoceréis como “¡Oh, mi Diosa!” o “Ah, my Goddness!” pero en los tres casos hablamos del anime del 2006, adaptación tardía del manga del mismo nombre publicado en los 80 y que terminó hace nada y que constituye el mayor éxito de su escritor, Kosuke Fujishima.

Lo cierto es que, a pesar de que le tengo mucho cariño a este seinen, me decidí a analizarlo para dejar claro que, como anime, tampoco va a revolucionar nuestro mundo. Es agradable de visualizar, tiene valores para aprender de él (como con tantos otros)pero su poca complejidad argumental y su aire de “aquí no pasa nada” le hacen flaquear ante otros animes de temática similar.

Para aquellos que no conozcan la historia, debéis saber que Keiichi Morisato, prototipo de japonés de historia ilustrada, no demasiado inteligente, ni atractivo, ni rico, ni exitoso entre las mujeres, marca por “error” el número que conecta con el Cielo, y más concretamente con la Agencia de Ayuda de Diosas, encargadas de mantener el equilibrio en la Tierra, solucionando los problemas de aquella buena gente que es demasiado desgraciada en su vida diaria. Keiichi es el clásico chico de universidad  bienintencionado, fuerte ante la adversidad, amable para apoyar a los demás y que provoca con ello que fortuna e infortunio hayan entrado en un claro desequilibrio. El sujeto perfecto para que Yggdrasil, el sistema informático del Cielo, le haya escogido…para hacerle feliz.

oh-my-goddess-aa-megami-sama-anime-Texto-1
Keiichi se siente muy acomplejado por su baja estatura y aspecto físico.
Belldandy no encuentra ningún fallo.

Así, la diosa de primera categoría Belldandy se le aparece para concederle un deseo (¿os suena de algo? por supuesto, “Video Girl Ai” de Katsura) y a Keiichi no se le ocurre otra cosa que desear que Belldandy permanezca con él para siempre.

Y el caso es que, como un contrato es un contrato (os encantará la parte de la Fuerza Definitiva que actúa sobre ellos), y más si lo has firmado en Japón, Belldandy pasa a ser una mezcla entre novia, amiga, compañera de piso y chacha de Keiichi, con todo el jaleo que eso puede suponer.

Esta es la historia de un hombre que aceptó el amor de una diosa

Lo interesante de este anime es la relación que sostienen ambos. Es cierto que los caracteres de ambos se complementan (y que es difícil llevarse mal con una Diosa a la que todo le parece bien y más ingenua que la Tonta del Bote) pero aún así, deben aprender a convivir juntos y teniendo en cuenta el carácter de los hombres japoneses es indudable que Keiichi realizaba siempre un gran esfuerzo para ello, dada la ternura de Belldandy y su inocencia, la cual le lleva a hacerle siempre preguntas comprometidas.

Así, la evolución a lo largo de la serie de la relación entre ambos es palpable, y se va haciendo más y más fuerte a medida que los sentimientos de ambos se van mostrando. No son la clásica pareja a la que le cuesta decir lo que le pasa, sino una relación que acaba derivando en una confianza extrema gracias a los diálogos constantes.

oh-my-goddess-aa-megami-sama-anime-Texto-2
Pese a estas escenas, es un anime completamente blanco.

No quiero decir con ello que “Aa! Megami-sama” sea un anime sólo de diálogos. Las hermanas de Belldandy, Urd y Skuld (en portada), llegan a la Tierra y sus constantes enfrentamientos provocan muchos capítulos moviditos (en ese sentido me recuerda a “Love Hina“, una casa llena de mujeres, algunas detrás de él y otras empeñadas en hacerle la vida imposible), y hay personajes secundarios que intentarán meterse en medio de la relación, aparte de demonios como Marller que tratan de acabar con su relación para que Belldandy desee volver al Cielo, pero siempre hay una sensación de que, hasta los problemas más serios, encierran mucha armonía, por lo que, quitando que hay personajes que van apareciendo a medida que avanza la serie, cada capítulo es casi autoconclusivo, ahondando en que la relación entre Belldandy y Keiichi funciona porque entre ellos hay una confianza extrema y que, si son sinceros el uno con el otro, todo puede salir adelante. Como dato que se nos suele olvidar, también a esto ayuda el hecho de que las Diosas no pueden mentir y que, por lo menos Belldandy, tiene una forma bastante peculiar de leer el pensamiento.

La parte que empieza a flojear parte de la aparición de la hermana menor de Belldandy, Skuld , básicamente porque es una petarda que no hace más que actuar como una niña pequeña. Está claro que no todas las diosas molan y que no a todos nos gustan las adultas que se comportan como niñas. También es cierto que es uno de esos personajes que se ponen en las series para putear a los protagonistas y, en el caso de los amores que no se atreven a rebelarse, para entorpecerlos, evitando que se declaren, que se queden a solas, etc. De cualquier forma, este personaje también evoluciona y sus apariciones en la segunda temporada son mejores. Bueno, en general la segunda temporada es mejor, más divertida y variada.

oh-my-goddess-aa-megami-sama-anime-Texto-3
Las escenas más bellas son las de invocación de magia. Aquí, Belldandy invoca a su ángel guardián: Holly Bell

Encontraréis en “Aa! Megami-sama” un seinen denominado como tal por el tipo de público al que va dirigido. No es el clásico que estamos habituados a ver por el componente mágico siempre presente (y uno de los atractivos de la serie). Siempre hay enemigos y fuerzas sobrenaturales dispuestas a crear infortunio y caos en la Tierra y ellos deben batallar para evitarlo. Disfrutaréis con la forma en que Belldandy invoca su magia, usando el viento como materia prima, en una integración de los elementos de la naturaleza, los animales, y su propia voluntad, haciendo que esa armonía de la que os hablaba antes sea más palpable que nunca. Dos temporadas de 26 y 24 capítulos respectivamente para visionar cuando os apetezca un anime de amistad, drama y romance.

Aa! Megami-sama

Aa! Megami-sama
65

NOTA

7/10

    Destaca en:

    • Su equilibrio en todos los aspectos
    • Belleza visual

    Podría mejorar:

    • Aunque no es lento, sí que hay poca acción
    • Personajes desaprovechados

    About Susana "Damarela" Rossignoli

    Susana Damarela es fundadora de Generación Friki. Gran apasionada de la lectura y el cine, puede leer un libro cada día de la semana sin despeinarse. También le encanta el deporte, el rock, las juergas y el kalimotxo. Sus juegos favoritos son el Tetris y el Starcraft II

    También te puede interesar:

    KEIJO!!!!!!!!: cuando mezclar echhi con shonen funciona

    Keijo!!!!!!!! es un anime que usa el ecchi como medio, no como fin, resultando una obra divertida pero que se toma en serio a sí misma.

    AMERICAN GODS: una guerra de dioses cargada de misterio

    American Gods es una obra que habla de las creencias, del poder que le otorgamos a las mismas y que nos presenta a los dioses de forma poco convencional, como entidades que dependen de la humanidad y su fe y que deben adaptarse y evolucionar para aprender a vivir en un nuevo mundo aparentemente ateo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *